Athletic-Olympique. El ejemplo de Stephen Hawking

El Athletic tiene hoy la difícil tarea se remontar el 3-1 del partido de ida para seguir en la Europa League. Ojalá que los leones tomen ejemplo del desaparecido astrofísico Stephen Hawking cuya imagen icónica simbolizaba no sólo la genialidad científica ante los mayores enigmas del universo, sino también la capacidad de superación del ser humano ante la adversidad más cruel. Aurreraaaaaaa, Athletic!

Athletic-Olympique de Marsella, vuelta octavos de final de la Europa League

2 comentarios sobre “Athletic-Olympique. El ejemplo de Stephen Hawking”

  1. Si todos los exámenes los estas haciendo mal, si llevas una temporada sin progresar nada, si estas enfadando continuamente a tus progenitores (aficionados)…pues la verdad no se espera nada bueno, claro que deseo lo mejor para el Athletic, alguien dijo que la inteligencia es la habilidad de adaptarse a los cambios…saludos.

  2. El Athletic lo tiene fácil, solo hacen falta tres cosas:1) que el arbitro le regale dos penaltis más. 2) Que los metan, y 3) que el Olympique no meta ningún gol. Esto es patético, pero es así. Espero que el Athletic pierda la eliminatoria, y que la próxima temporada baje de categoría, que vendan a Kepa, por lo que sea, pero que desaparezca, y que el Athletic empiece de nuevo, con sus valores de siempre, sin trampa ni cartón, con la estructura necesaria, sin ningún chupóptero de más, y que llegue a las mejores cotas posibles. No me voy a quejar de nuestro director técnico (que no se que hace!!!), porque el club que nos va a eliminar hoy mismo tiene un director técnico más zoquete todavía: el borono Zubizarreta. Con lo que cuesta ganarse la vida, y algunos viven tan fácilmente…

    Que tiempos aquellos de la general descubierta, a 5 duros, y con rompecascos animando. Y por supuesto, los partidos los domingos a las 4h de la tarde, nada del viernes, lunes y al mediodía, a las 12, a la hora del Angelus….. Menos mal que según Hawking se puede viajar en el tiempo. Voy a volver a los años 60.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *