Ciaboga

Cabalgaban a galope tendido (vale, trote cochinero) las tropas contencionistas del adelantado Don Francisco, batiendo el aire vascón con su desgarrador bramido —¡raca-raca, raca-raca!—, cuando los cielos se abrieron y de ellos descendió un rayo escocés que al tocar tierra se convirtió en urna. En el mismo instante en que los valerosos hidalgos de la unción bi-tricolor se aprestaban a pasar por sus aceros a la enésima bestia secesionista que Belcebú había puesto en su camino, los detuvo a puro grito un heraldo llegado de los cuarteles de invierno de Patxinia.

—Órdenes nuevas. —informó a los confundidos y decepcionados combatientes— Por lo visto, los augures que leen los posos de las encuestas y la bilis de los votantes dicen ahora que con todo ese rollo de los diques y los muros, vamos de culo. ¡Volvemos a ser vasquistas! Por lo menos, hasta el domingo por la noche. Cuando termine el recuento, ya dirá Don Rodolfo si nos toca vestirnos de abertzales o de transversales. Tened los dos trajes preparados, por si acaso. El de frentistas, no, que esta vez no sumamos ni de coña.

—Entonces, ¿qué hacemos con esa? —preguntó uno de los avinagrados soldados señalando la urna envuelta en la cruz de San Andrés— ¡No podemos dejarla sin castigo! ¿No ves que es la viva imagen de Urkullu con falda de cuadros y gaita al hombro? ¡Seguro que lleva tatuada en la nalga la marca de la pepsicola!

—Ya lo sé. —contestó el mensajero— Y si te descuidas, un mensaje de Arnaldo grabado de extranjis en la cárcel esa que parece un photocall, pero ya os he dicho cuáles son las consignas. Si no lo creéis, aquí tenéis la prueba.

Según lo decía, desplegó una página del diario de confianza donde se leía: “El Gobierno vasco pone a Escocia como ejemplo para hacer el referéndum”. Y debajo: “López defiende un referéndum si es previo acuerdo”.

—Joder, pues era verdad. —se oyó una voz— Otra vez vasquistas. Qué sinvivir…

3 comentarios en «Ciaboga»

  1. España es un mal chiste (lo siento por la buena gente española) pero no hay nadie más inútil que un político español. El otrora señor de los hilillos es ahora presidente de gobierno en vez de estar sentado en el banquillo. Ayer arrestaron a un montón de chinos, a un funcionario, un picoleto, un madero y a un pornostar por lavar dinero a la mafia,( no sé si al Nacho le han pillado por tráfico ilegal de bolas chinas, juas,juas,juas, qué salero tengo, coño).
    ¿Os imagináis que en los USA detuvieran al sheriff Walllace y a Rocco Sifredi juntos???? Es que lo de país de pandereta se queda corto.
    En la franquicia de Patxinia los que nos critican por el raca raca, van y dicen que lo de Escocia es lo bueno ¿se referirían al whisky?. No se puede ser más tonto, estos ya habían perdido los votos «vasquistas» pues ahora van a perder los votos españolistas….al final no les van a dar ni la RGI. Dios….arriba, abajo, a tu novio le he visto al badajo…..alegría chicos, que falta poco.

  2. Se me había olvidado comentar lo de Margallo y la Constitución británica…. que manda huevos que el ministro no sepa que los británicos no tienen ni DNI ni Constitución escrita… lo dicho, lo que afirma la Unesco del fracaso escolar de los jovenes que dejan los estudios en España se queda corto con el fracaso de la gente que sí ha estudiado pero no les ha cundido nada, oiga.

  3. ¡Voto a brios, que me habeis provocado unas cuantas carcajadas «ostentóreas», que diria aquel!
    En un lenguaje mas acorde con los tiempos podríamos decir que lo que le ocurre a quien mueve la neurona en Fort Lakua es que tiene transtorno bipolar agudo.
    Lo siento, para que le tomen a una en serio en esto de los diagnósticos improvisados el palabro debe de ser compuesto, o con esdrújulas, y hoy no toca lo segundo porque aún no ha salido a relucir el patrioterismo zafio y grotesco de la Una, Grande y etcétera.
    Ja, tirándose de la melena tiene que estar la portavoza por el enésimo recurso del caciquillo riojano contra el Derecho Foral de los Infieles Vascones, precisamente en la recta final de la campañña, ¡¡¡por la Madre Cagolina Hegega!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *