Ana Rosa, tu gozo en un pozo

Otra vez. La televisión (siempre la privada) ha vuelto a sus excesos y a demostrar a los creyentes de la sociedad ética que no hay remedio para la telebasura. Los 13 días de la búsqueda del niño andaluz, de nombre vasco, Julen, han sido de zozobra y dramatismo, pero también de arcada y desbordamiento bajo la excusa del interés informativo. Ana Rosa ha reinado en la ciénaga obteniendo para Telecinco el premio de la audiencia.

En la noche delviernes apartó de un codazo a Carlos Sobera para retransmitir, con sintonía fúnebre, lo que presumía iba a ser el hallazgo del cadáver, pues los rescatistas estaban a centímetros del pequeño. Falló por dos horas, porque el fatal hallazgo se produjo hacia la 1:30 y se quedó sin su orgasmo morboso. Nunca mejor dicho, su gozo en un pozo. Ella y sus casi cuatro millones de espectadores sufrieron la misma frustración y se fueron a la cama sin su muerto, maldita sea.

Duchados y desayunados, Sonsoles Onega tomó el relevo el sábado, mientras Matías Prats, de riguroso luto, hizo lo propio en Antena 3. Ay, la cadena de Berlusconi tiene ahora más pericia para la mierda que su competidor, a pesar de que lo inventó en la cadena naranja Nieves Herrero, en 1993, con las niñas de Alcacer. No, informar no es sobrecargar, no es meterse en la entraña del dolor para transformarlo en espectáculo, no es oportunismo emocional ni circo para la plebe. ¿Y qué demonios hacía en esta feria Juan José Cortés, el padre de la niña asesinada en Huelva, que jaleaba el apoyo del PP a Julen y su familia en la reciente convención política de los conservadores? ¿De predicador o de campaña?

Ya tienen carroña para una semana de españolísima tragedia. Están los héroes, los mineros, los bomberos, el despliegue, la compasión… Sí, el lado bueno de toda historia brutal. Pronto será olvidado. Hasta la próxima.

2 comentarios sobre “Ana Rosa, tu gozo en un pozo”

  1. Ana Rosa Quintana hizo muy bien su trabajo era lo que quería el 90% de los televidentes , Juan José Cortés demasiado protagonismo .

    1. Hizo bien su trabajo, efectivamente, dándole a la gente la mierda que pedía. ¡Enhorabuena! Ana Rosa es la proveedora de mierda más importante de España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *