Todos somos estúpidos hijos de…

Un vídeo viral de esos que como viene se va. El presunto líder del mundo libre, que en un año de mandato apenas ha demostrado que es un abuelete patoso al que le chorrea la pasta por las orejas, llama “estúpido hijo de puta” a un periodista del ultramontano emporio Fox. Por supuesto, no mirándole a los ojos, sino por lo bajini, creyendo (o quizá haciendo que cree) que el micrófono está apagado. Ya escribí ayer al respecto. He visto los suficientes capítulos de El Ala Oeste de la Casa Blanca como para no creerme que fue un desliz.

En todo caso, no voy a perder el sueño pensando en ello. Y tampoco criticando la largada ni defendiéndola porque el destinatario fuera un presunto facha desorejado que merecía que le pusieran en su sitio. Me dejo de moralinas y sonrío al pensar en la cantidad de veces que tipos y tipas que no son Joe Biden me han llamado a mí “estúpido hijo de puta” o cosas bastante peores. Hubo, incluso, quien propugnó que me limpiaran el forro, aunque me libré gracias a que la lista de enemigos del pueblo era casi inabarcable. Y, por el otro lado, el de los buenos que no tiraban de pistola ni trilita, hubo quien exigía mi cabeza en cada Consejo de administración del ente público en que me ganaba las alubias. Llevo a mucho honra aquella persecución a varias bandas y la constatación de que hoy, tanto para ciertos políticos de la primera fila como para anónimos cobardotes y cortos de luces que manchurrean el blog donde se publica esta columna con seudónimos de parvulario, soy un estúpido hijo de la gran puta al que habría que callar la bocaza. Babean, luego cabalgamos. Todo en orden, por lo tanto.

5 comentarios en «Todos somos estúpidos hijos de…»

  1. Me sorprende usted, señor Vizcaíno. Yo le seguía en tiempos del cocidito madrileño. Es curioso lo que me pasa. Por un lado me parece que pienso como usted pero, por otro, me parece que usted se sitúa en medio pero criticando siempre a los de un lado mientras que a los otros se limita a mencionarlos, nada más. Creo que usted no es del todo sincero en sus opiniones políticas. Por lo demás, no sé qué tipo de tipejos ha podido amenazarle. Lo siento y me solidarizo con usted, si de algo le vale. Espero que me vea simplemente, como alguien con una opinión distinta a la suya que no debiera sentirse aludido y se refiera a otros. Por supuesto que no tiene por qué publicar las opiniones que le lleven la contraria, es su blog. Yo, por si sirve para aclarar algo, sin más. Un saludo.

  2. Por aquel tiempo hacíais la mejor radio que he escuchado en mi vida.
    Eso jodía tanto a los fachas gualdirrojos de la grande y libre como a los gudaris salvapatrias de esta tierra e igual de fachas.
    Con tu «salida» y la de Xabier de la emisora, los m´ás de 300.000 de oyentes de Radio Euskadi perdimos un periodismo valiente, honesto, cabal y divertido.
    Ese mismo periodismo que os costó graves amenazas personales y un atentado a la la sede de la emisora.
    Javier Vizcaino, Xabier Lapitz, Almudena Cacho, A. Alvarez Solis,
    Oscar Terol… Madre mía que mañanas!
    Los fines de semana llegaba el postre con el Cocidito madrileño.
    Ezkerrik asko. Y a seguir haciendo periodismo.
    Un saludo.

  3. Ser crítico tiene esas consecuencias, de la noche a la mañana pasas de ser un «tío majo y jatorra» que piensa como nosotros «los verdaderos revolucionarios, abertzales, euskaldunes, ekologistas, solidarios,….» y decidimos que es correcto y que no, a ser un auténtico HP.
    A mi tus artículos, reflexiones, intervenciones en ETB cada vez me gustan más. La de hoy «La promoción de un torturador» hará que los megarevolucionarios de la izda. abertzale te alaben y pasadomañana cuando preguntes sobre Mikel Albisu serás un enemigo del pueblo vasco.

  4. Hace falta confiar en uno mismo y sus cualidades profesionales además de cierto desprecio a lo prosaico para abandonar la generosa «polvora del rey» y embarcarse en cualquier proyecto incipiente. Vamos que cualquier inútil no lo hace. Creo que solo por eso, al menos, ya mereces cierto respeto.

  5. Patxi ¿no sabes qué tipo de tipejos han podido amenazarle? ¿En serio no lo sabes?
    Me suena a balón fuera. Al típico «cuatro locos aislados».

    Esa fue una estraregia desarrollada y secundada por todo un movimiento totalitario que tenía sus estrategas, sus ejecutores, sus justificadores, sus aplaudidores y todos ellos eran responsables.
    Así que si hacer eso te parece de tipejos…si eres consecuente…tendrás que concluir que los miembros de eta eran tipejos y también los de su brazo político impulsaban esas estrategias y los que desde medios afines señaalaban antes y daban cobertura después y la gente de su base social vigilaba, hacía las pintadas amenazantes, las llamadas por teléfono, rajaba las ruedas de los coches…
    O sea…unos cuantos tipejos.
    Sólo que hoy desde los sus herederos nos siguen hablando de todos esos tipejos como los y las mejores hijos e hijas del pueblo, que lucharon por la libertad, etc.
    ¿En qué quedamos? ¿Son eso o son tipejos? Porque son los mismos.

    No se puede decir, por ejemplo, si hablamos de tortura en cuarteles, que no quiénes era esos tipejos que hacían eso.
    ¿Ah, no? ¿No lo sabes? Pues guardias civiles. Es más. La guardia civil. A eso se dedicaba.

    Y lo que ha descrito JV..lo hacía eta y su brazo político (HB).
    ¿Héroes o tipejos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.