CRÓNICAS DEL CORONAVIRUS (33.-Residencias)

Según los datos actualizados al día de la fecha, en Europa ha habido 119.917 fallecimientos debidos al COVID -19 , y la mitad de las muertes ha ocurrido en residencias de ancianos según Hans Kluge, director regional de la oficina de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Así que puede parecer que este coronavirus estaba diseñado para limpiar el Sistema de gentes improductivas pero que suponen un gran gasto, un poco como en su momento el VIH pareció servir para limpiar la Sociedad de homosexuales y drogadictos.

Pero sin incurrir en hipótesis siniestras más propias de El Caso, los datos son escalofriantes y la pregunta es insoslayable: ¿Por que tantas muertes en las residencias de ancianos?

Pues bien, a pesar de la poca información que hay al respecto, se va sabiendo que son cerca de medio millón los residentes en esas instituciones y que las tales son mayormente privadas, o mejor, privatizadas tal y como cantan los números de , por ejemplo ,Madrid y Cataluña. Asimismo se va conociendo que , sobre todo en estos últimos casos, se ha ido recortando la plantilla, reduciendo la calidad de la comida, ahorrando en limpieza y en mantenimiento del edificio, así como disminuyendo la atención sanitaria y los suministros de protección e higiene.

Esta degradación ha tenido mucho que ver , al parecer, con la política de austeridad pública que se implantó a raíz de la crisis de 2008 y que ha sido aprovechada por numerosas empresas ajenas a estos servicios para diversificar su negocio acogiéndose a las privatizaciones: es el caso, según las informaciones proporcionadas por las mismas entidades, de ACS (Actividades de Construcción y Servicios), presidida por el también presidente el Real Madrid, Florentino Pérez; o del Grupo Murias – que por cierto está implicado en uno de los proyectos inmobiliarios más especulativos de Bilbao.

Por si lo anterior fuera poco, en muchos casos se ha podido comprobar que estos geriátricos han ido recibiendo cuantiosas subvenciones públicas, mayormente gestionadas por ex-cargos políticos que , además, se incorporaban al negocio como directivos percibiendo altísimos ingresos.

De modo y manera que ante la crisis suscitada por la extensión de la pandemia del COVID-19, estas instituciones, mayormente reconvertidas en nichos silentes de negocio, han sido incapaces de reaccionar con la eficacia que se merecían sus residentes, y de proporcionar la calidad, los recursos y los sistemas de atención necesarios para defender su dignidad como personas.

Es de suponer que alguien tendría que hacer algo al respecto…

10 comentarios en «CRÓNICAS DEL CORONAVIRUS (33.-Residencias)»

  1. En esta ocasión no comparto su diagnóstico don Vicente. Que buena parte de las personas fallecidas han sido «clientes» de residencias es cierto, es simplemente un dato, no una interpretación. Por razones profesionales y de familiaridad conozco lo que pasa en Guipúzcoa. Incluso, muy de cerca la del Seminario de San Sebastián gestionada por el obispado en donde hay familiares. El problema ha sido otro. Simplemente que la red pública sanitaria se ha «olvidado» de ellos. En todo caso las administraciones públicas serían tan culpables o más puesto que casi todas las residencias tienen convenios establecidos con ese tipo de centros y es su obligación controlar la calidad del servicio.

  2. Antes tambien, pero quien llega a la jubilacion y no toma ninguna pastilla?o no tiene ninguna enfermedad cronica? pues yo creo que nadie.
    Pero el coronavirus se ceba con estas personas? pues si supongo que con estas personas de edad por que sus defensas son menores.
    Pero esto no ocurre solo con el coronavirus, tambien con la gripe comun y nadie se rasga las vestiduras-
    Los que tenemos algun año y por consiguiente tomamos alguna que otra pastilla 4 o 5, pues andamos locos por no coger nada, nada de nada, pues cojamos lo que cojamos los periodos de recuperacion se multiplican geometricamente o no?

  3. La labor de estas residencias es asistencial, no sanitaria. Caso de necesitar los ancianos residentes algún tipo de ayuda sanitaria los responsables de estas residencias deberían llevarlos a los hospitales para su adecuada atención. Entonces, ¿por qué están muriendo, sin atención de ningún tipo, en esas residencias? ¿no deberían ser trasladados a donde puedan ser sanados? Estoy de acuerdo contigo, Vicente, como negocios privados que son en gran parte -tengan o no convenios con la sanidad pública- es el afán de lucro económico lo que ha causado este mal, si bien es cierto que no en todas las residencias ha sucedido lo mismo, sin generalizar.

    1. En efecto, Javier, habría que matizar, pero los porcentajes resultan excesivos. Gracias por el comentario. Por cierto, ¿ hay algo estudiado sobre la historia de estos lugares asistenciales, sobre su origen, su promoción, su arquitectura…?

      1. Pues no lo sé, creo que no hay ningún estudio hecho como tipología edificatoria, aunque quizás sí lo haya sobre alguna de las instalaciones más antiguas, pero la cuestión es que esta clase de equipamientos es muy reciente en el tiempo. La mayoría aparecieron a partir de los años 70-80. Con anterioridad, los ancianos que podían permitírselo acudían a pisos acondicionados en edificios urbanos. Lo miraré en todo caso.

          1. Ah! ya, entiendo, pero esas «casas de misericordia» no eran sólo para ancianos, ¿no?, al menos la de Bilbao también tenía niños huérfanos, pobres de solemnidad (pero con algún conocido influyente)… Era una «misericordia» expandida, no específicamente centrada en las personas de edad avanzada.

          2. Sí, creo que surgieron con esas funciones , pero luego ( ¿desde cuándo?) se centraron en el asilo de ancianos que es lo que según parece ha prevalecido. Gracias por el comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *