Asignatura pendiente

Aceptaré con mi rictus más cínico que la Universidad es un templo donde han de tener cabida las cuestiones más espinosas de la sociedad. Venga, va: no ha lugar al veto a cualquier actividad, por lacerante que pueda resultar, pues se impone el rico debate intelectual, la neutralidad científica más aséptica de la Vía Láctea y lo que te rondaré moreno. Ya veremos cuántos de estos altísimos principios irrenunciables se convierten en menudencia cuando los divinos muros pretendan acoger, qué sé yo, a los mastuerzos vomitivos de Hazte Oír, un bolo del Abascal o la Rosa de Sodupe de turno, el concierto de un reguetonero machirulo o, por no extenderme, la presentación de una fraternidad de alumnos proclives a la unidad de España.

¡Claro! Es que nada de lo que menciono “es lo mismo”. Ahí no cabe apelar al sagrado académico ni a la libertad de expresión. A quién se le ocurre comparar lo anterior con un individuo que solo ha dado matarile a dos personas y al día de hoy no se le ha escuchado ni un atisbo de reflexión sobre lo escasamente acertado de tales actos.

Ah, bueno, sí, que ya ha cumplido condena. Grandioso comodín de quien ni siquiera tiene los arrestos de proclamar a voz en grito que el fulano en cuestión le parece un héroe y que los muertos bien asesinados estuvieron. Esos dos y los otros casi mil. ¿Que no digo nada de los que aprovechan el ruido para resucitar la bicha nutricia de ETA? Tengo decenas de columnas escritas al respecto. Por eso me permito esta cuyo triste resumen es que lo de ayer en el campus alavés de la UPV no fue una charla sino el boletín de notas con nuestra asignatura eternamente pendiente.

9 comentarios en «Asignatura pendiente»

  1. Y sin aprobar…El tema era las condiciones denunciables de los presos y presas enfermos en las cárceles…Una oportunidad para pedir el traspaso se prisiones a Euskadi y de su gestión…No tocaba…
    El ponente ?….Un desacierto, el tema? una denuncia eterna…El espacio para la exposición?…Un espacio público y de todos…Como estrategia publicitaria , SARE, lo ha clavado…Y los miuras urquijanos y cayetanos
    haciendo olas…Cansino el modo…sin embargo , la situación de pudrimiento físico de los presos enfermos es verdad…Y es otro atentado a la dignidad humana. Qué ocasión perdida!!

  2. Ya que la Sacrosanta Constitución de 1978 no permite la pena de muerte física, impongamos la pena de muerte social. Que quien haya delinquido no pueda hacer una exposición de pintura, que quien haya delinquido no pueda dar una charla pública, que quien haya delinquido no pueda editar un libro, que quien comparte fines políticos (que no siempre métodos) con quienes hayan delinquido no pueda actuar en un teatro que quien haya delinquido se convierta en un paria para el resto de sus días, tras pasar sus 30 años de cárcel….
    ¿Dónde está la Reconciliación que nos quisieron vender después de 1975 ?… parece que en el 2019 ha caducado

  3. Siempre he sido contrarío al uso de la violencia, venga de donde venga y ejerza quien la ejerza.
    Dicho esto, siempre estamos con la misma historia, depende quién seas has de pasar los filtros que al poder español se le vaya ocurriendo una y mil veces, tienes que pedir perdón hasta en fotografía, has de pasar exámenes médicos a la mañana y a la tarde, etc…
    Porqué los presos enfermos tienen diferentes tribunales médicos, el de Zaplana, el del marido de la Pantoja debe ser uno y el que atiende a los presos debe ser otro.
    Porqué si eres Vasco has de pedir perdón hasta en fotografía y si eres un terrorista financiero, ni pides perdón ni devuelves la pasta y encima sigues cobrando del estado ( de nuestros impuestos) tus cesantías, tus jubilaciones, etc…
    Y ya no hablamos del tratamiento de la prensa.
    Las campañas de demonización de la palabra NACIONALISTA son escandalosas, eso si si es exaltación del espíritu nacional es “patriotismo” o “constitucionalismo” . Así van taladrando las mentes de los de “a por ellos, oe….. “ y así van las cosas.
    En fin y luego se extrañan de queramos que nos dejen en paz de una puta vez.

  4. Pues entonces tendréis que ser coherentes y no rasgaros las vestiduras por el «blanqueo» de Vox y dejar de pedir vetos y cordones sanitarios a Vox…porque el planteamiento es exactamente el mismo.

  5. Te admiro por cómo escribes, pero tras echarle varias pensadas he decidido que no te voy a leer más, porque me parece que, a veces, le das a los temas el mismo tratamiento que Bertin Osborne les podría dar…. y no me gusta el coñac

  6. (A Pasabaporallá)

    ¿¡Pero cómo se puede hablar de reconciliación, cuando el asesino de dos personas no quiere reconciliarse?!

    Que es muy evidente que haber cumplido casi todos los 30 años de condena máxima por crímenes tan atroces no significa que manifieste así una voluntad de reconciliación, ¡caray! 🙁

  7. Un poco excesivo el comentario, señor. Más, firmando con pseudónbimo. Pero es usted muy libre. Gracias, en todo caso por confirmar mi tesis. Nos quedan muchos convecinos que creen que matar estuvo bien. Y son tan cobardes que ni siquiera lo dicen así. Se enfadan, no respiran y buscan comodines. Este señor del que hablamos es un asesino. Doble, que sepamos. Lo diga Bertín Osborne o Mao Tse Tung.

  8. Txerra…pero date cuenta de que eso que reprochas es exactamente lo mismo que tú haces.

    Esta es una cuestión de criterio: si debe permitirse o no la normal participación en la vida política de quienes defienden posturas o actos o similar que nos resultan inaceptables o nos generan repulsión.
    ¿hasta dónde llega la libertad de expresión e ideológica?

    Y la respuesta que se dé debe valer para unos o para otros.

    Porque seguramente tú denunciarías que se invitara a Ortega Smith a dar una charla en la Complutense sobre, un suponer, el modelo territorial que proponen para España.

    Ortega Smith es un tipo que está homenajeando a falangistas, piropeando a Primo de Rivera…justificando los crímenes fascistas (con el «y tú más»)…pero en este caso…pues iría a hablar del modelo de Estado (proponer la supresión de las autonomías -reformar para ello la constitución-es muy legítimo).
    Sin embargo, cuando eso sucede, se dice que su mera presencia en un acto universitario (o en el Hormiguero con el Motos haciéndose los simpáticos) supone dar normalidad al fascismo, «blanquearles» como si aparte de algunas salidas de tono, su discurso deba ser asumido dentro de la normalidad; y que eso no puede ser, que defendiendo lo que defienden, justificando y exaltando el franquismo…no deben ser aceptados con normalidad, deben ser aislados, vetados…cuando no prohibidos.

    ¿es así?
    Porque si eso es así…es perfectamente aplicable de esta misma manera a este caso.

    ¿Cual es la diferencia? Pues que, como dice JV, para ti seguramente «no es lo mismo» el uno que el otro. Y…claro…¿por qué no?
    Porque para mí…son muy, muy, muy parecidos; y lo que representan es muy, muy parecido. Uno elogia a Onésimo Redondo y el otro a Kubati o Kubati; para mí…tal para cual. Uno justifica unos crímenes y ensalza a unos criminales…y el otro…a otros.

    Y si vamos a lo «personal» pues es que el menda este, oiga, que se llevó por delante a unas personas. Que ha pagado por ello y ya tiene plenitud de derechos..vale…pero si se trata de decir si uno es mejor o peor que el otro…no me consta que el Smith, por mucha repulsión que cause, haya matado personalmente a nadie: ¿eso puntúa?

    Por tanto, no puede ser que el veto o el cordón sanitario dependa del grado de repulsión que te cause porque si a ti, por seguir con el ejemplo, te genera más repulsión Ortega que un miembro o ex miembro de eta y ello implica que a unos se les pueda blanquear y a otros no…pues deberás admitir que a mucha otra gente le pase lo contrario y apliquen el mismo criterio de veto en función de esa repulsión.

  9. He aquí un buen ejemplo de coherencia. Bravo. Hace falta valor para ponerle nombre y apellidos a una reflexión de este tipo que choca de cabeza con el tan mentado «relato» que una buena parte de la sociedad vasca tiene montado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *