CRÓNICAS PANDÉMICAS. 4.No. «La Juventud» no tiene la culpa.

Desde los palacios más altos hasta las cabañas más bajas del ámbito sanitario se exige un plus de responsabilidad a la juventud que últimamente se lleva casi la mitad ( 43%) de los casos positivos de COVID-19 en los PCR realizados.

Está cantinela se repite a través de los medios de comunicación de cualquier soporte y se legitima con extremas expresiones al respecto que ponen en duda hasta la maduración biológica de este amplísimo grupo de edad.

Pero casi nadie recuerda que mientras los jóvenes han estado entretenidos con sus estudios, han sobrellevado por lo general bastante bien el durísimo confinamiento y que desgraciadamente el fin de curso ha coincidido con el fin de la desescalada

Desgraciadamente porque, cumplidas mayormente y por lo visto con bastante eficacia las expectativas ,y abriéndose ante ellos y ellas la posibilidad de celebrarlo, así lo han hecho sin que desde los palacios y las cabañas se les indicará sino algo tan abstracto como la toma de conciencia de su responsabilidad y con especificaciones tan ambiguas como inútiles.

El resultado de la coyuntura en la que ha coincidido el deseo de compensar el esfuerzo realizado con la imprecisión de las consignas emitidas , sumado a la falta de previsión cada vez más constatable en los palacios y la tonta criminalización de las cabañas, a fuer por supuesto de la condición mayor y hormonal de estas edades, ha sido un conjunto de rebrotes que han alarmado a los bienpensantes.

Y quizá sea esta la ocasión para preguntarse si las cosas se han hecho bien desde los responsables verdaderamente correspondientes, y si acaso se ha exigido a «La Juventud» una responsabilidad que conceptual y argumentativamente nunca ha recibido por desidia de los padres o por incapacidad del sistema docente – que ,por ejemplo ,ha apartado de los programas una asignatura tan clave al respecto como la Filosofía.

Si así se hiciera probablemente también se podría concluir que esa «Juventud» a la que, por otro lado,se le augura un futuro singularmente negro, no ha tenido la culpa…

14 comentarios en «CRÓNICAS PANDÉMICAS. 4.No. «La Juventud» no tiene la culpa.»

  1. La responsabilidad es de toda la sociedad y hay que hacer pedagogía entre todos en vez de señalar culpables .En esto tenemos que remar todos juntos y como la juventud socializa más y tiene menos miedo es en ellos en los que hay que incidir para hacerles ver una realidad de la que todavía no se si todos somos muy conscientes . Estamos dejando mucho que sesear en la desescalada porque en cuanto se da vía libre cada uno hace lo que le apetece sin pensar en las consecuencias gravísimas que acarrea nuestro comportamiento .

  2. Buen y certero análisis, Sr. Huici.
    Es cierto que, yo creo, que quienes ven el futuro de la actual juventud negro somos los que ya pasamos la juventud. Ellos, al menos es lo que veo en mis hijos y sus amigos, tienen una visión, afortunadamente, más positiva; quizás «inconscientemente» más positiva, y eso les lleva a descuidar, quizás, algunas medidas protectoras, como les lleva a prepararse para su futuro, bastante negro desde nuestro punto de vista, con más ahínco, si cabe.
    Al principio debieron de ser los y las mayores los que se descuidaron, ahora los jóvenes y los niños…. nunca la mediana edad (en la que se mueven la mayoría de los gobernantes que son quienes debieron y deben tomar medidas).
    Un saludo

  3. Al empezar todo este festín de rebrotes, la actitud de los jóvenes podía tener un pase en cuanto a fiestas y jolgorio, bacanal de testosterona. Pero yo creo que ahora ya no, ahora ya son lo suficientemente mayorcitos en su mayoría para entender que este virus mata y que cada uno de los infectados es un arma biológica en potencia. Yo apelo a su sentido común, ese que les aflora cuando hablan de ecologismo pero que luego se contradicen cuando dejan un mar de plástico tras un botellón. De nuevo brotará cuando sin vergüenza ninguna digan que es un peligro comenzar las clases porque van a estar todos juntos y sin distancias, mientras se han pasado el verano de botellones, discotecas y unos encima de otros. Entiendo a la juventud y el derroche de testosterona… pero cuando toca y ahora… no toca

  4. Tal vez la actitud de los jóvenes está en la insistencia, durante los primeros meses de la Pandemia, en que el colectivo de riesgo estaba centrado en las Personas Mayores, sin destacar que ese riesgo se refería a las consecuencias del contagio, no a las posibilidades del mismo y su propagación.
    En mi opinión se difundió la idea de que los jóvenes estaban libres de posible contagio, y ahora se ha demostrado que no es así. Se pueden contagiar, pueden ser transmisores del virus, e infectar a otras personas, entre ella a sus propios padres.

  5. En absoluto estoy de acuerdo con este comentario.
    Son personas que van a ir a la universidad y que creo deberían tener ya un cierto sentido común.
    Que los pades son responsables, también. Que la educación en las aulas queda corta, también. Pero creo que en la sociedad de la información en la que estamos y que ellos usan tanto (y por lo visto tan mal) no tiene un pase que no se hayan enterado que vivomos en una enorme crisis sanitaria y que aunque ellos no tengan síntomas pueden transmitir la enfermedad a familiares (padres, abuelos…)
    Deberían tomarse medidas muy drásticas contra esos irresponsables como por ejemplo suspenderles la EBAO y que se tengan que volver a presentar el año que viene.
    Solamente con medidas que asusten se puede parar este derroche de tontería.

  6. Ahora es la juventud y antes fueron paseantes o niños.
    A todos se nos ha olvidado en esta acumulación de ciega actualidad que fue 20 días después, 5 más que la cuarentena, cuando se alcanzaron el pico de fallecidos y se colapsaba la sanidad.
    Ergo era imposible que la población que sufría el Estado de Excepción más brutal del mundo fuese la responsable aunque así lo emitiesen las tvs.
    Después supimos que el sistema sanitario y residencial español era el más contaminado del mundo de forma oficial y que un estudio arrojaba que apenas el 95% de aquella población señalada era responsable de nada.
    ¿Por qué en Europa esto no está sucediendo y si pueden salir, ir de tiendas y nadie está obligado a llevar mascarillas al aire libre o se generá semejante alarmismo por rebrotes?
    ¿Dónde ha quedado aquel calculo de que hasta un 70% de la población se contagiaría mayormente de forma leve o muy leve y de que el objetivo era evitar el colapso sanitario para los que lo necesitasen?
    Crónicos relegados, hospitales casi vacios, sin atención presencial…

    Dicen los expertos que bombardear con según que actualidad no deja ver el presente y que esa es la clave de los grandes medios.

    Pero nuestros hijos y jóvenes tendrán algún día que ver el presente.
    Allá cada cual en su casa.
    En la mía ARRIBA EL ESTADO español ‘manquemienta’, te quite la libertad y te arruine, NO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *