LA CRÍTICA Y LAS ADHESIONES ACRÍTICAS

Un querido lector me ha vaticinado divertido que como siga así, repartiendo a diestro y siniestro, van a terminar por deportarme a mi Pamplona natal, a ver si me atrevo a criticar también  los sanfermines .

Pero, como le he respondido , yo ya he criticado desde hace algunos años  la deriva de los sanfermines en varias ocasiones,  aunque por lo menos en tal caso había una deriva porque le precedía una fiesta  propia y popular.

Y, por otro lado, no creo que mis críticas sean ni en el fondo ni en la forma más  fuertes que las que publicaba, por ejemplo,  en los años veinte del siglo pasado en Napartarra mi abuelo Ataúlfo Urmeneta,  “abertzale sutsua” del momento según las crónicas .

Y mi abuelo que , según dicen , le dió un toque liberal al NBB, sabía de lo que hablaba- yo tengo de su biblioteca entre otras cosas un tratado de sánscrito y El origen de la familia, de Engels  – pero no dudaba en defender aquello en lo que creía criticando si era necesario a sus mismos supuestos correligionarios, pues siempre dejaba muy claro que no se construye tan sólo con la adhesión acrítica y zalamera.

“Nihil novum sub sole”, of course , al menos en mi caso…Pero entre tanto  han aparecido  por ahí muchos michelines tan tecnocráticos como incultos que, lo repito una vez más, van de postmodernos sin haber pasado por  la modernidad que si por algo se distingue es por  ponerlo todo en tela de juicio…Y, any way,  a mí , la verdad, cada vez me da más pereza escribir sobre estas “actualidades”…

2 comentarios sobre “LA CRÍTICA Y LAS ADHESIONES ACRÍTICAS”

  1. Vitanda est improba siren desidia.

    A veces me cuesta seguir su discurso por las abundantes, nutridas y profusas referencias sociológico-filosófico-literarias (carencias de uno que optó por las ciencias, las que hoy en día se consideran ciencias al menos, que se le va hacer). Pero me gustan el estilo y los temas criticados, alors, s’il vous plaît, sigamos criticando. No de acuerdo a la segunda de las acepciones que recoge la rae, hablar mal, más bien según la primera, analizar y valorar.

    Agradeciendo de antemano sus futuros vituperios, le saluda (a usted y al resto de los y las desayunantes) con la más alta estima y consideración,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *