¿Quién lo ordena?

La organización católica Caritas, aprovechó la presentación de su informe “La situación social de los inmigrantes” para denunciar un ilegal aumento de los controles por parte de la policía en sus centros asistenciales e inmediaciones, así como en locutorios, parques y estaciones de transporte público. Para Caritas, esta práctica, no está justificada, únicamente responde a una política migratoria planificada que trata al inmigrante irregular como a un presunto delincuente, con el riesgo de generar sentimientos racistas en la población que sólo percibe cómo se les detiene cuando no han cometido ningún delito.
Aunque el Ministerio del Interior lo desmiente, resulta que el pasado Miércoles, el propio Sindicato Unificado de Policía presentó una denuncia similar ante el Congreso por medio de su Secretario General, José Manuel Sánchez-Fornet, quien reconoció precisamente que, en España se producen millones de identificaciones a inmigrantes sin que se cumplan los requisitos estipulados por el Tribunal Supremo para que un agente pueda exigir la documentación a un ciudadano en la vía pública, cuáles son: que resulte sospechoso de haber cometido un delito o parezca que puede cometerlo. En su opinión, la libertad ha sucumbido escandalosamente a la seguridad, pero no por los policías que se ven forzados a cumplir órdenes.
¡Y es verdad! Hace tiempo que el SUP está dando un auténtico ejemplo de democracia y valentía a toda la sociedad, especialmente a la casta política, en lo que concierne al trato despiadado y contrario a los DDHH que España dispensa a los inmigrantes. ¿Quién ordena las redadas indiscriminadas en el centro de nuestras ciudades para dar caza a la carrera a esos desgraciados que intentan malvivir entre nuestra inmundicia moral? ¿ Quién manda a la policía a los comedores sociales para pillar con el pan en la boca a un pobre indocumentado? ¿Quién ordena darles palizas para evitar que molesten a los buenos ciudadanos en los barrios residenciales y se limiten a quedarse en los guetos asignados? ¿Quién amenaza a las madres con quitarles a sus bebés si no desaparecen del lugar? Es evidente, que un trabajo tan ingrato como el descrito, no participa de la voluntad de los agentes que se ven obligados a llevarlo a cabo directamente, llenándose de vergüenza ante sus familias y ante si mismos para toda la vida. Entonces…¿Quién lo ordena?
La primera respuesta que viene a la cabeza, son sus superiores en la cadena de mando. Pero si pese a todas las películas que se hagan, nadie aquí se creyó lo de Tejero, lo suyo es que todo el cuerpo de policía no haga otra cosa que seguir las directrices políticas, pues de lo contrario, no viviríamos en democracia, sino en un Estado policial. Por consiguiente, parece plausible que sea Alfredo Pérez Rubalcaba que está al frente del Ministerio del Interior quien de las órdenes en este sentido. Pero, sería ingenuo pensar que una acción sistemática, planificada, de carácter general, con el concurso de varios organismos implicados, como la denunciada por Caritas, tenga por responsable de la barbarie a un solo individuo, por depravada que sea su conciencia, de igual modo que la Historia se ha abstenido de volcar sobre la figura de Hitler toda la culpa de las atrocidades cometidas durante el Nazismo.
Y es que, el Ministro del Interior, es a la vez Vicepresidente del Gobierno, por lo cual, es fácilmente deducible que no actuará por su cuenta y riesgo, sino en sintonía del buenismo, sonrisismo y solidarismo propio del talante de ZP quien a su vez, como demócrata que es, sin importarle lo más mínimo que le llamen demagogo en los asuntos sociales, no hace nada que a ciencia cierta sepa, le pueda restar votos entre las filas socialistas. Así pues, cabe suponer que es el PSOE, sus militantes y sus votantes, quienes dan las órdenes, bien sea por activa, bien por pasiva, para que se cometan estos actos contrarios al espíritu cristiano y de lesa humanidad.

Un comentario sobre “¿Quién lo ordena?”

  1. No me puedo creer que se curse una orden ilegal por parte de los mandos policiales de forma verbal y mucho menos por escrito. Supongo que lo que transmitirán será recomendaciones de actuación, porque de lo contrario estos mismos funcionarios que denuncian en rueda de prensa para a mi entender lavarse la cara, que procedan inmediatamente a presentar las pruebas en los tribunales, ya que en este caso no tratándose de perseguir vascos independentistas, supongo serán mejor atendidas las denuncias. Mientras tanto, incumplir la ley en cuanto a procedimientos de identificación es responsabilidad única del policía infractor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *