Mediadores

[NOTA PREVIA: Nada más enviar este texto a los periódicos que lo publican, apareció el comunicado de ETA en que da a entender, de un modo muy barroco, que ha inutilizado sus arsenales. Pensé en escribir otra columna, pero lo deseché inmediatamente. Tengo bastante que decir sobre la secuencia de los acontecimientos y lo haré. Sin embargo, ese comunicado solo cambia las líneas que van a continuación en un sentido: me reafirma en que este asunto ha entrado de lleno en la batalla por la puñetera hegemonía, y de un modo rastrero.]

Estoy convencido de que muchísimos de mis conciudadanos —¿la mayoría?— ni se han enterado de que hace unos días volvieron a visitar Euskadi los mediadores, curiosa denominación, por cierto, porque no queda claro entre qué partes o agentes hacen de puente. Otros, a lo sumo, oyeron alguna campana acerca de su presencia entre las noticias de la calorina, la masacre israelí sobre Gaza o el abandono de Contador en el Tour. Doy por hecho que cualquiera de los tres asuntos citados, mayormente el primero, ha alimentado más conversaciones que los encuentros de Powell y McGuiness con los representantes de aquellas siglas o instituciones que, por convicción o educación, tuvieron a bien recibirlos.

No sé si los participantes en esta coreografía sin público captan por dónde voy: estamos ante una cuestión que no vende una escoba informativa, excepción hecha de sus protagonistas y de los que nos toca ser notarios, cada vez con más pereza, de esas reuniones cuyo contenido, para colmo, se resume en medio folio de obviedades. ¿Hasta cuándo van a seguir mareando inmisericordemente una perdiz que hace mucho tiempo dejó de respirar? ¿No sería más honrado reconocer que la vaina no da más de sí, agradecer los servicios prestados a los susodichos mediadores —insisto: ¿entre quiénes median?— y ver si hay otro camino por el que tirar?

La pregunta subsiguiente es si de verdad existe ese camino. Lo que uno ha visto al respecto en las últimas fechas ha sido a las dos grandes formaciones vascas echándose los trastos penitenciarios a la cabeza. Y ahora es cuando me escabullo y dejo a la concurrencia discutiendo quién empezó.

3 comentarios en «Mediadores»

  1. El hecho mismo de que todo se vuelque en quién ocupa más o menos cargos, ya dice bastante. Estamos ya en la fase del bipartidismo, lo más alucinante es que el bipartisimos hispánico tardó más de diez años en configurarse (desde que Felipe ganara las elecciones hasta que el PP le empezó a tocar las narices realmente) y otra década en ser un claro «quítate tú para ponerme yo» con estructuras cerradas y «no hay más opción». El bipartisimo vasco quiere hacerlo en una velocidad récord. Lo más alucinante es, precisamente, ver todo este asunto de presos, ETA y pacificación convertido en una cosa folclórica de tirarse trastos a la cabeza. Yo solo recuerdo, políticamente hablando, desde el final de los 90 hasta el presente. Tengo entendido que los ochenta fueron brutales, pero incluso comparado con el período 1995-2010 esta situación es un sarcasmo. Hemos pasado de asesinatos, ilegalizaciones y amenazas a la ritualización vacía de miras a conseguir una poltrona más. Verlo para no creerlo.

    Sobre los mediadores. A mí, personalmente, me parece una forma de gastar dinero (espero que no público) de cara a tener más publicidad, ni más, ni menos. Además, ETA parece estar en plan de seguir esperando a que en Madrid cambien las cosas para ver si un presi más proclive les de migajas. En fin.

  2. A mí lo que me sorprende son los sorprendidos. Algunos no se han enterado donde estamos y de dónde venimos. Algunos incluso peor, pues aseguran saber de dónde venimos, cosa que debería impedir la sorpresa actual. A nivel de Estado venimos de haber padecido el mayor episodio de terror, 1936-1975, sin que nadie haya pagado por ello y sin que las victimas hayan sido resarcidas. El jefe de los criminales nacionales católicos nos colocó un rey. Luego la transición a cargo de los asesinos del nacional catolicismo perdonando a las víctimas a cambio de nada. El 23 F con los actores principales aunque no fueran los principales actores del golpe viviendo la jubilación ricamente. La llegada de Felipe, el mayor anti socialismo y anti republicano y anti ateo de la historia condenando a la democracia a la corrupción que hoy padecemos, al estado policial que nadie como él imbrico y al auge de la derecha nacional católica que hoy nos gobierna como en los años 50 del siglo pasado. Nos han colado de nuevo otro Borbón que habrá que aguantarlo otros 30 años si Podemos no gana y por mucho las siguientes elecciones generales. En lo autonómico, en lo vasco, los vascos bajo dos Estados, dos autonomías y varios departamentos a pesar de gobernar casi siempre un partido independentista y vasco, el PNV, según dicen. Es decir, cambiar ha cambiado muy poco y más que cambiar, ha habido acomodo: te doy esto y te conformas…Y el PNV ha hecho de la conformidad hito de conquista: “la autonomía vasca es la ostia gracias a nosotros, el PNV”…. ¿Y la Navarra, que? No será gracias al PNV y dicen que es tan buena. ¿Entonces que han conseguido de más? Por cierto, Murcia no necesita una autonomía como Euskadi ni le hace falta para sentirse plenamente cómoda en España, así que si los vascos no estamos cómodos en España, no hay autonomía que nos acomode porque lo que necesitamos no es una autonomía que no necesita Murcia, sino otra nación como la tiene Murcia. En fin, que ahora que ETA ya no hace la guerra, las cosas económicas no van bien y eso que se auguraba que esto sin ETA iba a ser un potosí. Pero lo mejor de todo es comprobar como en el lugar donde estamos, euskalherria, que además está en otro lugar también, España, donde todo este pasado nos debería dar un ápice de constatación de lo difícil que es hacer las cosas por el camino más corto y recto, reprochar a ETA no sé qué allí donde el reproche a los gobernantes y ostentadores del poder y de las decisiones es más justo y necesario que comer, vamos, como plantar hortalizas en el Sahara y clamar por que las muy jodidas no crezcan. Culpa tuya por esperar que en el desierto crezcan hortalizas ¿no? Lo de ETA es una muestra de donde estamos y quien nos gobierna, la incompetencia, el revanchismo, el ombliguismo, el trincherismo, el cortoplacismo, la corrupción, el enchufismo, etc etc etc. Estamos donde las victimas del nacionalcatolicismo no han conseguido nada. Estamos donde los republicanos no han conseguido nada, por tanto, monarquía. Estamos donde el socialismo se ha hecho más nacional católico que el PP. Estamos donde se condecora a vírgenes y demás irracionalidades que día a día colman la paciencia. Estamos donde nos cambian de Rey sin consultar ni a pio. Estamos en una charca lodazal chapoteando y nos empeñamos en llevar la camisa ampa. Imposible. Eso si, a ver cuándo el gobierno vasco hace examen de conciencia y a diferencia de ETA, de manera diligente, reconoce su implicación en tanto dolor provocado por el terrorismo gubernamental y nos da una explicación de por qué estuvo tan callado ante tantas víctimas que no reconoció, no homenajeo y, lo más importante, no reclamo castigo para los verdugos. ¿O tenemos que esperar a que ETA se disuelva? ¿Hasta cuándo van a seguir ocultando inmisericordemente una perdiz que hace mucho tiempo debió atenderse?

  3. Eso de estar separados en dos estados y en dos autonomías por culpa del PNV tiene su guasa. En el caso de Iparralde, resulta que el mejor resultado del abertzalismo no ha superado nunca la barrera del 20% de los votos. Una minoría importante y una masa crítica suficiente, probablemente, para mantener viva la reivindicación… Pero minoría absoluta. No les veo yo demasiada prisa por cortar las ataduras con París. Pero, incluso dejando a un lado la ultracentralista república francesa, pasemos a la otra pata del banco, a Navarra. Resulta que tiene una cierta disposición que le permitiría construir una unidad con los actuales territorios de la CAV, pasando simplemete por una mayoría del parlamento navarro. Uy… ¡Que nunca ha existido tal mayoría! El techo histórico de quienes pudieran estar por la labor fue de un 28%, en 2011. Desde entonces, de hecho, el voto abertzale ha bajado un poco a la espera de que se pueda romper en 2015; a ver si se alcanza, por primera vez, un tercio de los votos. Que mucho reirnos de los pobres resultados de PSOE y PP en la CAV, pero al menos, ellos alcanzaron un 41% en su día. Sobre lo otro, está claro que lo que tenéis es pura envidia del franquismo. No de otra forma se puede explicar que nos queráis endosar la falta de ruptura y arrepentimiento con el pasado, ¿No? Es que yo alucino con el espectáculo, rallano el esperpento, de una IA que nos dice que ETA tiene no se sabe bien qué altura moral, cuando desde mediados de los 80 ha matado a 10 veces más personas de la CAV que toda la «insoportable represión fascista» junta.

    Necesitamos seriamente librarnos de la lacra franquista. Entenderás que, para ello, lo que menos nos conviene es echarnos encima la lacra etarra de «aquí no ha pasado nada». Por cierto, ¿Qué ha hecho exactamente la IA en todos estos años para conseguir avanzar en esa dirección? ¿Absolutamente nada? Que las mascaradas sobre «reconocimientos de víctimas de guerra civil» en Donostia, olvidándose el ramillete bien gordo de fusilados que se dieron antes de que cayera la ciudad, tiene su miga. No existen «relatos sobre la guerra civil», existen los cadáveres de republicanos en las cunetas franquistas y las matanzas de Paracuellos. Tampoco existen los «relatos» sobre «el conflicto vasco», sino Lasa y Zabala torturados y enterrados en cal… y Blanco suplicando por su vida en el suelo.

    Los sufrimientos y los crímenes no se compensan. Se acumulan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *