10/11-01-2014

He vivido lo suficiente en este, nuestro paisito, para saber a ciencia bastante cierta que las imágenes de las últimas horas tardarán en volver a repetirse. También me alcanza para comprender que, en buena medida, han sido posibles gracias a una combinación de factores entre los que la táctica, la estrategia y el cálculo han tenido tanto peso, por lo menos, como las convicciones. Y desde luego, soy consciente de que mañana o pasado mañana —si no hoy mismo— asistiremos de nuevo al intercambio de bofetadas dialécticas entre los que durante un rato y medio fueron capaces de recorrer un trecho del mismo asfalto juntos, si bien no demasiado revueltos. Pero que me quiten lo bailado. O si prefieren leerlo de un modo más lírico, proclamo con un verso tomado prestado a Kavafis: No digamos que fue un sueño.

Guardemos las portadas del día como prueba. Sirven igual las que recogen el momento con euforia, las pretendidamente neutras (¿a quién quieren engañar?) o las que rezongan sulfurosos exabruptos sobre la revisitada comunión de los pérfidos vascones. Si lo piensan, quizás sean estas últimas, las gritonas y biliosas, las que mejor van a preservar la esencia del instante. Por lo visto, va en nuestro carácter que necesitemos una señora tocada de narices para despabilarnos y poner en práctica lo que cuando no sentimos el aliento en el cogote o la bota en el flequillo se queda en pura palabrería. Y aquí es donde por segunda vez en la columna recurro a una cita poética, en este caso, de Gloria Fuertes: Gracias, amor, por tu imbécil comportamiento.

Sí, gracias, torpes y/o malvados poderes del estado español. Por ser una máquina de producir desafectos. Por el empecinamiento en embarrar el campo. Por la contumacia en responder con escupitajos a las manos tendidas. Por la terquedad en derribar cada puente. Por la reiteración en recordarnos, en fin, que por más que lo intentemos, no somos tal para cual.

4 comentarios sobre “10/11-01-2014”

  1. Traslado comentario que sirve para ratificar tus augurios ……
    Aun así comparto contigo,también,esto de que «me quiten lo bailado»:

    Buenas noches,debo reconocer que ver a Arancha Quiroga echar espuma por la boca en el teleberri compensa,con creces,el tener que haber soportado tan de cerca a la borregada unineuronal confundir silencio con su eterna berrea hoy en Bilbao.Arraiz;para la próxima tira de Epi & Blas para explicar el significado de “silencio” o repartes bozales en la salida.A elegir.

  2. Oye, tú, «hombrecito», no me ha gustado mucho lo del «paisito» puesto que es un invento de Pedro Ugarte, «gran intelectual de izquierdas» de dicho paisito (de nacimineto que no de corazón) al que adoran los locutores del pse como A. Cacho, claro como escribe en «el País» que es un periódico independiente donde dice paridas sobre si las vascas somos frías o no y por eso no bailamos reggeatón…en fin, un gran intelectual vayasemanítico (un poco como Markaida, a mí me da que se hacen del psoe por tener desengaños amorosos con las vascas, es puro rencor). No venía tanto a cuento pero deseaba deshaogarme txikitxue, digooooo pequeño gran hombre. La manifa genial pero esto va muy despacio en todos los frentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *