La imagen de la semana: Trump incendia el mundo

trump

El egocentrismo de la sociedad americana ha encontrado su máximo exponente en un personaje que no ve más allá de su ombligo, y para el que cualquier mensaje político se resume en 140 caracteres.

El presidente norteamericano, Donal Trump, retira a su país de los acuerdos de París contra el cambio climático. No puedo evitar recordar esas apocalípticas películas de ciencia ficción en las que el aire puro se convierte en un artículo de lujo, y los más pudientes son los únicos que pueden disfrutar de él. Al parecer, nos encaminamos a convertir en realidad esa terrible fantasía.

La doble moral y la hipocresía de una sociedad, que se define como adalid de la democracia, roza niveles cercanos a la esquizofrenia. La justicia es igual para todos, pero es más igual para aquellos que pueden costearse un juicio acorde con sus intereses, y sino que le pregunten a Pablo Ibar.

Bombardean población civil, en nombre de los derechos humanos, y por si eso fuera poco, mantienen operativa una cárcel como Guantanamo, en la que pisotean, sin ningún rubor, los derechos más básicos de las personas. Si esto sucediera en cualquier otro país, las indignadas voces norteamericanas se oirían hasta en el punto más lejano de la galaxia.

Todo ello por no hablar de los casos de racismo, que salpican de forma habitual los noticiarios de medio mundo, y podríamos seguir con estos ejemplos hasta el infinito y más allá.

Mientras tanto, el planeta se seguirá calentando para alegría y alborozo de un presidente que desprecia absolutamente todo aquello que no favorezca sus intereses.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *