Primavera burgalesa

Cosas veredes, una manifestación pacífica en Bilbao y brotes crecientes de kale borroka en Burgos. ¡En Burgos, desde donde el generalísimo acometió la inmortal reconquista de la España roja y atea! Su callejero aún conserva con orgullo los nombres de los héroes de aquella gesta. En sus tiendas de recuerdos, las reproducciones a escala de la catedral conviven en armonía con banderas del aguilucho en todas las tallas, llaveros de Paca la culona y José Antonio o cucharillas con el yugo y las flechas en bastos damasquinados. Y por supuesto, desde que se estableció la manía esta de echar papeletas en las urnas, un Partido Popular nutrido por incontables camisas viejas gana casi siempre sin bajarse del autobús; 52 por ciento en las últimas municipales. ¿Qué está pasando?

Algo me dice que va a ser tarde para enterarnos. A diestra y siniestra, la propaganda ha tomado el mando del relato. Vandalismo organizado e importado, claman los defensores del orden, que lo son también de los pingües beneficios que parece haber en juego. Es el pueblo oprimido que se levanta contra la tiranía, atruenan, ebrios de trempantina, los oteadores de revoluciones en marcha. Los primeros piden mano dura y tentetieso en nombre del respeto a la legalidad y, ay que me descogorcio, la pacífica convivencia. Los segundos, mayormente atrincherados desde el teclado del móvil, la tableta o el ordenador de sobremesa, arengan a las masas a mantener vivas las hogueras y a no dejar piedra sobre piedra. Si sacamos la media, el resultado es que las recetas se resumen en violencia frente a violencia, con el correspondiente anexo justificatorio en cada caso.

Y en estas, el alcalde que juraba que no se doblegaría por la turbamulta anuncia que paraliza las obras de la discordia y llama a parlamentar. ¿Triunfo de la primavera burgalesa o triquiñuela para esperar a que se vayan las cámaras y volver a meter las máquinas? Apostemos.

10 comentarios sobre “Primavera burgalesa”

  1. Desde todo mi respeto, me parece que hace mucho que no se pasa ud por Burgos (quizá desde 1936). Ni queda ninguna calle con nombre franquista, puesto que sus nombres fueron reemplazados por los que llevaban durante el tiempo de la república (así tenemos por ejemplo, Plaza de la Libertad, Plaza de Martín Santos, Avda. del Progreso, etc). Burgos no es la ciudad conservadora que se vende (sí, gana el PP muchas veces, pero también en Vitoria, y no digamos en Madrid). Hay un movimiento ciudadano muy fuerte, principalmente en el barrio de Gamonal, el más poblado de la ciudad (+ de 60.000), en el que viven un tercio de los ciudadanos de Burgos, barrio obrero, progresista (si sumamos los votos de los diversos partidos de izquierda, estos tienen siempre más que el PP). Es un barrio reivindicativo. Ah! y lo de las banderas con el aguilucho, no es cierto. En Burgos se han producido incidentes cuando manifestantes de extrema derecha venidos de otros puntos del país han querido pasear sus símbolos fascistas por la ciudad. Y otra cosa, el golpe de estado de 36 triunfó en Burgos (también triunfó en Donosti) porque su capitán general, quien se oponía, fue fusilado y los principales líderes sindicalistas e izquierdistas fueron detenidos, fusilados, represaliados junto con los principales intelectuales de la ciudad (lea quién fue el músico Antonio José y quizá aprenda algo, ya que fue fusilado en el monte de la Pedraja junto con otras más de 3000 personas que fueron asesinadas por los franquistas en la provincia (Burgos cuenta con el mayor número de fosas comunes de asesinados por el franquismo de todo el país). Le invito a que en algún momento que tenga tiempo se pase por esta ciudad, pero no por lo que se vende, sino por lo que realmente es y de paso, si es del Athletic, como yo, confirme la cantidad de aficionados a este equipo que hay aquí (tenemos dos peñas oficiales) y el gran número de vascos y descendientes de vascos que vivimos en Burgos

  2. Ana María: Reconozco que un ¡Zasca! muy merecido. Mantengo lo de las tiendas de recuerdos, porque lo volví a ver este mismo verano, pero reconozco que he caricaturizado una barbaridad. Mis humildes disculpas… y mi mala conceiencia por hacer lo que suelo criticar.
    Más allá de topicazos, y siendo verdad lo que me dice, también creo que lo es que buena parte de la ciudad está en manos de cuatro o cinco recalcitrantes. Tengo varios antiguos compañeros de la facultad que trabajan en diferentes medioss de comunicación y el panorama que me cuentan es desolador. Caciquismo de la épogca de Cánovas y Sagasta, me dicen…
    Muchísimas gracias por su comentario.

  3. Me imagino, que el alcalde parará por un tiempo, y volverán a la carga después de negociar, y después de que «no sea noticia»..!ojala, que el sentido común de esos vecinos, siga adelante en las negociaciones!.
    Después de ver lo de Garoña, no me extraña nada, tampoco después de la faraónica obra para el nuevo San Mamés, ya que he leído la palabra Athletic, por ahí… y el Pisuerga pasa por Valladolid …y nadie dijo ni mu (en relación a los millones de euros y los 150.000 parados en Euskadi, y recortes en Osakidetza, Ayudas sociales, deshaucios….)bueno, y si lo dijeron o dijimos fuimos más cobardes que los del barrio de Gamonal, que al menos han demostrado que el sentido común está en sus cabezas y no en las de la Alcaldía de Burgos.

    Y hablando de «no noticias»:
    Sabe alguién que pasó al final con la causa de la muerte de aquella familia de andalucía??

  4. Pero el hospital público se sigue llamando General Yagüe no?

    Para mi eso vale tanto como 20 calles, 5 parques y 3 estatuas

  5. ¿Primavera burgalesa?.
    Y, el nuevo negocio de Abascal and partners, qué será será, ¿La 3ª Glaciación?.
    No me atrevo a extenderme por si el antispam tiene hueco en el negociado este que le hará un pequeño siete al de Rosa de Hispanistán…

  6. Ejem, ejem…hasta hace bien poco ,el Hospital de Cruces se llamaba :Residencia Sanitaria Enrique Sotomayor (Cruces)…y había muerto Franco
    Enrique Sotomayor, falangista de pro…
    En todo sitio cuecen habas, por desgracia.

    Una nota del tal Enrique Sotomayor:

    Enrique Sotomayor Gippini (Madrid, España, 14 de mayo de 1914 – Possad, Rusia, 3 de diciembre de 1941) fue un político español. Sotomayor fue falangista desde la adolescencia, y se desempeñó como director de la revista Haz y posteriormente de la revista FE de Sevilla.

    Participó en la Guerra Civil Española en el bando nacional. En 1939 fue uno de los fundadores del Frente de Juventudes de Falange, del que fue nombrado Secretario General. Por desavenencias con la linea directiva de Falange, dimitió a los tres meses.

    En 1941 se incorpora a la División Azul con la que marcha al frente ruso. Falleció de heridas de guerra en la ciudad de Possad, Rusia, el 3 de diciembre de 1941.1

  7. El hospital General Yagüe no existe. El Hispital de Burgos (1 año de vida) se llama Hospital Universitario de Burgos. En las tiendas de Burgos no hay banderas de la gallina, a no ser que las tengan en la trastienda

  8. Javier, si cambias de perspectiva y te centras en el constructor y magnate de la comunicación Méndez Pozo y sus relaciones, verás que estamos ante un Cocidito Maragato que nada tiene que envidiar a la Paella Valenciana. Y aqui los periodistas podeis jugar un importante papel.
    ¿Está en Burgos el origen de la Gürtell?
    [Enlace roto.]

    Ya que citais al Hospital Universitario de Burgos ¿adivinas quien era el contructor? Un sobrecoste de 200 millones de euros, ahí es nada.
    http://www.canal54.es/2014/01/15/hospital-universitario-rtvcyl-diversas-fundaciones-algunos-de-los-pelotacos-de-mendez-pozo/

    ¿Los caminos del pelotazo urbanístico y la cobertura de los medios de comunicación son inescrutables?
    «Los Príncipes de Asturias presidieron ayer la inauguración de la sede del Grupo Promotora de Medios de Castilla y León (Promecal) en Burgos. A su llegada, a las 11,20 horas, Don Felipe y Doña Letizia, acompañados por la secretaria de Estado de Cooperación Territorial, Ana Leiva, fueron recibidos por el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; el presidente de la Junta de Castilla La Mancha, José María Barreda; el delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo; el presidente de las Cortes de Castilla y León, José Fernández Santiago; el alcalde de Burgos, Juan Carlos Aparicio, y el presidente de Promecal, Antonio Méndez Pozo, y su esposa, Esperanza Ordóñez.»
    http://v2.eladelantado.com/ampliaNoticia.asp?idn=41968&sec=4

  9. Gracias, Javier por tu respuesta. Lo de los medios de comunicación burgaleses es cierto, ya que el principal diario de la ciudad está en manos de Méndez Pozo, así como la televisión autonómica. Méndez Pozo es nuestro cacique, presidente de la Cámara de Comercio y es el que en realidad manda en la ciudad de Burgos. Contra él principalmente es la revuelta de Gamonal, estamos hartos de que la ciudad camine por la senda que él marca mientras se enriquece a costa de nuestros recursos.

    Lo de las tiendas de recuerdos es denunciable, puesto que la bandera con el aguilucho es simbología franquista, así que pelearé por que desaparezcan estos símbolos que lastran lo que en realidad es Burgos (gracias por decírmelo).

    La próxima vez que vengas por esta ciudad, pásate por el Espacio Tangente o por el centro de creación La Parrala y, por supuesto, por Gamonal y verás que no somos tan conservadores. Ah!, hace un año se presentó un video-libro en Burgos, coproducido por gente de Euzkadi, en el que se recoge el sufrimiento silencioso que tuvieron que padecer los descendientes de los masacrados en la provincia de Burgos, personas sencillas que siguen buscando a sus muertos en las cunetas (lo puedes encontrar en el Espacio Tangente)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *