Salga lo que salga

A ese punto hemos llegado: la convocatoria de un referéndum provoca una tremenda zapatiesta entre quienes se pasan la vida dando lecciones de democracia al por mayor. Que es un suicidio, llegó a mentar la soga en casa del ahorcado Jean Claude Juncker, el tipo al que hicieron presidente de la Comisión Europea (premio a quien sepa para qué sirve tal cosa) en uno de los cambalaches de costumbre. ¿Y qué si lo fuera? Los pueblos también son —o deberían serlo, vamos— libres de irse por el despeñadero abajo.

Se ponen unas urnas, se cuentan los sufragios y, acto seguido, se asumen las consecuencias. Doy por hecho que en la otra bancada, la de los cantores de aleluyas a la soberanía popular, se tiene claro que su ejercicio implica esta última parte. Si sí, sí, y si no, no. Después no vale llamarse andanas, pedir revancha o silbar a la vía para aplazar la ejecución de lo que hayan dicho las papeletas, por jodido que pueda parecer. Pasaron los tiempos de las prórrogas. Ni siquiera estamos en los penaltis, sino en el cara o cruz, con la parte levemente positiva de que, en lugar del azar, decidirá la ciudadanía griega.

Hay quien sostiene, y no sin lógica, que la semana que va a mediar entre la convocatoria y la celebración del plebiscito es un periodo demasiado corto como para tomar una determinación de tal magnitud. Ocurre que no hay mejores opciones. Ya van suficientemente forzados (e incluso rebasados) los plazos como para retrasarlo más. El domingo es el gran día. A 3.500 kilómetros de distancia, me declaro incapaz siquiera de intuir cuál de las opciones es la menos mala. Aplaudiré la que salga.

4 comentarios sobre “Salga lo que salga”

  1. ¡¡Tranquilidad!! Alejaos del FOREx.

    Ya están empezando a vender que Grecia recula. Ante lo cual, por portarse bien, le harán alguna concesión menor como muestra de la magnanimidad de la Troika.

  2. Al final va a ganar el NO, que NO habrá referenddum.Entonces los que llenaban la boca con referendum y democracia pasan a fascistas totalitarios y a los dos días vuelta a la tortilla y luego otra vuelta…..
    Y mientras la marean en Grecia, como si no pasara nada por aquí.
    ¡Viva la politica!
    Esto deve ser la «real politic» que soluciona nuestros problemas de verdad.
    ¡Que peste!

  3. Hoy , si quieres decir en una mesa de negociación y dar opinión al pueblo, el tiempo no puede ser el que en su día se reservó Felipe para el suyo de la OTAN. Hoy, tiene que ser, ya.
    Ya, esta en marcha el referéndum, sigue a día de hoy convocado, así que salga lo que salga , aplaudiremos su decisión. Porque no.?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *