Primarias

Minipunto para el PSOE: ha conseguido que (casi) todo quisque se ponga a hablar sobre primarias. Solo en la mañana del día en que redacto estas líneas, me habré echado a las pupilas media docena de columnas y editoriales sobre la cuestión, incluyendo el de uno de los periódicos del grupo que da pábulo a mis desvaríos. No niego que he aprendido un huevo y pico zigzagueando entre pros, contras, considerandos y portantoencuantos, aunque a la larga, mi escepticismo de partida respecto a la fórmula no haya variado un ápice. Sigue pareciéndome un fenómeno interesante y, desde luego, como cuentacosas y opinatero, agradezco los minutos y los centímetros cuadrados de fácil relleno que nos va a brindar, pero no paso de ahí.

Quiero decir que empezaré a creerme lo de las primarias —abiertas, cerradas o semientornadas— cuando asista a un sorpresón monumental en la Condomina. Y no me vale que gane un Borrell por exceso de confianza del aparato para que tras cuatro días de inmisericorde fuego amigo tenga que agachar la cerviz, devolver el trigo a su dueño y copiar quinientas veces que no reincidirá en el oprobioso comportamiento de derrotar al candidato oficial. Para asistir a ese desenlace, resulta más honrado el dedazo de la Ejecutiva, disimulado con la estampa de un rebaño de delegados levantando la cartulina pertinente.

Por lo demás, y si bien no soy nada partidario de los bloques monolíticos, me escama un rato que las diferentes sensibilidades tengan que estar necesariamente encarnadas en una persona. ¿Cómo distinguir el fulanismo de la legítima defensa de unas determinadas ideas? No es fácil, máxime, conociendo a algún preaspirante capaz de sostener lo que sea con tal de que le dejen encabezar el cartel.

Claro que también hay algo que invalida lo recién expuesto: cada partido es libre de organizarse como le parezca apropiado. De lo suyo gastan. Bueno, esto último tal vez no sea exactamente así.

2 comentarios sobre “Primarias”

  1. Yo voy a pagar los dos euros y voy a votar por López.A ver si sale y es capaz de ganar unas elecciones(aunque sea a Rajoy) antes de jubilarse,el pobre……

  2. Qué democrático suena eso de las primarias y qué poco lo es, qué invención más perversa. Cuando las listas a la representación popular son cerradas, y son elegidas a dedo por partidos cuyo candidato al poder ejecutivo es el mismo «number one» elegido en esas primarias, sin control alguno, por tanto, de sus bases, («el que se mueva no sale en la foto», Guerra dixit), cuando dicha representación popular consiste en una delegación durante cuatro años a gente que hace leyes de acuerdo con el ejecutivo elegido en esas primarias, y controlador por tanto de sus controladores, cuando el poder judicial y el constitucional es elegido por los propios partidos, … concluyo que las primarias se han inventado para delegar en quien dirija todo, incluso las primerias.
    Las primarias la manta (una de ellas) que tapa el cadáver que es hoy la democracia formal. La separación de los tres poderes y la soberanía popular han sido vendidas por el plato de lentejas del voto popular. Aquí parece que no hay problemas de competencias, como en otras consultas. No hay más democracia que la que elige separadamente y periódicamente a los tres poderes, en todos los niveles geográficos y administrativos, y al Jefe del Estado. Todos los domingos a votar.. pues sí. Otros van a Misa, o al vermut.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *