Apple. La historia del logo de la manzana

El logotipo de Apple es inconfundible, aporta un importante valor añadido a todos los aparatos que lo portan, nadie llama smartphone a un iPhone, ni tablet a un iPad, todo lo que lleve este distintivo tiene personalidad propia. La historia de su diseño tiene alrededor una pléyade de leyendas, lo que es una ineludible realidad es que no siempre tuvo esa forma de manzana mordida.

El nombre de marca ideado por Jobs y Wozniak es, de por si, una pequeña fábula que, como otras grandes marcas,  se va reescribiendo y desmintiendo a lo largo de los años. Su inspiración se explica, según las diversas fuentes, desde la manzana de Newton, la admiración por los Beatles y su sello discográfico, el homenaje a Alan Turing (que se suicidó mordiendo una manzana envenenada), el trabajo de Jobs en una granja, hasta otra más mundana en la que el nombre elegido fue Apple porque alfabéticamente se encontraba antes que Atari, empresa con la que ambos habían colaborado antes de fundar su imperio.

Se conocen tres versiones de la imagen de marca, la primera, y más desconocida, la realizó en 1976 Ronald Wayne, al que invitaron a participar en la empresa y que pronto se desvinculó de ella. Se trata de un diseño en blanco y negro, muy clásico, que representa a Newton y su manzana, con un texto de nula legibilidad y un conjunto apenas escalable ya que en pequeño formato pierde todo su sentido.

Primero-Logotipo-Apple

Al perfecionista Jobs no le gustó el motivo que representaba a su compañía y pronto se puso en manos de profesionales, de tal modo que encargó a la prestigiosa agencia Regis McKenna el trabajo de cuidar de la imagen de Apple. Allí trabajaba el diseñador Rob Janoff que se convirtió en el padre de una de las marcas mas reconocibles del mundo. A la primera versión monocromática Jobs le pidió que añadiera un poco de color, a lo que respondió con la manzana mordida con bandas arco-iris que ha sido su imagen durante 25 años.

Segundo-Logo-Apple

Tras el revolucionario retorno de Jobs a la empresa, a mediados de los 90, uno de los cambios realizados fue renovar la imagen de un logo que se había quedado un tanto obsoleta. Conscientes de que la icónica manzana tenía de por sí suficiente fuerza y personalidad, decidieron eliminar las bandas de color, con el alivio añadido de olvidarse de la necesidad de representar fielmente sus seis colores en todos los aparatos. Así se pasó brevemente a una versión monocromática, pronto sustituida por una similar pero con tonos azules llamada Aqua y por último la actual en tonos grises denominada Glass.

Apple_logo_black aqua glass

Como curiosidad, últimamente han aparecido ciertas teorías que relacionan este logo con números áureos y la progresión de Fibonacci. No voy a hablar de teóricos de la conspiración pero estoy seguro que si estudian todos los logotipos del universo encontrarían en ellos las místicas conexiones que van buscando.

numeros_aureos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *