Los chismes de Bono

Se oye comentar a las gentes del lugar —escojan ustedes de cuál— que el felizmente reimplantado capilar José Bono anda por ahí promocionando un libro dizque de memorias, el tercero de los que lleva no sé si escritos, pero sí publicados. Compite en el negocio de la venta de recuerdos trucados a granel con Mariano Rajoy Brey, al que dejaremos para mejor ocasión. Bastante material tenemos con don José de la Mancha, sin discusión, uno de los políticos más infames del abigarrado ránking hispanistaní de sanguijuelas de lo público. Guardo para cuando me llegue a mí el momento de compilar mis pedestres vivencias las perrerías que me contó sobre el individuo el difunto juez Joaquín Navarro, antiguo compañero de militancia en el PSP de Tierno Galván.

Pese al escaso cariño y nulo respeto que dispenso al personaje, confieso que me tienta echarle a la escudilla unos euros en concepto de derechos de autor. Por lo que leo en entrevistas y reseñas, el opúsculo, titulado Se levanta la sesión, es un refrito de jugosos chascarrillos y sonrojantes indiscreciones sobre —ahí está la gracia— las supuestas instituciones básicas del reino. Con el antiguo monarca como bochornoso protagonista de buena parte de los sucedidos narrados por el cotilla ególatra. Y los chismes son farlopa de categoría. El lenguaraz Bono desvela desde los amoríos del bragueta suelta con una Miss Mundo peruana a su nula confianza en su vástago Felipe “porque no es tan campechano como yo” —literal—, pasando por un lisérgico ensayo compartido de saludo con cara de mala uva para recibir al diputado de Amaiur Xabier Mikel Errekondo tras las elecciones de 2011.

Un comentario en «Los chismes de Bono»

  1. El conglomerado de politicos de Spanys esta lleno de personajes bastante siniestros y pertenecientes a una reala de vividores a cuenta de las arcas publicas durante practicamente toda su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *