También esto es maltrato animal

El censo de perros en Euskadi es de 300.000, unos 5 millones en España. En numerosos hogares son parte de la familia. Muchas personas proyectan sobre ellos el amor y la ternura que no hallan en sus semejantes humanos. Los canes mitigan la soledad y el fracaso vital, ayudan y acompañan generosamente. En el otro extremo, existe la cinofobia, el terror a los perros; y a diario no son pocos los ciudadanos que los maldicen por la suciedad excremental y sus ladridos extemporáneos. Raras veces, atacan a niños y adultos. Con estos vínculos lo normal es que se cuenten bonitas historias de cánidos; la última, Sabuesos, subproducto de TVE, muy lejos de Rex, excelente serie austriaca de policías, y a distancia sideral de Lassie y Rin Tin Tin, míticos animales de las viejas epopeyas infantiles. Belén Esteban, en su desvergonzada ignorancia, llama Rin Tin Tin al retintín, “tonillo y modo de hablar, por lo común para zaherir a alguien”.

¿Cuándo y quién decidió que Max, el jack russel protagonista de Sabuesos, hablase y perdiera su condición de chucho excepcional sin dejar de ser un perrito? Al hacerlo la serie cambió de género, pasando de comedia familiar a boba fantasía de Walt Disney, tan mal concebida y esperpéntica que merece multa del ayuntamiento por maltrato animal. El relato carece de ingenio y sustancia, a partir de las penalidades de un detective privado, antes segurata, desahuciado, obsesivo compulsivo y enamorado de su cuñada. Nada tan grotesco como este perro hablador y poco mordedor al que, además, han puesto acento macarra. ¡Qué falta de respeto al antropomorfismo, omnipresente en nuestra tradición cultural!

Rodar con animales -y niños- es lo más complicado del mundo. Sabiendo esto, ¿cómo se atreven a trabajar con un chucho faldero sin habilidades? Empezaron mal haciéndonos creer que Max es nieto de Pancho, el que anunciaba la Lotería, una mentira de marketing y de esas cosas imposibles de acreditar. Si la mitad de las pinturas de las grandes galerías clásicas son falsas, imagínense la historia de los perros.

5 comentarios sobre “También esto es maltrato animal”

  1. Lo cierto que es una bobada de serie. Han querido emular a la serie añemana del perro Rex. Y no tiene nada que ver., ni en produccuion y realizacion y por supuesto el guin. Una solemne tonteria.
    Muy bueno su articulo.

  2. Hombre, solo faltaba que los perritos que matan niños, amcianos o a adultos de mediana edad lo hicieran diariamente, y no “raramente”.

    Lo que sí es raro es pasar dos semanas sin leer en prensa cómo un lindo perrito ha dejado la cara de un niño en Mungia como un cromo, ha matado a un señor en Navarra, ha atacado a una señora con sus nietos en una calle de Zalla o se ha comido a su dueña en Holanda, por poner ejemplos de los que me he enterado sin buscarlos, simplemente ojeando.

    Hasta los cojones de los chuchos de mierda que le ha dado a la chusma por tener en su piso de mierda y hasta los cojones de los alcaldes prevaricadores.

  3. Torra se suma al delirio y se pone a las órdenes de la vicepresidenta Calvo, la cosa más tonta del panorama político hispano -que ya es decir- y se pone s ofrecer puertos catalanes para la mafia del Aquarius.

    Urkullu, Sánchez, Torra, Gara, Colau…

    Hubo im tiempo en que a los refugiados económicos la Izquierda los llamaba ESQUIROLES.

    Spain is different.

    1. Pero lo màs decepcionante ha sido lo de Puigdemont en el Tuíter, capturando la web del mismísimo Bundeskanzler, del ÖVP, llamàndole „de derecha extrema” y usándolo para igualar a Basti Kurz con el tontodelculo joseantoniano Rivera por usar el mismo lema “Ordnung und Sicherheit”.

      Pero no sabe Puigdemont que no ya el centrista que fuera Aussenminister en la coalición con el canciller del partido socialista, sino el Vicekanzler HC Strache, precisamente quien verdaderamente lleva la etiqueta de “derecha extrema” (y no Kurz), fue el único político relevante qu denunció, precisamente en el Tuíter, el apaleamiento de los sufraguistas catalanes aquel primero de octubre?

      No piensa dos veces o no tiene asesores Puigdemont? Pero qué está pasando?

  4. Jejee, ya está el puto Pene Uve mostrando la patita peluda en Pamplona…

    En Vascongadas hace tiempo que la conocemos bien. En Alta Navarra, como le hacía el trabajo la U Peene, no la enseñaba. Ahora que ya está tocando pelo allí también se pone codo con codo con los de siempre y a du estilo, apaleando junto a los maderos.

    Pero hombre, si la Balos de los cojones fue la tiparraca que precondenó a los alsasuarras hoy encarcelados acudiendo con flores al hospital para lis guardias-civiles de la pelea de bar…; qué podemos esperar de “Geroa Bai”?

    Geroa Bai, Madril Ere Bai.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *