Adulando a Galeano

He participado, lo confieso, en los excesos fúnebres, casi juegos florales, en torno a Eduardo Galeano. No me disculparé por ello. Era casi un imponderable físico o aritmético. Incluso, diría, puro determinismo vital. Pertenezco a la última (o como mucho, penúltima) generación que se dejó deslumbrar por lo que llamaron y creo que aún llaman boom latinoamericano. Qué gracioso o todo lo contrario, anoto al margen robándole una idea al gran Bernardo Erlich, que el único superviviente de aquella explosión de la izquierda literaria sea el que pegó el enorme brinco a la derechaza, o sea, Vargas Llosa.

Qué divertido también, sigo señalando paradojas, que muchísimos de los que se vinieron arriba en la hemorragia laudatoria del uruguayo lo hicieran esgrimiendo a modo de biblia Las Venas Abiertas de América Latina. No hacía ni un año que su autor había reconocido sin reparos que en la época en que escribió el libro que tantos tuvimos como verdad revelada, sus conocimientos de economía y política eran manifiestamente mejorables. Aunque aseguró que no se arrepentía de haberlo firmado, sí dijo que sería incapaz de leerlo de nuevo, y añadió: “Para mí, esa prosa de la izquierda tradicional es aburridísima. Mi físico no aguantaría. Sería ingresado al hospital”.

Miren que Galeano fue un mago casi insuperable pariendo aforismos y frases redondas de apenas línea y media, pero encuentro pocas que me digan más que la que encabeza el entrecomillado. Ahí está el retrato de un tipo que no se dejó sobornar siquiera por su legión de aduladores. Bien es cierto —me apuesto algo— que la mayoría no se han dado por aludidos.

7 comentarios en «Adulando a Galeano»

  1. Pero ¿éste no fue un bastayardo?. En varios facebooks de gente de la IA he visto loas a este escritor. Yo le leí hace siglos, me gustó pero tampoco me quedé anonadada de su prosa. Parece que apoyó a los más débiles en América pero no en el caso de EH, puesto que firmó un manifiesto de Basta ya ,que no tenían nada de débiles entonces, sólo para seguir vendiendo libros en España. Vamos, un poco vendido, o un hombre normal según se mire. Sin embargo los vasquitos somos tan tontos que alabamos a todo kiski, como cuando los de la IA alababan a Chávez y eso que el tío extraditó a unos cuantos etarras, tanto que al final en el Gara se publicó un viñeta con la leyenda república bolivAZNARiana.

    En fin, que descanse en paz pero más pena me dio la muerte de Mandela, por ejemplo, y también fue lamentable su entierro y el circo que hicieron de él.

  2. BBB: No creo que ni jarto de grifa Galeano apoyara lo de Basta Ya. Más me suena (sin estar seguro al cien por ciento) que lo hizo Günter Grass, que murió el mismo día…

  3. Pues tengo una memoria bastante mala lamentablemente pero me acuerdo perfectamente que tanto Benedetti como Galeano firmaron un manifiesto de Basta ya! y que hace siglos a esta gente se les llamó «bastayardos», me acuerdo porque les leía y les dejé de leer y comentado la jugada con un latinoamericano de izquierdas muy conocido en Bilbao (espero no delatarme con esto), él me dijo, no si es que quieren seguir vendiendo libros. La cosa es que no encuentro nada en internet. ¿Me he vuelto loca? ¿Se retractaron y por eso no hay huella? ¿lo he soñado?. Si me equivoco me disculpo, pero creo que no me equivoco.

  4. Lo único que he encontrado es esto:
    «Fue el mes de mayo de este mismo año [2003] cuando un grupo de intelectuales entre los que se encontraban Fernando Arrabal, Bryce Echenique, Michael Burleigh, Paolo Flores d’Arcais, Jorge Edwards, Carlos Fuentes, Nadine Gordimer, Günter Grass, Juan Goytisolo, Carlos Monsiváis, Bernard-Henry Levy, Paul Preston, Susan Sontag , Mario Vargas-Llosa o Gianni Vattimo [ y ninguno más] publicaron en toda la prensa europea un manifiesto titulado “Même si …” »
    Las interpolaciones entre corchetes son mías.
    En: Díez, Rosa, Lozano, Irene: «Es lo que hay» [en linea]. Madrid: Debate, 2011. [Consulta: 16 de abril de 2015] http://goo.gl/83PtKw
    El texto completo de ese manifiesto en concreto está todavía en la página web de Foro Ermua http://www.foroermua.com/docmundo01.php
    La página de ¡Basta ya! está casi desmantelada y las firmas de los dos manifiestos que aloja son inaccesibles desde la misma. No he podido encontrar otra clase de apoyos – dejándome de manifiestos – como declaraciones o asistencia a manifestaciones ni de Mario Benedetti ni de Eduardo Galeano. Lo dejo aquí.

  5. Me resulta significativo (y creo que debería darnos algo para reflexionar) que todos los comentarios a esta entrada, dedicada a la muerte de una figura literaria, se centren en elucubrar si cometió o no el imperdonable pecado (mortal de necesidad, entiendo) de mostrar alguna vez simpatía alguna por los «bastayardos» (calificativo que me parece que como esos otros de «nazionalistas» y similares, han hecho mucho en esta tierra; levantando muros de odio e incomprensión; es mi opinión).

    No sé nada de Galeano. Nada. Así que no me las voy dar de nada ni a glosar su figura. Pero repito que me parece tremendo que ante la mera insinuación de que pudiera haber cometido el crimen de decir algo favorable a «basta ya», se enciendan todas las alarmas y ya todos los esfuerzos se centren en negarlo; tranquilidad; no hace falta condenarle a los infiernos. Parece que, gracias a Dios, no cometió semejante indignidad (motivo, suficiente, como se reconoce abiertamente, para dejar de leerles de inmediato).

    Ya no importa nada más. Ya todo se centra en si pudo ser tan rastrero para semejante cosa (por supuesto; pasándonos por el forro su derecho a opinar lo que quisiera y a tener su propio criterio, acertado o no, sobre las cosas).

    Hay que admitir que en esto, como en tantas otras cosas, los anglosajones nos llevan millas de distancia en cultura democrática. Aquí crucificamos al enemigo (porque eso es lo que son; enemigos) hasta el punto de que no se perdona a nadie cualquier coqueteo con en mismo; se le condena al infierno. Pero, vamos, que pasa en todas las trincheras. Sectarismo; se llama. Y juega en ambas direcciones. Yo he visto a gente detestar a Sabina, por ejemplo, por ser un «titiritero de los de la ceja» que además cantaba fatal…y de repente a adorarle porque creo que hizo una letra al himno español o algo así. O pasar de amar a odiar a Calamaro por manifestarse pro taurino, etc, etc. Así somos.

    Sin ánimo de provocar mencionando a otro innombrable…me permito traer a colación este artículo de Fernnado Savater (con perdón) de hace ya bastantes años: [Enlace roto.]

    Es una carta para discrepar con el autor italiano Dario Fo, que se había mostrado contrario a la condena a la Mesa Nacional de HB por ceder a un mensaje de eta sus espacios electorales. Savater responde; y se estará o no de acuerdo con la respuesta pero lo traigo a colación porque lo hace, hay que joderse (con lo malaje que es el Savater), desde el máximo de los respetos, aportando argumentos y no ataques.

  6. Pues sí, lo que más me importa es la postura de Galeano con respecto a EH porque es un autor de la izquierda,de esa izquierda que se dice internacionalista, famoso por ayudar a las causas de los oprimidos y raca, raca. El que hubiera (que sí que lo hizo pero se ha borrado esta información) firmado o se hubiera adherido a un manifiesto del foro de Emua o de Basta ya, me dice a las claras lo vendidos que son muchos, lo malo es que vendidos y todo se les sigue adulando. Este hombre no era conocido por lo buen escritor que era sino porque tomaba partido por cierta ideología, por eso en los grandes medios (el deia incluido, aunque grande, buf) han dado prioridad a la muerte de GG (otro que tb tenía secretos inconfesables), o es que acaso los que le adulan hablan de su valor literario?.

    En un artículo sobre la muerte de alguien en realidad con poner RIP ya vale pero Habibi o Javivi estaba escribiendo sobre los que le adulan y a mí me llama la atención que nadie se acuerde de lo del manifiesto. Todos morimos pero parece que algunos se hacen santos al morir aunque hayan sido ateos en vida, pues a mí me llama la atención.

    Respecto de Savater qué decir? Me parece igual de interesante que la Leti Savater. Además ¿el «filósofo» este no pensaba diametralmente distinto cuando era joven, así como el Jon Juaristi?. Pues eso, y mira prefiero mil veces a Darío Fo y Franca Rame que no me consta que se hayan cambiado de acera. Coherencia es algo que se da poco en el ser humano y sin embargo es un valor muy de agradecer.

  7. No puedo presumir de coherencia: dije que lo dejaba y sigo. De eficacia tampoco: Beste Bat tiene razón respecto a Mario Benedetti. En: Hemeroteca de ‘El País’
    goo.gl/RL3zkn [Consulta: 24 de abril de 2015]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *