Operación Q

Antes de marchar a hacer las Américas, el inminente tiburón financiero Antonio Basagoiti cumple con un precepto muy clásico de su bandería doctrinal: hay que dejar las cosas atadas y bien atadas. Tiene su gracia que lo haga mejorando la ortodoxia marxista-leninista y, en especial, uno de sus engendros teóricos más abracadabrantes, el centralismo democrático, que como todo el mundo sabe, era lo primero pero jamás llegó a ser lo segundo. La cosa consiste (pongo el verbo en presente porque el método es el que aún impera en prácticamente todos los partidos de nuestro entorno) en señalar a la dócil e ignorante militancia el pastor que más les conviene, de modo que su trabajo intelectual se reduce a un balido prolongado de confirmación. Un congreso preparado al milímetro por los duchos fontaneros asegura la mayoría a la búlgara pertinente para que la macedonia tenga el aspecto de una piña.

La aportación innovadora de Basagoiti —o de Rajoy, si vamos al origen— ha sido saltarse el último paso. Por un lado, y aunque suene cínico, se agradece que se evite el paripé y, sobre todo, que no se oculte a la masa, votante o no del PP, que donde manda el dedazo del patrón no pintan nada las cartulinas que puedan levantar los marineros. Por otro, queda claro y cristalino que en realidad se ha hecho de la necesidad virtud. Nadie garantizaba que los espectros del pasado recientísimo no salieran en tropel del búnker a cobrarse la vendetta que rumian en las tertulias de la tedeté donde van a hacer sus terapias de grupo.

Por lo demás, la elección sucesoria no podía ser más salomónica a la par que, según opino a mil millas ideológicas, acertada. Arantza Quiroga es la menos pop de los pop y la menos dura de los duros. Salvo que a los egos heridos por ver sus aspiraciones aplazadas cuando ya se soñaban con mando en plaza les venza la tentación de la pelusilla, la Operación Q puede funcionar. Será cuestión de verlo.

2 comentarios sobre “Operación Q”

  1. «Radio Maria» bendice la elección,la delegación de «durex» Pais Vasco no tanto,y aquellos que van «arrastrando todo su odio y rencor» por pedir(en voz muy bajita)que sus familiares asesinados por los antecesores políticos de la Quiroga sean localizados y sacados de las cunetas en las que llevan casi 80 años como perros,se preguntan si en lugar de bala Falangista por Dios y por la Patria Española hubiera sido de ETA la que todavía se encuentra en los craneos de sus allegados esta santa beata concluiría de la misma manera al respecto.En su descargo(y en el de radio Maria)debo decir que a los rojos y a los separatistas pecadores se les daba,por lo general,la posibilidad de confesión al borde de la fosa,con lo que las almas de los que así lo quisieran eran salvadas de un más que seguro infierno perpetuo en el que purgar sueños de igualdad y planes soberanistas inoculados por el demonio.Así que de 3800 asesinados en la retaguardia Navarra(p.ej)nada,mejor diriamos multitud de almas salvadas para la eternidad de las garras de satán.Y encima,ni agradecido ni pagado,y a estas alturas las familias dando la matraca,verdad,Aranchita?.

  2. Lo único que tenesmos que agradecerle al gran histrión de la Margen derecha es precisamente lo que tu indicas, sacar el dedo índice que han aceptado en Madrid para elegir a su delfina y cercenar de raiz cualquier posibilidad de mejorar las relaciones con la sucursal vasca de su partido.
    Se va porque le han echado las urnas, no lo olvidemos, pero se va con otra humorada de las suyas que no tiene mucha gracia: un cambio para su familia porque estaban hartas de llevar escolta…¡ y se va a Méjico Lindo, ándale!
    Por cierto, me he echado unas risas con lo de la terapia de grupo del TDT party.
    Mientras no privaticen el ingenio y el sentido del humor estamos (casi) salvados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *