Urchueguía o darse contra una pared

Renuevo públicamente mi admiración por los compañeros de Grupo Noticias que se están currando a pie de obra y a pulmón el serial sobre la Delegada del Gobierno López en Chile y Perú. Respiré aliviado al escuchar ayer a Xabier Lapitz con el tono alto habitual, y también me confortó la tranquilidad y el buen ánimo de Guillermo Nagore en la charla que mantuvimos con él en Gabon de Onda Vasca apenas un par de horas después de la alucinógena comparecencia en el Parlamento vasco. Me preocupaba el estado de ambos -igual que el de Ana Úrsula Soto, Arantza Zugasti y los demás- porque yo, que vivo esto desde boxes, donde no hay ni una cuarta parte de presión, empiezo a estar a diez minutos de izar la bandera blanca, inclinar la cerviz y asumir que hay fuerzas contra las que no se puede luchar.

Prietas las filas

Supongo que me pierde mi ingenuidad. Aunque tengo documentado que la verdad y la justicia son sólo dos palabras para hacer discursos y que siempre salen hostiadas cuando alguien las usa como herramienta contra los poderes del lado oscuro, esta vez pensaba sinceramente que el gol iba a subir al marcador de la decencia. La abrumadora elocuencia de los datos recogidos sobre las andanzas de Ana Urchueguía me hacía creer que no habría una desvergüenza lo suficientemente grande como para dar un paso al frente con el detergente y la lejía. En apoyo de mi cándida teoría había un hecho más: no hay un solo cargo del Partido Socialista de Euskadi que, aun no estando al corriente de los detalles, desconociera que entre Lasarte-Oria y Somoto se estaba cociendo algo que cantaba a pútrido a leguas. Lo esperable, aunque no fuera más que para evitar que la bazofia les salpicase, era que, una vez puesto a la vista el pastelón, abjurasen de quien llevaba años haciendo mangas y capirotes con los principios éticos del partido. La respuesta, sin embargo, ha sido apretar las filas y cargar sañudamente contra el mensajero.

Corolario de todo esto fue el docudrama estomagante del martes en el Parlamento vasco, con la compareciente ataviada de Dolorosa y clamando -hace falta carecer de sentido del pudor- que la están abriendo en canal (sic) por ser mujer (sic más bochornoso que el anterior, si cabe). No cuela ese victimismo cocodrilero en quien hemos visto advertir con voz de trueno y maneras de sargento de hierro a los que ella toma por desharrapados que Roma no paga traidores. Mejor dicho: no debería colar. Por desgracia, y vuelvo a la desazón que expresaba al principio de esta descarga, no las tengo todas conmigo.

6 comentarios en «Urchueguía o darse contra una pared»

  1. Si cualquier alcalde del PNV hubiera recibido-tras la oportuna sugerencia-dólares en sobres en su ayuntamiento,me da lo mismo para qué fuera,a estas alturas tendríamos peticiones de carnets,fiscales tocando la puerta y cuadernillo especial dominical dedicado a lo importante de la «alternancia» y los «bolsillos de cristal» a tutiplen.
    Sólo por eso.Nada más que por eso.
    Alberto Surio en un país y con un gobierno democrático de verdad de las verdaderas estaría cesado hace tiempo.La «cuestión de estado nacional Español» que protege al PPSOE y todo lo que les concierne de la manera que lo hace está creando espacios de silencio e impunidad (en innumerables ámbitos) más propios de regímenes militares que de democracias civiles.
    Malos tiempos para la verdad y la DEMOCRACIA.

  2. Nada,400.000 euros que se mandaron y nadie sabe en qué se gastaron,sobres con dólares entregados en el ayuntamiento por empresas con contratos con el propio ayuntamiento,adjudicación de obras sin licitación (siempre al mismo constructor) por importes no justificables con los trabajos realizados,envios de dinero a organizaciones fantasma(sin CIF ni estructura conocida),una ONG formada por gente de las alturas del PSE en Gipuzkoa haciendo campaña pro novio de Doña Ana en Somoto,con qué pasta?,etc,etc…….ahh!,900.000 euros sacados de la venta de bolsos y pulseras por parte de Doña Ana.No me extraña que le pongan su nombre a la casa de cultura de Somoto.
    Si Doña Ana fuera del PNV,seguro,seguro,seguro,que no hubiera hecho falta ni denuncia para que el fiscal la hubiera tenido una noche en el calabozo por aquello de las portadas al día siguiente y tal para a continuación,encontrar algo o,cuando menos,marear un par de añitos con el tema en instancias judiciales con las consiguientes filtraciones debidamente descontextualizadas y manipuladas a la prensa del movimiento nacional Español.
    Espero que la siguiente denuncia vaya perfectamente documentada y cerrada como para que,de prevaricar,le cause algún problema al fiscal.Al fiscal «correcaminos»mic!mic!,quiero decir.
    No hay nada,es todo «por ser mujer».

  3. Si el fiscal no encuentra materia de delito lo que hayh es un fiscal ciego …. o muy leal a quien le propone. Ya sabemos como se las gastan los socialistas del siglo XXI y la populeria chabacana. Sic Camps

  4. A estas alturas creer que en Euskadi existe justicia es síntoma de ignorancia política, y menos cuando esta por medio el PPSOE, no solo en el caso de Urchuegia, si no en cualquier tema político en el que esté metida la coalición españolista PPSOE, que usurpa el gobierno vasco antidemocráticamente, sin avergonzarse de ello.
    ¿Entonces de que nos asustamos? Queda la esperanza de que cada día que pasa es uno menos que les queda a los usurpadores, y como dice el refrán: A todo cerdo le llega su San Martin.

  5. Ahora a la «utilización indebida» de fondos públicos, se le llama: » Proyecto de futuro»…. que desvergüenza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *