CON LA PLUMA ME ABRO PASO…

Resultado de imagen de "con la pluma me abro paso"

En estos días en los que , como se decía antes, ” mayo marcea” y la lluvia y el frío viento del noroeste apenas si se dan un respiro, me he resguardado en casa, saliendo tan sólo lo imprescindible para despejar la cabeza y el corazón.

Ayer, buscando Figures III del recientemente fallecido Gérard Genette,  encontré escondido un viejo cuaderno escolar. La portada  presentaba una gran pluma que a modo de proa náutica se abría paso entre grandes olas torpemente dibujadas. En las amuras de la nave, llena de libros,  se podía leer: “Con la pluma me abro paso”. En la primera página yo había escrito , ahora hace  más de cincuenta años y bajo una pequeña cruz: V.J.M.J. ( o sea, Viva Jesús , María y José) , seguido de ¡Viva el beato Marcelino Champagnat!, a la sazón fundador de los Hermanos Maristas, partidarios de  “la letra con sangre entra”, aunque  de un modo no tan definitivo como otras órdenes religiosas que se dedicaban a la enseñanza ( y entre  las que se llevaban la palma los Escolapios.

Y mirando y remirando el cuaderno me di cuenta de que ciertamente  con la pluma me he abierto paso en estos últimos cuarenta años en los que he alternado la oratoria docente con la escritura de algunos librillos de ensayo, una treintena de artículos y  dos  recopilaciones de  haikus- y de esto último es de lo que me siento más orgulloso.

Y también me percaté  de que, a pesar de que ya no pongo al principio de mis escritos ninguna crucecita ni aquello de V. J.M.J. , ni  recuerdo al beato Marcelino Champagnat- que probablemente habrá  llegado ya a ser santo –  debería tomarme más en serio otros signos predominates y otros  vivas  y santidades en este mundo en  el  que  en ocasiones parece  instalada  la post-modernidad del todo-vale, sin haber pasado por la modernidad del juicio crítico…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *