Lo que no pasó

Los tres miembros de la familia de Alcalá de Guadaira no murieron por comer alimentos en mal estado procedentes de un contenedor de basura. Fue por efecto de un agente tóxico sin identificar, en cualquier caso, ajeno a la última cena de las víctimas, que para más señas, había sido cocinada con ingredientes adquiridos en un mercado. Si tuvieran capacidad para el sofoco, algunos denunciatodo de pitiminí deberían haber entrado en ebullición. ¡Menudas soflamas justicieras se largaron con la truculenta historia que ahora ha resultado no responder a la verdad! ¿La verdad? Ah, sí, esa que no debe jorobar los buenos titulares, según dicen los cínicos de este oficio, que por lo visto empiezan a ser mayoría. Luego tienen las santas pelotas de cantarnos las mañanas con la chorripijez esa del #Periodigno.

Pues no crean que se han dado por aludidos los santones. Ahora la culpa es del primer teletipo, que daba a entender el novelón de Dickens que corrió como la pólvora y provocó la consiguiente torrentera de bilis del quince. Supongo que habré soñado que uno de los principios básicos del curro de cuentacosas consiste en contrastar las informaciones. Ya no digo en tres fuentes, como hicieron Woodward y Bernstein con el Watergate, pero qué menos un par de llamaditas de confirmación antes de echarse al monte, ¿no? Pues, efectivamente, no; primero se dispara y luego se pregunta. O ni eso, porque en cuanto ha llegado el desmentido, la primera providencia ha sido ponerse de perfil y la segunda, que ya la veo venir, defenderse atacando. Va un café a que en las redes sociales me va a salir más de un comentarista a esta misma columna a escupirme que lo que no pasó pudo haber pasado.

Y yo, si tengo moral, contestaré que sí, que por desgracia, es muy verosímil que una familia se vaya al otro barrio por ingerir ponzoña apañada en la basura. Pero que si no ha ocurrido, no hay por qué contarlo como no fue.

8 comentarios sobre “Lo que no pasó”

  1. Razones te sobran. Fallo garrafal por apresuramiento y quizás demasiado habitual en la profesión. No lo disculpo pero si lo comprendo. De todos modos, no llevo controles pero juraría que el noventa y nueve por cien de los medios, incluido el vuestro, lo publicaron así. Dando por supuesto que el material de agencias, vendría ya contrastado y verificado.
    Saludos.

  2. Efectivamente, lo publicaron todos los medios. Y eso es grave. Pero mucho más los que se lanzaron a opinar a lo bruto y a soltar demasías de las que no se han retractado. A mi, como había escrito la columna defendiendo el banco de alimentos, me vinieron cuatro o cinco en plan matón casi acusándome de las muertes…

  3. Lo que está creo, más o menos claro, es que estar en una situación social y económica con dificultades, es un factor de riesgo determinante para tener mala salud, y morir.
    Lo que extraña, es que todavía no sepan por qué muere una familia, entera…es increiblemente curioso.
    Recuerdo que una mujer se tiró desde un piso en Barakaldo, cuando iban a desahuciar, y después dijeron que si en realidad esto, otro…que era por tal cosa…
    Pero nadie podía dudar, que si no hubieran ido a deshauciar, no se hubiera tirado.
    Y ahora pregunto: ¿ de quién responsable estas víctimas?

  4. Quecaro: Cuando alguien suicida porque no es correspondido en el amor, ¿la culpa es de de quien no corresponde? Creo que has puesto un ejemplo de suicidio por desahucio particularmente inadecuado.

  5. Hay personas que tienen grados de desesperación sociales, afectivos,económicos que son causas no sé si directas o indirectas, si suficientes o necesarias pero que acaban provocando ese tipo de decisión.
    En el ejemplo que he puesto , la noticia que se dió, después de que la mujer se suicidara, la «matizaron» diciendo que tenía posiblemente otros problemas,además de que la fueran a desahuiciar, y comentaron problemas que no vienen al caso , y qué ni sé si son ciertos…me pareció tremendo.
    Yo no digo que la culpa fue del señor que subía por la escaleras con el papel de desahucio, pero la situación social y económica provocó ese desenlace, muy probablemente.

  6. Quecaro. El ejemplo es el peor de los que hay. Y utilizarlo (no lo digo por ti) supone un tremendo insulto, por ejemplo, a los pensionistas que pierden su casa porque avalaron sin que se les informara claramente de lo que suponía.

  7. Creo que explico fatal las cosas, para poder suponer de una forma un insulto , de cirta forma, a los pensionistas que se quedan sin casa.
    Nada más lejos, de mi interés, al menos que yo sepa conscientemente.
    Sólo quería decir, que cuando empezaron los deshaucios, y hubo varios muertos y suicidios, por ese hecho me da la sensación que «maquillaron» en algunos casos la situación de varios de ellos, entre ellos el de esta señora,para que no saliera la tragedia económica y social que vivían y viven muchas personas.
    Las penurias , los dramas de muchas familias a nivel socioeconómico, me parecen trágicas en muchos casos, y hay personas que no aguantan esas presiones, y acaban con su vida.
    Y son víctimas de este mal gobierno.
    Y siento no explicarme mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *