Sobra, estorba… y aburre

Hubo un tiempo en que los comunicados de ETA eran recibidos en las redacciones con subidón de adrenalina y nerviosas carreras de pollos sin cabeza. Eso fue decayendo, y poco a poco, la recepción de las largadas de la banda (salvo que anunciasen un alto el fuego) fue empatando en impacto con la llegada del pronóstico del tiempo o el número premiado en la ONCE. Ahora, ni eso. Cuando parpadea la pantalla para avisar de la existencia de una nueva remesa de embutido de blablablá, a los periodistas nos invade la misma sensación de tedio que si tuviéramos que cubrir un maratón de toda la filmografía de Kurosawa y Antonioni o transmitir la misa del Gallo.

Este último, para colmo de modorra, nos ha llovido en medio de la canícula, con el depósito en la reserva y la única neurona en uso ocupada tratando de comprender el enésimo episodio de pánico en el edén económico. No son las mejores circunstancias para enfrentarse a la trigesimoquinta repetición de la misma coreografía. Ni un milímetro de margen para el factor sorpresa. Cero novedades en el texto y, por descontado, cero novedades en el repertorio de reacciones. “Paso en la buena dirección” o “más de lo mismo”.

La segunda opción es de compromiso. Ahí cabemos muchos, desde los apóstoles del no a toda costa y a lo que sea hasta los que, simplemente, estamos cansados de tanto marear la perdiz. Respecto a quienes se han alineado con la primera, lo del “progresa adecuadamente”, que Santa Lucía les conserve la vista y San Cucufato, el voluntarismo. Esta chapa estival de ETA encaja más bien poco con lo que le llevamos escuchado a Arnaldo Otegi en sus tres semanas de gira obligada en la Audiencia Nacional.

Al margen de eso, lo mejor es que las bombas y las pistolas siguen quietas. Aunque a Patxi López -¡menudo retrato!- le dé lo mismo una ETA que mate que una ETA que no mate, la mayoría de la sociedad preferimos lo último. La diferencia es grande.

5 comentarios sobre “Sobra, estorba… y aburre”

  1. No me parece acertado el comentario sobre Patxi Lopez. Toda persona de bien desea que eta desaparezca y no creo que el sea ningun mostruo. Es demasiado facil hace un comentario sobre eta. Hace años tuve la mala suerte de revelar unas fotos sobre un atentado, el muerto era mi jefe. Trabajaba en la gaceta del norte, el fue el primer intermediario entre eta y el gobierno. Te aseguro que se de que hablo. Es muy fuerte lo que has dicho, y muy hiriente. Asi no se hace periodismo, hay que envestigar primero para decir algo asi. Disculpa la falta de acentos, no me funciona la tecla. Que pases un buen dia, Flor

  2. Flor: No le estoy atribuyendo nada a Patxi López que no haya dicho él mismo.
    La frase fue «Nos da igual una ETA que mata que una ETA que no mata pero pretende desde la sombra y bajo la amenaza de su vuelta dirigir a la sociedad vasca».
    Sigo prefiriendo que NO mate. Lo de «pretender bla, bla, bla….» es algo que, si la sociedad no le deja, no lo va a conseguir.
    Fue un lapsus, de acuerdo. Pero no es el primero ni el segundo. Y no lo ha rectificado.

  3. me temo que has sacado la frase de contexto. Patxi se refería a que mate o no mate tiene que desaparecer… y que desde ese punto de vista dejar de matar pero seguir armada y escondida (con la presión que eso supone), tampoco se podía permitir. No fue un lapsus… esto es lo que pasa cuando usas una frase y la sacas de la conversación completa. Da igual que mate o no mate para que sea necesaria su desaparición; a eso se refería. Y tal y como dice Flor, lo tuyo ni es periodismo ni es nada.

  4. Bueno Javier solo me queda decir AMEN
    Y este «Señor» López lo que tiene que hacer es estar callado, porque para decir la pila chorradas que salen de su boca cada vez que la abre, mejor tenerla cerrada no? Le escuchamos todos, y hubiese sido mejor que se callara, claro a este los de manos sucias o como se llamen no le ponen ninguna querella por esos comentarios de desprecio a las víctimas, ya se sabe que entre colegas no hay que pisarse.
    Son montones de manifestaciones de este tipo las que tiene el López este, y si a alguien le sienta mal que lo digamos, lo que tiene que hacer es llevarse a López a alguna universidad a que aprenda a comunicarse. ¿Que ya estuvo? vaya que lastima, pero no es culpa nuestra que tengamos a un «charlas» encima sin titulo académico ninguno. País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *