Rajoy, traidor

Va de vídeos. Si ayer les animaba a fisgar los del PP que tan bien reflejan las enseñanzas del Manual del perfecto canalla, hoy les recomiendo que hagan lo propio —o quizá, lo impropio— con las más recientes producciones fílmicas de la AVT. Son cinco piezas reiterativas como el repertorio de Melendi, así que, igual que en el caso anterior, les recomiendo que reduzcan la ingesta a una. Más que suficiente, porque todos los engendros visuales atienden al mismo esquema machacón: unas palabras de Rajoy (o de Fernández Díaz) manifestando su firmeza contra ETA tienen el contrapunto de un salpicado de imágenes de Uribeetxeberria Bolinaga, recibimientos a presos o titulares de prensa sobre salidas de la cárcel. Como remate, se estampa un sello con la palabra “Traición” en caracteres XXL y se anima a acudir a la manifestación de mañana en la madrileña plaza de Colón —dónde si no—, bajo el lema, justamente, “No más traiciones”.

Manda un congo de narices que lo que los detentadores del monopolio del dolor califican como inmensa felonía sea la aplicación de una legalidad que, ya de origen, se hizo (o se manipuló) a la medida de su afán de notoriedad y su sed de venganza. Como esa sed es insaciable, su queja es literalmente de vicio y jamás podrá ser satisfecha por el atribulado Gobierno español.

Esa es la parte que sería cómica si el fondo no fuera trágico. Mariano y su comanda no reparan en operativos policiales pirotécnicos, presiones a los jueces, toquiteos de leyes y atropellos sin cuento con el único objeto de calmar a la talibanada pseudovictimil. Y todo lo que consiguen es que les llamen traidores.

3 comentarios en «Rajoy, traidor»

  1. El problema, Javier, es que esa utilización repugnante de los tres poderes, sin contar las fuerzas policiales y las extensiones periodísticas, sigue teniendo buen aplauso en millones de españoles cuando de terrorismo se trata. Y ese término, extendido a cualquier actividad que pueda incomodar al poder o como justificación de sus propias felonías, se ha convertido en la nueva globalización del odio y del miedo. Pero el tiempo lo cura todo, o al menos lo cubre.

    http://casaquerida.com/2015/01/22/hablar-por-vejar/

  2. No más videos, gracias: me he pasado al té y al yoga. Y además voy a dejarme de “ñiñiñis” desde ya.

  3. Pues yo creo que el problema está siendo agravado por los medios de comunicacion supuestamente progres, supuestamente independientes y -presuntamente-garantes de una buena praxis profesional.
    Lo que traducido vendria a ser algo asi como ¿dónde demonios están la curiosidad, la investigación rigurosa y la valentía a la hora de exponer lo que sea que se averigüe?.
    Por que, salvo algún escandalillo que otro, a dia de hoy aún no sabemos cómo se reparten el dinero público las asociaciones de víctimas de Primera División, esas que parece que le leen la cartilla a Mariano y al resto de sus huestes.
    «Cherchez l´argent», diria un reputado director de cine en el caso de los videos que no he visto ni veré.
    Que sigan la pista a la pasta, que les dejen oir su voz en los programas chachipirulis donde se orquestan los debates «serios», pero que sometan al mismo escrutinio a estas asociaciones ultras tanto como se las someten a otras que no están protegidas por el velo de la santidad.

    Asociación (¿extraña?) de ideas: alguien sabe qué va a pasar con el dinero que les levantó la GC a Sare?.
    Porque la calderilla, igual la han echado a un cepillo de iglesia, pero ¿el resto?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *