¿A 30? ¿En serio?

Se ha contado con toda pompa y fanfarria, y me temo que aún nos queda un rato largo de raca-raca autocomplaciente. Los anales de la Historia recogerán que hoy, fecha interestelar 22 de septiembre de 2020, la ciudad en la que curro será la primera población de más de 300.000 habitantes que limita la velocidad en la totalidad (to-ta-li-dad) de sus calles a 30 kilómetros por hora. Se supone que es un inconmensurable avance para la Humanidad —Bilbao, capital del universo— que reducirá en quintales el estrés de los paisanos, amabilizará (ese es el verbo, se lo juro) un huevo el recio carácter de la villa y, en definitiva, provocará felicidad a borbotones a uno y otro lado de la ría.

Todo eso, claro, en futuro. De momento, lo que ha provocado el anuncio es un bullir y rebullir de bilis entre quienes barruntan que en adelante el desempeño de su trabajo será infinitamente más complicado. No arriendo la ganancia, o sea, la pérdida, al gremio del taxi, la mensajería, el reparto o el manejo de autobuses… incluyendo en este caso a los sufridos viajeros, que verán multiplicar por equis la duración de los trayectos, frenazos aparte. Tampoco veo yo los beneficios para el medio ambiente, con todo quisque ahumando en segunda y quemando gasofa que es un primor. Pero quizá el tiempo me demuestre mi error. Ojalá.

10 comentarios en «¿A 30? ¿En serio?»

  1. Esperemos que el concejal Gil sea pronto el primer político municipal del Mundo (de una ciudad mayor de 300.000 habitantes) en rectificar.

  2. Pues a todo hay quien gana…..
    Pontevedra (que, eso sí, tiene solamente 80.000 habitantes) es peatonal en un 75%.:
    https://elpais.com/politica/2018/06/07/actualidad/1528378617_230832.html
    Este reportaje es de hace justo dos años, y parece que ya tenían el límite de 30 km/h en las calles no peatonales: https://www.youtube.com/watch?v=tFleGuOTa-k
    …..Y en ese momento, gracias a esa política el alcalde llevaba ganando cinco elecciones seguidas, desde el 99.
    Pues bien, hoy hace justo un año que implantó la velocidad máxima de 10 km/h en las calles que rodean el casco histórico, que es por supuesto peatonal.
    Parece que el plan es ir quitando las aceras de las calles, que serán compartidas por peatones y coches con velocidad limitada a 10 km/h: https://cadenaser.com/emisora/2020/09/21/radio_pontevedra/1600692012_573338.html
    Je, je,….¿los peatones podrán correr a más de 10 km/h). Muchos pasan de esa velocidad haciendo jogging….y ni te digo las bicis!

  3. Y lo mejor de todo es que ha salido adelante con el apoyo de TODOS los partidos políticos del ayuntamiento.
    Aquí al PP no le importa votar con Bildu.

  4. Hombre! Todo tiene su lado positivo: figúrate como vas a flipar cuando a tu flamante maserati le adelante por la derecha un benéfico ciclista y por la izquierda un patinete ocupado por un jovenzuelo de cincuenta años, con look de quince, eso sí . Por supuesto ambos artilugios a bastante más de treinta por hora, pues ya se sabe que para ambos colectivos no existe reglamentación que valga, pues lo dicho, son benéficos a todos los efectos. Eso sí, todos los años el que vas a pagar una morterada de euros en concepto de de impuesto de CIRCULACIÓN vas a ser tu. Para que “él bicicletas” te diga que tienes que tener tu vehículo guardadito en el garaje.

  5. Con medidas como ésta se me va a hacer cuesta arriba volver a votar a Aburto en las próximas elecciones (si se presenta) por avalar la medida del ocurrente concejal Gil.
    Por suerte para él las alternativas parecen peores, porque ninguna otra fuerza ha salido a oponerse a esta decisión, al menos que yo sepa.

  6. Los señores Aburto y Gil, Gil y Aburto pasarán a la posteridad. No se sabe bien por qué, pero lo harán. Y los dos juntos, en comandita.
    Si con estos dos fenómenos Bilbao es la hostia, no quiero ni pensar a dónde llegaríamos sin ellos.
    Y si encima fuera plana para ir en bici a Otxarkoaga desde Miribilla ni te cuento.
    Por de pronto el alcalde de Donosti ha dicho que allí no.
    Y es que ser todo el rato líderes de algo, aunque sea de simpleza mental y populismo baratito es muy cansino y Eneko Goia lo sabe así que este partido no lo juega.

  7. El tiempo no va a demostrar tú error.
    Los principales argumentos en los que se basan los ediles a favor de este despropósito son: evitar la contaminación y atropellos a los viandantes. En el primer caso, craso error, ya que un motor de combustión interna necesita, temperatura rápida, revoluciones medias, poco uso de acelerador etc, para que sus componentes mecánicos y electrónicos funcionen correctamente.
    En cuanto a los atropellos, mejor educar a la personas para que actúen con responsabilidad cuando van dentro del coche y cuando van fuera de el.
    Los bilbaínos son famosos por nacer donde quieren además de otra bondades, y a partir de ahora por tener unos ediles con «idea de bombero».

  8. Pues en el futuro ocurrirá en Bilbao, Javier, lo mismo que en Irun, que ya tenemos 7 años de experiencia en lo de «Ciudad a 30». Es decir, simplemente, que no se cumple.
    Vendemos «imagen» con lo de Ciudad a 30, pero todos sabemos en la ciudad que no se cumple, porque en muchas zonas de la ciudad no es cumplible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *