Clases presenciales, por supuesto

Todas las comunidades del Estado han acordado por unanimidad que la vuelta a las aulas el próximo lunes sea presencial en todos los niveles educativos. De entrada, es una excelente noticia que ha habido el mayor de los consensos allá donde suele primar la división y hasta el intercambio de trastos a la cabeza. Ojalá cunda el ejemplo. Y yendo ya al fondo, nos encontramos ante una decisión absolutamente lógica que se encuadra, sin más y sin menos, en el principio de pura realidad. En el punto de la pandemia en el que estamos, incluso con la explosión de contagios (o quizá, justamente por la explosión de contagios), no cabía hacer otra cosa que agarrar el toro por los cuernos y apostar por las clases en vivo. Lo contrario habría sido un paso atrás.

Con todo, y siguiendo el mismo principio de realidad que citaba, hay que tener claro que es altamente posible que en las primeras jornadas se acumulen las incidencias. Ojalá no ocurra, pero debemos estar preparados para un considerable flujo de aislamientos preventivos y aulas cerradas. Lo indican la intuición y el cálculo de probabilidades. Si ocurre, sería de gran ayuda que los habituales capitanes A Posteriori se abstengan de echar las redes en el río revuelto. Era antes cuando debían haberse hecho escuchar y, como venimos contando, el acuerdo tiene el aval de la comunidad educativa y de autoridades sanitarias de prácticamente todo el arco ideológico. Es de esperar que si surgen problemas, se mantenga la misma unidad para hacerlos frente. Si esto sale bien, habremos avanzado un buen trecho en el camino de la ansiada convivencia con el virus.

2 comentarios en «Clases presenciales, por supuesto»

  1. Clases presenciales, por supuesto. Qué hacen los padres con sus niños una vez acaben las vacaciones? Donde los dejan? Pues al cole, que además de enseñarles, a los padres les sirve de guardería. Como con las bajas laborales por Covid, cuantos menos días mejor, que la economía no puede parar. Lo de la salud está muy bien pero la pela es la pela, la conciliación familiar está muy bien si tienes a alguien que se quede con los churumbeles, y el patrón dice que si no vienes no cobras. Y el virus flipando. Desbocao.

  2. Durante las sucesivas olas en Euskadi el profesorado ha dado una lección de eficacia y los niños han mantenido un comportamiento ejemplar. Sólo hace falta continuar en esa linea y cruzar los dedos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.