Memoria de Yolanda

Instituto de Erandio, curso 1981-82. La mayoría de las chicas de mi clase de primero de BUP animaban sus carpetas con las fotos de los guaperas de la época recortadas del Superpop o el Nuevo Vale. Los chicos, igual de previsibles, las adornaban con el póster de aquel Athletic en que se acababa de estrenar Clemente en el banquillo y que nos alegraría la adolescencia las dos temporadas siguientes. Sin embargo, el raro del aula, aquí presente, llevaba el retrato en blanco y negro de una joven de pelo largo bajo el que se leía: “Yolanda, nosotros no olvidamos”. Era la misma imagen que se podía ver por doquier en aquel centro escolar de bulliciosa agitación donde andaban a la par el número de horas lectivas y el de asambleas. Esa instantánea sobresaturada, virada en ocre y con idéntico lema estampado en mayúsculas negras, presidía la portada del primer libro de contenido netamente político que recuerdo haber leído en mi vida.

Técnicamente era, en el más noble sentido de la palabra, un panfleto. No tendría más de cuarenta páginas impresas a batalla y grapadas por el medio. Con lenguaje vidrioso y rabia a granel, se contaba quién era Yolanda González Martín, qué le hizo nacer la conciencia, su militancia en el PST, su lucha estudiantil en Euskadi y Madrid, y cómo fue vilmente secuestrada, asesinada y arrojada a una cuneta en San Martín de Valdeiglesias durante la noche del 1 al 2 de febrero de 1980. Aunque solo habían pasado unos meses y la investigación policial había sido una farsa, ya figuraban los detalles de la desalmada ejecución, incluyendo las filiaciones de los elementos parapoliciales —o sea, directamente policiales— que instigaron, planearon y cometieron el crimen. El que disparó, después de gritar “aquí se acabó el paseo, roja de mierda”, se llamaba Emilio Hellín Moro. En tres décadas no se me ha olvidado ese nombre. A la Justicia y las autoridades españolas parece que sí.

10 comentarios en «Memoria de Yolanda»

  1. Hola. Mariano Sánchez Soler tiene una novela sobre el asesinato de Yolanda González. Se titula «No hay futuro, destruye». Por si a alguien le apetece. Un beso, Javi.

  2. Hace unos días me cabreó la noticia y la comenté:

    onsepaber.blogspot.com/2013/02/hellin-no-el-de-albacete.html

    Un saludo, con mi admiración y respeto.

  3. Me ha impactado mucho esta noticia. No espero nada bueno de las «autoridades» y menos de España. Lo siento muchísimo por la familia de esta chica, qué manera de reírse a la cara de la gente. Todo el día con palabras huecas ,democracia, estado de derecho etc. Nos amonestan para que nos portemos bien y si no ,nos amenazan con plagas y pestes y nos avisan de que el Ejército «está tranquilo». Mierda de país, mierda de poder que todo lo emponzoña…espero que se les caiga la cara de vergüenza y metan a este terrorista en la cárcel. ¿quién ayudó a este tiparraco a cambiarse el nombre, a huir, por qué no le persigue nadie a este prófugo de la Justicia.. acaso se ha arrepentido???.

  4. La misma vergüenza que sintieron cuando al dulce Ynestrillas le exfoliaron varios años de condena porel asesinato de Josu Muguruza.
    Se amparan en una ley del punto final que nunca llegaron a poner por escrito, en una casta politica llena de mediocres peseteros y en un sistema judicial cómplice y heredero del franquismo…y en la insconsciencia de un pueblo español tan alegre y cachondo el.
    Que conste que no me duele menos el asesinato cobarde de esta chica por el hecho de que no fuera vasca.
    Sólo quiero señalar el hecho de que años después los servicios de limpieza del estado español han repetido cosas parecidas y ni Dios ha pasado porel Tribunal Europeo de Derechos Humanos por estos y otros asesinatos.

  5. Había dos tipos de muertos los que iban acompañdos a los funerales por ministros, y delegados del Gobierno y los que no.
    Yolanda fue de las que no.

  6. A mi no sólo me ha impactado la noticia: me ha hecho daño, pero no ha supuesto mucha sorpresa.
    ¿Alguien apuesta conmigo a que entre la saga nórdica que guarda Luis el Cabrón bajo siete llaves hay pruebas que revelan muchos negocios de sangre?
    Si, de esos que vinculan ciertas treguas dinamitadas desde dentro del Estado, ciertas empresas de seguridad, ciertas connivencias con el terror porque la paz es menos rentable…
    ¿Quiénes forman el vértice de las mafias rusas, los chavales que se criaron en el lúmpen, o los espias, los manporreros y los «hombres de negocios»que estaban cómodamente instalados en las estructuras del poder antes de la caida del Muro?.
    Pues eso.

  7. Este domingo 14 de junio se han inaugurado los Jardines de Yolanda González Martín. Además de que dedicarle un parque sea el homenaje más bonito que pueda hacérsele, su hermano Asier dijo

    A Yolanda la mataron por defender una sociedad más justa. Y lo que podemos aprender de su muerte y de tantas otras muertes por motivación política es que la vida está por encima de cualquier ideología. Por eso la aprobación por unanimidad de la Junta Municipal de la Latina para asignar el nombre de Yolanda a este parque es un ejemplo a seguir en la reparación de todas las víctimas y abre un camino de esperanza en la búsqueda de un reconocimiento de todas aquellas víctimas que aún siguen olvidadas.

    .

  8. Juan Mari Aburto, Alcalde de Bilbao, y Eugenio González, padre de Yolanda González, -la joven estudiante asesinada en Madrid en 1980- han sido los encargados de descubrir la Placa con la que se ha inaugurado hoy la nueva “Plazuela Yolanda González Plazatxoa”, nombre oficial del espacio situado entre los números 57 y 59 de la Ribera de Deusto.
    En: http://bit.ly/21plbh8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *