La solución del cónclave

http://www.youtube.com/watch?v=KMUQ1kIsSYA

El Siglo de las Luces puso convenientemente el foco de su crítica en los lugares más tenebrosos del periodo anterior del que buscaba diferenciarse a la vez que dejaba en penumbra premeditadamente sus aspectos más coloristas y luminosos que le pudieran hacer sombra a su ramplona pretendida ilustración de una historia en continuo ascenso por la escalera piramidal del Progreso, de la cual, se presentaba pretenciosamente como cúspide.

Uno de los más bellos claros perdidos entre el follaje interesadamente sembrado de tergiversaciones por la historiografía moderna que de modo despectivo denominó al periodo Edad Media, lo constituyo el alumbramiento por parte de la sabiduría popular del singular procedimiento conocido como “Cónclave” a finales del siglo X en tierras de la Toscana al objeto de apremiar en las asambleas de los Municipios a los Principales responsables en la toma de decisiones que afectaban sobre todo a los más humildes de la comunidad. La iniciativa buscaba de una parte que las reuniones no se dilataran en exceso en debates estériles, discursos reiterantes y recesos continuos y de otra, la libertad de los intervinientes impermeables a la influencia y presiones externas de terceros interesados en los asuntos allí tratados.

La Idea, pronto fue adoptada por la sabia Iglesia Católica animada sobre todo por el hospitalario Pueblo Romano anfitrión titular harto como estaba de tener que costear el alojamiento, cuidado y manutención del grueso cuerpo Cardenalicio y el no menor séquito que entusiasta lo acompañaba cada vez que era necesaria su presencia para la elección Papal, demorándose como se demoraban en el calendario sus deliberaciones que llegaron en ocasiones a durar años, consecuencia por otra parte del todo comprensible, viviendo como vivian sus purpuradas Eminencias agasajados de fiesta en fiesta entre castillos y palacios tratados a papo de rey, circunstancia terrenal que también explicaría el tino con el que escogían para el Trono de San Pedro candidatos de salud frágil o edad demasiado avanzada que les garantizase volver en breve a experimentar lo más parecido al Paraíso perdido entre las páginas del “Génesis” que la Fe sola no parecía poder alcanzar.

El Cónclave, como su propio nombre indica del original latín “cum clavis” literalmente “con llave” consistía en encerrar bajo llave a los miembros de una reunión hasta que alcanzasen algún acuerdo o decisión. Las condiciones de su enclaustramiento temporal, según fuera transcurriendo el tiempo y se fuera agotando la paciencia de quienes ansiosos aguardasen el fruto de sus deliberaciones, iba en progresivo endurecimiento, restringiéndose bebida, alimentos, limpieza de los aposentos con el fin de aumentar su incomodidad y acelerar el proceso. Como se puede apreciar, las gentes medievales eran más prácticas de lo que nos pretenden hacer creer en la escuela siempre recordándonos sus discusiones teológico-bizantinas acerca del sexo de los Ángeles o en torno a la terrible cuestión de si la rosa era rosa porque era rosa o se le decía rosa porque se llamaba rosa.

Así pues, lo propuesto por La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde de encerrar a los líderes europeos en una habitación, llevarse la llave dejándolos allí hasta que acordaran un exhaustivo y completo plan para reformar Europa y ofrecer soluciones adecuadas a la crisis… no parece aportar innovación alguna un milenio después. Es más, tal y como se ven por el Telediario lo surtidos que están los centros de mesa de estos Príncipes de la Democracia, seguro estoy que en vez de un avance al respecto nos hallaríamos ante un palmario retroceso que podría requerir un aumento considerable del IVA para sufragar los gastos derivados de la puesta en práctica de su propuesta.

Al amparo de este mio temor, es que me atrevo a sugerir desplazar la idea del cónclave a favor de la idea de un Banquete. Pero no de un Banquete Dionisiaco o Socrático. Estoy pensando más en algo que imite al ofrecido por Ulises a sus amigos poco después de llegar casa tras su larga travesía.

11 comentarios en «La solución del cónclave»

  1. Totalmente de acuerdo en lo que dices de la Edad media. La historiografía moderna nos ha dado una visión parcial y llena de prejuicios de la misma.Los constructores de las catedrales góticas nada tenían de ignorantes.
    Y si me permites una pequeña corrección: donde dices «cum clavis» sería más correcto decir «cum clave», dado que la preposición cum rige ablativo.

  2. Es verdad, me he dejado arrastrar por el Nominativo de donde procede la expresión. Allá va un complemento extraido de Castellano.org «Las primeras cerraduras que se usaron en Roma eran extremadamente simples: consistían en dos argollas, una en cada hoja de la puerta, en medio de las cuales se pasaba un clavo (clavus, clavi). Este sistema facilitaba en tal grado el trabajo de los ladrones que, para evitarlo, los artesanos fueron ideando sistemas cada vez más complejos en los cuales se confería al clavo una forma específica para cada puerta, de forma que sólo el dueño de casa o quien tuviera aquel clavo podía abrir y cerrar. Con esta novedad, el nombre del clavo cambió ligeramente para llamarse clavis ‘llave’, ‘clave’»

  3. Las catedrales goticas poseen una arquitectura unica ,posiblemente exotica ya en estos tiempos , el impresionismo gotico es una manifestacion del misticismo arquitectonico ,las catedrales goticas poseen una esencia no solo en la arquitectura sino en la exclusividad de la geometria que los arquitectos usaron ,no eran simplemente arquitectos ,eran maestres que conocian a la perfeccion codigos los cuales reflejaron cuando manifestaron el gotico , me parece bien que se conserven todas esas catedrales ,el arte y el impresionismo que posee el gotico como arquitectura que si le comparasemos con el arte romano o la arquitectura pues son obras de un incalculable valor no solo por lo artistico sino como expresion del arte o conocimiento .

  4. Amigo Cantábrico, en la obra de Fulcanelli «El misterio de las catedrales» hallarás claves del asunto.

  5. Buenas tardes estimado Nicola , creame que no he leido sobre Fulcanelli ,pero tratare de encontrar sus escritos , creo sin embargo que tanto las catedrales goticas poseen mas que un legado ,digamos un sello en su arquitectura y en el arte gotico , pero ? y que me dice usted de los templarios ? .

  6. ¡Por supuesto! Saint Germain, Cagliostro, Casanova y compañía hicieron mucho por el avance secreto de la Ciencia Real. La mayoría democrática del conocimiento les tiene por impostores, falsarios, estafadores y conviene que siga siendo así. Respecto a los Templarios les he dedicado también años de estudio; cuanto más sé, menos sé. Pero estoy convencido de que llegaron a América bastante antes que Colón y más cosas que me callo. Creo que si caminas por el Juego de la Oca y te decides andar sobre el Ajedrez no te hará falta subir por la escalera para hallar la luz sobre estos asuntos.

  7. Aun hay quienes debaten acerca de la nobleza de Colon e incluso agregan a su personalidad mentiras de la incertidumbre , se sabe que murio en la extrema pobreza despues de haber regalado toda su fortuna .Los templarios fueron maestres caballeros en su epoca , un saludo .

  8. ? Cree usted en la existencia de los angeles estimado Nicola ? , como entidades existentes ,me refiero .

  9. No creo. Sé que existen. Pero hoy el nombre mueve a risa al ignorante que en cambio no tiene empacho en hablar de energía, fuerza debil, entrelazamiento…

  10. Puede que existan fuerzas que muevan al mundo en si , al universo ,fuerzas espirituales ,quizas . La energia como concepto de emanacion puede que posea su propia dualidad , me refiero a la energia cosmica , la luz del dia o la misma representacion de la oscuridad representado en la noche ,dos sintesis completamente distintas una de otra pero sin embargo son energias expresamente representadas , un saludo .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *