SEXO ORAL ( los peligros del )

(Sexo oral, Txus Gutiérrez, 1994)

Leo a grandes titulares en un periódico: «ODONTÓLOGOS ALERTAN DE UN AUMENTO DE CASOS DE CÁNCER DE BOCA POR EL SEXO ORAL». Luego, en la crónica, resulta que los cánceres de boca representan el 3,3% de los tumores diagnosticados y que de ellos tres (3) de cada cuatro (4) se deben a la ingesta excesiva de alcohol combinado con tabaco. Por lo que los casos de cánceres de boca debidos al sexo oral se reducen a un 0, 8 y ,eso sí, siempre que medie el virus del papiloma humano…

Como el despropósito informativo es mayúsculo – su autor, se debió tomar en serio aquello de que es noticia que un hombre muerda a un perro y no que un perro muerda a un hombre – habrá que buscar la explicación más allá de lo periodístico.

Y como, por otro lado, se nos deja caer puntual y reiteradamente que nuestra tasa reproductiva es una de las más bajas del mundo – sin entrar en consideraciones «inadecuadas» ( de tipo económico-social ) que dirían los celebres cómicos de la BBC John Bird, y John Fortune en su programa The Last Laugh – la conclusión es que aunque, como se dice que dicen los facultativos, «las relaciones buco-genitales rebajan el estrés, favorecen el orgasmo femenino y mejoran el sueño» , resultan perversamente placenteras pero fundamentalmente insolidarias, porque no generan descendencia y , claro, como consecuencia, hemos de soportar las hordas de emigrantes que además se reproducen sin cuenta…

Pero he aquí que el encanto se deshace como por ensalmo , pues ya Michel Foucault en el primer libro La voluntad de saber, de su larga Historia de la Sexualidad– ¡publicado en 1976! – describió con su puntillismo estructuralista los procedimientos de manipulación de la población con el fin de que se tuvieran más o menos relaciones sexuales y según los tipos convenientes en cada momento histórico.

Procedimientos de manipulación que, si son restrictivos, encuentran un eco inmediato y culposo en el personal educado en el judeocristianismo general básico, en la medida en que todavía no se ha sabido deslindar la razón por la que el judaísmo prohibía cualquier práctica sexual no reproductiva – como la homosexualidad o la masturbación – y sin embargo alentaba la poligamia, y que no era sino el terror a que un pueblo como el judío, sometido a genocidios sistemáticos , no pudiera reproducirse suficientemente.

Manipulaciones , en fin, tan burdas y toscas – y acaso inocentes por inconscientes e incultas – como la que se menciona, que ya no guardan ni el mínimo equilibrio entre el titular y el texto que viene a continuación, algo así como una «detumescencia precoz» discursiva que siempre «ocurre por primera vez», pero que en realidad, se repite bastante a menudo ….


4 comentarios sobre “SEXO ORAL ( los peligros del )”

    1. Pues sí, según los tiempos, se pasa del nadie con nadie al todos con todos ( y con todas) y luego al algunos con algunos ( o a ante, ba , bajo,contra, de desde, etc, otras)Pero de pronto aparece el SIDA…Y se acabó la diversión…

  1. Y la sifilis??? a cuantos millones afectó?? y otras enfermdades.El sexo a discrección tiene riesgos y no pocos. Incluso en parejas habituales pero si un@ de ell@s picotea por ahí……. Vivimos en una sociedad sobreestimulada donde hay intereses económicos para ello. ¿quienes visten mas sexi los varones o las mujeres? o es una pregunta politicamente incorrecta para la doctrina progre

    1. Ya decía Foucault, en la obra mencionada, que el poder no sólo reprime (el sexo), sino que también (lo) estimula cuando lo considera necesario…Y cada vez lo hace más sutilmente y según variaciones y matizaciones particulares…Sería interesante hacer un buen diagnóstico de la situación actual…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *