Trabajar en nochebuena

Me han dado hora para la revisión médica anual. Cuatro de enero, a las nueve de la mañana, en ayunas, con las gafas puestas y, bajo el brazo, el vergonzante tubo con la muestra de la primera orina del día. Seguro que saco sobresaliente en colesterol y dibujo un electro que representará fielmente los montes Apalaches. No descarto que me digan que ya estoy muerto aunque no me haya enterado. Lo asumiré con pundonor. Más me preocupa el impepinable aumento de las transaminasas liberalizoides que, a poco fiable que sea, detectará el espectrógrafo. Ensayo ya ante el espejo la intensidad dramática con que le inquiriré al galeno: “Dígamelo sin rodeos, doctor: ¿soy ya un neocon irrecuperable para la causa del progreso?”

Será sólo un diagnóstico confirmatorio. Sospecho que muchos lectores lo van a adelantar cuando les confiese -¡bomba va!- que no me entra en la cabeza por qué los sindicatos del metro de Bilbao consideran que pretender que haya servicio de suburbano en nochebuena es una intolerable muestra de explotación laboral. ¡Uf! Ya lo he escrito. Tómense, si lo desean, un respiro para llamarme hijo de Díaz Ferrán o cualquier sarta de exabruptos que se les ocurran. Una vez desfogados, hagan una lista mental de las personas que tendrán cita con el tajo mientras los demás nos comemos los langostinos y los polvorones. Ahí entran desde todas las ramas del personal sanitario a los técnicos de control de televisión que garantizarán la emisión del inevitable Especial Raphael, pasando por quienes servirán copas tras la barra de los garitos que en cada vez mayor número abren en la presunta noche de paz. Hasta los curas que celebrarán la misa del gallo tienen lugar en esa relación. ¿Son todos y todas víctimas de la impiedad obrericida?

Setas y Rólex

Admito, por descontado, un sí como respuesta, aunque en ese caso pediría unas migajas de coherencia. Por más que ésta sea época de milagros, no podemos cuadrar el círculo y aspirar a que todo funcione sin que haya quien lo haga funcionar. ¿Que buena parte de lo que va a permanecer activo son lujos prescindibles, falsas necesidades impuestas por este consumismo insaciable que nos deshumaniza? Venga, va: me subo a esa moto. Ahora decidamos de cuáles de todos esos vicios nos quitamos… y asumimos las consecuencias. Pero sin rechistar, ¿eh?

Me da que no estamos por la labor. Queremos soplar y sorber, setas y Rólex. Yo también quiero seguir teniendo conciencia social, y ya ven, aquí me tienen otra vez alineado con el capital. De esta me echan de rojo.

24 comentarios sobre “Trabajar en nochebuena”

  1. En tu primera pregunta: El personal sanitario salva vidas, la televisión emite programas que mayormente ya han sido grabados (por lo que el personal es mínimo), los que trabajan en los bares son autónomos (y ellos verán si rozan el absurdo con sus turnos laborales o si no les queda otra por pagos pendientes) y evidentemente los curas no se van a quedar en casa viendo la televisión en Nochebuena. ¿Qué es lo que tratas de demostrar?

    Lo de las setas y Rólex… bueno no tiene desperdicio. En esta sociedad que consume 3 veces más de lo que le corresponde y 3 veces más de lo que hay en este planeta, es increíble que se siga escuchando por ahí que los problemas se solucionan con más consumo. Consume, más, aunque no quieras. Yo no quiero un Rólex para nada y no pienso dejarme mis ahorros esta navidad.

  2. Más que alineado diría alienado (ver Hegel, Marx o RAE). Para resolver tus dudas, aplícate a tí mismo la propuesta: ¿te gustaría que tu jefe te hiciera trabajar con un especial Gabon Onda Vasca en la radio o prefieres ese día con la familia? Y eso sin hablar de los que trabajan a la intemperie. Y luego está el consume hasta consumirte.

  3. Sólo un dato, Koldo: En los últimos 11 años he trabajado el día 25 de diciembre y el 1 de enero. Entraba a las seis de la mañana. Y no me pagaban más.

  4. Completamente de acuerdo contigo, JaviVí, ya nos echarán a dos, por rojos-fascistas, jajaja. Porque el hecho de que unos salvan vidas, los otros son personal mínimo, etc. se puede aplicar a los trabajadores del Metro. Salvan vidas evitando que se conduzca tras una noche de celebración, acercan familias y seres queridos, facilitan el desplazamiento a quienes tienen que cubrir esos servicios mínimos, porque no nos engañemos, quien toma el metro por la noche, en nochebuena, es porque necesita desplazarse, no es para vivir una aventura prescindible. Y puestos a quitar a todobody de su puesto de trabajo… apaguemos la luz y no cocinemos, porque también habrá alguien de guardia ¿no? ¿eing?

    Bueno, que eso, que creo que estamos sacando de quicio esta sociedad «fraternal» en la que, para no desbaratar la justicia social, acabaremos siendo atendidos por máquinas, al tiempo.

  5. Conste, Koldo, que a mi no me importaba demasiado. No voy a comparar mi curro con otros, bastantes más jorobados, empezando por el de los currelas del metro. Además, me daba la exscusa perfecta para ausentarme de las celebraciones que tan poco me gustan. Mi hijo, paciente a tope, esperaba a mi regreso para abrir los regalos de Olentzero.

  6. A mi por mi trabajo me a tocado trabajar en nochebuena, nochevieja, año nuevo, etc, muchas veces, y la verdad, si te toca te toca. Este año es mi mujer a quien le toca trabajar en nochevieja, y perderse estar en familia, que a ella a diferencia que a mi si que le gusta. Quienes trabajamos en ciertos sectores, debemos de asumir ciertas cosas.

  7. Ahi me has pillado. Lo de la excusa para no ir a alguna celebración. Esa es buena. Lo malo es cuando despues de toda la semana trabajando, el dia que tienes libre, vas y te pones con 39 de fiebre. Y era noche vieja. Mi cuñado, y somos amigos.

  8. joía Jaio: Se evitarían más muertes de personas ebrias dejando de construir carreteras o no fomentando la movilidad en automóvil, medidas aplicables a TODOS los días del año, no a uno solo. Por otra parte, no sé si te das cuenta de nunca antes se ha trabajado en el metro ese día y no hay tasas de mortalidad enormes asociadas a esos desplazamientos.

    Por cierto, eso de ‘puestos quitar’ no le veo mucho sentido… porque, ‘puestos a poner’, también podemos poner al frutero tras el mostrador cuando sus hijos se dispongan a abrir los regalos. Sabes que en algún punto tiene que establecerse la línea.

  9. De acuerdo contigo Javi. Lo que me molesta es la hipocresía. A cualquier hijo de vecino le aburre trabajar, sobre todo cuando este es un curro infumable. Que los sindicalistas, más ateos que satanás, digan que los trabajadores del metro tienen derecho a cantar villancicos al «niño dios» con la familia es que tiene «delito».

  10. trabajo como conductor de metro y pienso que tarde o temprano esto llegaría, igual que va a llegar que abran los establecimientos los domingos y fiestas de guardar, pero la cuestión que ahora tenemos entre manos son las formas, el momento y la intención. Las formas han sido impositivas, saltándose todos los acuerdos como todo lo que han hecho con respecto a los trabajadores desde que han llegado a la dirección. El momento y la intención está claro que son políticas, de esas que se calculan al milímetro para conseguir medallitas y votos, por que sino ¿cómo nos explicamos que sólo funcione un medio de transporte en tod Bizkaia? ¿Acaso es que no ves que hay oscuros transfondos en todo esto?

  11. Egia: Sí, claro que veo los oscuros trasfondos. Me consta el puteo constante a que estáis sometidos TODO EL AÑO. Por eso mismo lo separaría del asunto de trabajar o no en nochebuena.
    Desde el punto de vista de la comunicación, no me parece que os favorezca que se traslade a la opinión pública que vuestro conflicto se reduce a eso. Lo que hay que contar, donde hay que poner énfasis, es en la situación de cada día. Si no, son bazas para Gasco y Arriola, que han empobrecido el servicio -hablo como usuario- hasta lo inimaginable… y a base haceros el avión. Eso creo, humildemente.
    Un abrazo

  12. Que te pasa Vizcaino ?. Te has caido del caballo como Saulo camino de Damasco ?. Si no puedes o no quieres entender que los trabajadores tienen tambien derechos (Controladores aereos, Metro) y que hay muchos trabajadores que priorizan el descanso sobre el dinero. Que la decisión viene de no se que deseo de los políticos de implantar un servicio que NO EXISTIA anteriormente y que decian se haria de común acuerdo con los sindicatos del Metro. Si no hay acuerdo con los sindicatos, porqué ese empecinamiento de determinados políticos (ellos no van a conducir las unidades). Si tu cuando estabas en EITB no has reivindicado derechos y mejoras laborales como cualquier trabajador esa es tu decisión pero no me digas que en Navidad la radio funciona con la normalidad y los contenidos de un dia cualquiera porque no es verdad y lo sabes. En fin Vizcaino, como decia un compañero, en tu conciencia queda . No hay cosa más tonta que ser trabajador y de derechas añado yo.

  13. Iñaki, ¿Sabes lo que es la dialéctica? De eso va esto. Como me considero de izquierdas, me pongo ante mis propias contradicciones. No querer verlas, aceptar pulpo como animal de compañía y controlador como trabajador es lo que hace que Botín y compañía puedan dormir tranquilos y felices.
    Lo he dicho en Facebook, donde está muy animado el debate, y lo repito aqui: hay que hacer análisis realistas y plantear soluciones realistas. Lo demás es hablar por boca de ganso y no cambiar nunca nada. El pragmatismo está en la base del marxismo.

  14. Mira Vizcaino, contradicciones tenemos todos pero sino sabemos distinguir al enemigo en la lucha, al final acabamos disparando al compañero. En el tema del Metro se acordó poner servicio en Nochebuena por parte de los políticos CONDICIONADO a la aceptación de los los trabajadores y sus representantes. Debería bastarles esto a los políticos, pero no, quieren hacer doblar la rodilla a los trabajadores que han elegido el descanso con sus familias al Plus de Nochebuena. Así que hay estaré siempre con ellos, y si tu en tu vida laboral anterior nos has querido, sabido o podido luchar por tus derechos no te da patente de corso para demonizar a aquellos que defienden otros valores distintos del dinero.

  15. A ver, Iñaki: Aquí se debate con argumentos, no con ataques personales. Esto va de ideas, no de exabruptos, y menos, cuando no tienes la menor de idea de qué he defendido o he dejado de defender en mi vida laboral. Te apuesto sin ver a que me la he jugado más veces que tú. Y si me importara el dinero, más allá de la necesidad de comer y fumarme mi tabaco, mi vida actual sería muy diferente. Precisamente porque valoro otras cosas, porque predico con el ejemplo, porque todos los certificados de rojoseparatismo en regla, planteo lo que planteo y como lo planteo.
    Lo de coger pancartitas y consignitas de a duro nunca fue conmigo. Eso a Botin, a Ferrán, a… no les molesta nada.
    Perdona el tono, pero el tuyo, de ataque personal a la yugular y con datos que desconoces, me ha llevado a ello.

  16. Mira Vizcaino, no veo ningún argumento en tus palabras solo descalificaciones sin sentido, y esta lejos de mi intención cualquier ataque personal, pero hombre ya está bien de meterse con los trabajadores y sus derechos, y si, los controladores son trabajadores y tienen derechos ganen 2.000 o ganen 100.000 euros y estaré de su parte cuando reivindiquen menos jornada laboral, menos turnos dobles y triples, más conciliación de la vida familiar, lo mismo que cuando lo hagan otros sectores como los médicos o como en este caso los del Metro.

  17. Ya dijo Lenin que el izquierdismo es la enfermedad infantil del comunismo y, en esas estamos, a punto de colocar a los controladores como vanguardia del movimiento obrero ya sustituir el sindicalismo de clase por el corporativismo más furibundo.

  18. Interesante debate.

    Matizaría lo de pragmatismo sustituyéndolo por praxis (Gramsci, Adolfo Sanchez Vazquez, etc). El pragmatismo está más vinculado a la filosofia norteamericana y el utilitarismo.
    Para no crear confusión. Perdón por la pedantería.

    Respecto a lo de las contradicciones de la izquierda no creo que sean tales. O se es de izquierdas o no se es. Igual para la derecha (si la derecha no tiene dudas con su identidad por qué las va a tener la izquierda). Lo que pasa es que tal vez estemos demasiado absorvidos por la ideología de la derecha o la influencia social del liberalismo, y nos cuesta separar el grano de la paja. ¿Es que a caso el liberalismo o la derecha pueden presumir en estos tiempos de éxito?. Lo hicieron a partir del 89 y aquello parecío el fin de la historia (Fukuyama), pero se les acabó. Por eso estamos otra vez como antes o como siempre, con el conflicto capital (en el caso de este post gobierno vasco-patronal)
    trabajo (trabajadores del metro) en toda su pureza.

    Matizaría tambien lo de «hacer análisis realistas y plantear soluciones realistas». Podría interpretarse como que las cosas son como son y poco más dan de sí. Con esa visión se favorece el conformismo y a lo establecido. ¿Es que solo «transformar» la realidad es patrimonio de la derecha? Sí, cuando es para sus intereses y el resto se deja o no tiene fuerza.

    Reflexionar, pensar y actuar. «Hay» más cera de la que arde. Fue Marx el que dijo lo de «Los filósofos hasta ahora se han dedicado a interpretar el mundo. De lo que se trata, más bien, es de transformalo».

    Y que no me vengan ahora con el comunismo sovietico y el estalinismo y Vargas Llosa. En nombre de la libertad hasta Bush y compañía pasarán a la historia por…

    Saludos

  19. Aupa Javi, (me tomo la libertad de tutearte), te transmito mi apoyo total en las formas y el contenido.
    Cada uno tenemos nuestras guerras, lo de los obreros y la patronal hoy en día ya no es lo que era.
    Yo soy empresario, hace dos años eramos 3 personas en la empresa y hoy somos 6 a pesar de la crisis. He trabajado noche-viejas, nochebuenas, agostos, reyes, días, noches y en las épocas duras el que no ha cobrado el sueldo he sido yo.
    Hay actitudes en la sociedad que no entiendo, si en esta sociedad nos dedicásemos mas a trabajar y menos a otras cosas (todos, patronal y empresarios) cuanto mejor estaríamos.
    Saludos,

  20. Javier tiene razón. Y lo dice alguien que esta nochebuena trabajará en la planta de aguas más importante. Y no entiendo porqué mis tres hermanos han de coger el coche para ir a cenar donde mis padres cuando entre todos estamos pagando un servicio público. Así que es lo que hay, los que no soportan esta pérdida social que significa trabajar a turnos pues que lo deje. Hoy estoy de noche, por tanto he tenido todo el día para estar con mis hijos. Esa es mi ventaja. Este fin de semana me pierdo la comida de la cuadrilla, yo trabajo. Así es este curro. Y el vuestro también.

  21. Lo que esta claro es que ni sindicatos, ni politicos. Son los trabajadores quienes han de defender sus derechos, pero creo que es una obligación el que en ciertos trabajos, vease ertzaintza, bomberos, sanidad, trasporte pubiclo, se trabaje todos los días del año. Las tiendas ya son otra cosa, y más sabiendo que la mayoría de ellos son autonomos, pues que hagn lo que quieran, respecto a las grandes superficies creo que se debería de cerrar en los días festivos.

  22. Cambiando de tema Javier. Me gustaría que hicieras llegar a Onda Vasca mi critica por no tener una programación en euskera, salvo el dedicado al mundo del baserri. Se ve con esto que no está muy vasca la Onda, o no tanto como debiera.

    Agurrak

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *