EL MANIFIESTO COMUNISTA (revisited)

Imagen relacionada

El ensayista y catedrático emérito de la UNED – y antiguo jefe de este que suscribe-  Santos Juliá, se hace eco en un artículo de la vertiente religiosa de las antiguas militancias políticas y particulamente de las socialistas y comunistas.

En otro artículo, el periodista y ex- director de EL PAÍS – y viejo colega de la revista de ciencias sociales EL CÁRABO-  Joaquín Estefanía Moreira, profundiza en la figura de Rosa Luxemburgo, teórica marxista y feminista, así como militante del movimiento espartaquista de tendencia anti- leninista, asesinada hace cien años .

Mi hija, por fin, me pide que le revise un comentario sobre «El manifiesto comunista» de Marx y Engels y ante su mirada interrogativa acabo por darle una pequeña chapa sobre la I, la II, la III y la IV Internacionales ( de  la Liga para la Reconstrucción de la IV no hago mención para no liarla más).  Ella sonríe y me dice : «O sea que esto es como lo de los católicos, los ortodoxos , los protestantes y tal…». Yo afirmo cabeceando  y vuelvo al sofá.

Pasan luego también  por mi cabeza los avatares del mundo político de estos lares:  El euskeldun batzokiye, el PNV, la disputa interna entre  los grupos Euskalduna y Aberri, y luego entre la Comunión y el Partido, la aparición de ANV, EKIN y todas las asambleas de ETA, una  una  y con todas sus excisiones y reagrupamientos, y MC ,EHAS, HASI, EIA, LAIA ( y LAIA-ez ) y la emergencia de EA , y por fin , SORTU…

Aquí y allí, la peor parte siempre se la ha llevado quien, a lo mejor sin darse cuenta, ha pasado a ser palestino pensando que continuaba siendo israelí…Pero la condena y su ejecución real o virtual se ha cumplido sin que le temblara la mano a nadie…

Vuelvo hacia el comienzo. Sí, a Rosa Luxemburgo la asesinaron por incitar a la solidaridad obrera entre contendientes de diferentes estados y con toda seguridad con el beneplácito de la socialdemocracia alemana y del leninismo emergente que no soportaba su marxismo radical sin centralismo democrático – otro tanto parece que le ocurrió poco después a León Trotsky.

Y sí, todo lo anterior no se puede comprender, en su sentido más weberiano- que renuncia a excusar y a explicar- sin dar cuenta de las sucesivas reconversiones laicas de ese fondo de armario ideológico  occidental que se ha denominado judeo-cristianismo, con sus iglesias, con sus dogmas, sus ortodoxias y heterodoxias ,y con sus inquisiciones y purgas consecuentes…Sic transit gloria mundi !

2 comentarios sobre “EL MANIFIESTO COMUNISTA (revisited)”

  1. Se nota tu paso por colegio religiosos, La clave se traduce en una cuestion simple, ¿ donde se cultivan mejores flores en la Chantrea o en la Rochapea?

    1. En Holanda, por lo del catecismo holandés…Yo mismo participé siendo un crío en una manifestacion gritando ¡Roma sí, Holanda no!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *