ECONO (¿mías?)

El siempre lúcido Joaquín Estefanía Moreira iniciaba una de sus columnas dominicales recientes haciéndose eco de cómo «el oficio de economista se extravió porque sus componentes, como grupo, confundieron la belleza vestida con unas matemáticas de aspecto impresionante, con la verdad».

Estefanía es un periodista e historiador de la economía de largo recorrido, del que se conocen sus libros –La larga marcha: medio siglo de política (económica) entre la historia y la memoria, ya un clásico- y también su periodo como director de «El País» en otros tiempos no necesariamente mejores. Pero también fue, a finales de los setenta del siglo pasado,el factotum editorial de la revista de ciencias sociales «EL CÁRABO» en la que quien esto suscribe participó junto con gentes de lo más variopintas como el actual columnista de ABC y ex-trotskista Jon Juaristi o el proactivo adalid de la tertulia de Federico Jiménez Losantos y post-maoísta, Gabriel Albiac.

Estefanía no se encaminó hacia estos predios de la derecha más o menos civilizada , sino que siempre se ha mantenido en una posición crítica, desde su atalaya de una socialdemocracia general básica. Y quizá por ello sus reflexiones siempre son novedosas en la medida en que apuntan a una nueva vuelta de tuerca, como en el caso que le ocupa en la mentada columna.

Porque si ha habido algo que haya desconcertado más al personal, y no ya sólo al ilustrado, en los últimos años ha sido la comprobación de que los altos representantes de esta profesión dorada y adorada , a pesar de sus muchas y fisnas teorizaciones, de sus elocuentes planes a corto y largo plazo, de sus exquisitas disquisiciones entre lo microeconómico y lo macroeconómico, no hubieran sido capaces de atisbar en el horizonte la crisis financiera del 2008, como en un dechado de humor anglosajón lo proclamaba el famoso video de The last Laugh.

Y, lo peor de lo peor, que su incapacidad se hubiera debido a haber sido seducidos por sí mismos , sucumbiendo al paradigma tecnocrático de lo científico como lo cuantificable matemáticamente, ignorando todas las prevenciones de Max Weber y suponiendo al cabo que los seres humanos – y su economía – se podían regir por leyes inalterables como los cometas o los electrones ( y de esto último ahora también habría mucho que hablar.

Es de esperar que las palabras de Joaquín Estefanía Moreira detengan por un momento la marea de torpeza de todos esos programadores económicos guays, que confunden sus deseos con la realidad…

(c)IBILTARIA by V. Huici

6 comentarios en «ECONO (¿mías?)»

  1. La Economía no es una ciencia: es una herramienta política. (Hasta hace no mucho tiempo, su nombre oficial era «Economía Política». Otra curiosidad: no existe «Premio Nobel de Economía», y sí «Premio de Ciencias Económicas del Banco de Suecia en Memoria de Alfred Nobel» que se entrega junto con los otros)

    Es una herramienta política que se vale, para sus milongas, de un potentísimo cuerpo matemático-estadístico. (Una gitana echadora de cartas también podría valerse de las matemáticas y de la estadística para confeccionar listas de resultados por días, por nombre de cliente, por climatología registrada en cada consulta, por la tela que les ha sacado, por el orden en que salen las cartas, por correlaciones entre color de pelo de los primos y el tipo de calzado… etc, Es decir, que podría aturdirnos con cifras, fórmulas, diagramas, y algoritmos… pero seguiría siendo un camelo)

    Así como no existe un «Método Neoliberal para Calcular los Esfuerzos cortantes en una Viga» (o un Método Comunista, o uno Socialdemócrata) porque el sustrato de las disciplinas científicas son las Leyes de la Naturaleza -ecuménicas y eternas- Leyes que no admiten interpretaciones ni son caprichosas, sí que existen distintas posibilidades para gestionar los recursos de la Naturaleza. Y depende de quien los gestione, el resultado será uno u otro.

    Y en cuanto a predecir la hostia del 2008, indicar que son muchas las voces -entre ellas, la mía- que dicen que no había nada que predecir, toda vez que fue minuciosamente preparada por Bernake, Bernanke, Henry Merritt Paulson Jr. Timothy Geithner, y los principales bancos de inversión de USA, Alemania e Inglaterra, para que tuviera lugar lo que ahora está ocurriendo: una transferencia gigantesca de dinero de «abajo» a «arriba».

    Y esto ocurre de vez en cuando.

    Y mientras tanto, Socialdemocracia, Progresía y Tiraflores (terna de la que uno de cuyos miembros ilustres es el propio Estefanía) tomando Colacao, y porfiando con respecto a si las cebras son negras con rayas blancas, o blancas con rayas negras.
    Y así llevan desde 1914

  2. Mira estoy haciendo unas gestiones con un bancario. me dice que está hast la bandera de currelo, o sea está sobrepasado. y creo que eso es generalizado. Los trabajadores los asalariados están sobrepasados de trabajo, incluso fuera de la jornada laboral tienen que atender al teléfono, y esta situación es del todo irregular tanto desde la legislación laboral cono DE LA SALUD LABORAL la gente sufre un enorme estrés. Bien, evitando esta situación cronificada se necesitaría contratar a un 10% de la gente activa con lo que el Paro desaparecería y el problema de insuficiencia de cotizaciones para las pensiones también.
    NO PARO SI PENSIONES NO DEFICIT FISCAL NO CRISIS

  3. Me han encantado tanto la columna como los comentarios que he leído hasta ahora sobre ella. Los únicos economistas listos que conozco o son unos cínicos (asquerosos) o están completamente de vuelta de lo que les enseñaron en la universidad, buscando algo a lo que agarrarse. Los libros del autor que citas -Estefanía- seguramente sean algo sobre lo que se puede avanzar.

  4. Honako hau gehitu nahi nuke hemen, eta eskerrak eman zure koronabirus-kronikengatik eta azkenaldian ohikoa bihurtu zaigun estekak lotzea estilo berriaz baliatuz, hona nire bi gehi beste bi (bider) hauek:
    Joaquí Estefaníaren, 2017ko «Aitona, baina nola utzi duzue hau gerta dadin? Trump aroa, alegia,
    https://www.planetadelibros.com/libro-abuelo-como-habeis-consentido-esto/243643
    eta gazteagoak ere atzetik datozenez Amaia Nausiaren, telelanaz eta telehezkuntzaz (horretaz luze eta zabal aritu izan zara beti argi eginez)
    https://www.berria.eus/paperekoa/1890/025/001/2020-05-07/telelanaren-iruzurretik-telehezkuntzaren-iruzurrera.htm
    eta azkenak baina ez garrantzi gutiagokoak, berriz ere,
    Angel Toñak, Joseba Zalakainek, Lucía Martínez Virtok Covid-aren ondorengo ongizateaz erabakiak hartzeko egiten dituzten gogoetak
    http://www.euskonews.eus/zbk/749/covid-19aren-ondorengo-ongizatea-erabakiak-hartzeko-gogoetak/ar-0749001001E/
    http://www.euskonews.eus/zbk/749/bienestar-post-covid-19-reflexiones-para-la-toma-de-decisiones/ar-0749001001C

    Mila esker, lagun izan zaitugu… pasilloko ibilaldietan!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *