No vuelva

Ni sé ni me quita el sueño el porqué de la espantada de la tal Esperanza Aguirre Gil de Biedma. Como tantos, un segundo después del lacrimógeno anuncio, tuve la tentación de dar rienda suelta a mi imaginación y apuntarme a las quinientas teorías de la conspiración sobre su marcha que torrenteaban en Twitter. El restito chiquitín de humanidad que resiste en mi interior me advirtió de lo mal que me sentiría si de aquí a tres meses se publicaba la necrológica de la dimisionaria. Por si acaso, mejor no precipitarse en la búsqueda de pies suplementarios al gato y quedarse en la posición del loto asistiendo al espectáculo. Y qué espectáculo, oigan. El rojerío, de fiesta mayor; los templados del PP, disimulando hurras; y lo mejor con diferencia, los huerfanitos extremodiestros llorando a moco tendido con banda sonora de Jeanette: Todas las promesas de mi amor se irán contigo, ¿por qué te vas? Laralalá…

Fue cuestión de minutos que los propios dolientes empezaran a ladrar por las esquinas la respuesta a su pregunta melódico-retórica. Según ellos, que beben la bilis de fuente directa, la interfecta no se va sino que la han ido. Rajoy, que gobernando estados es un manta de cuidado, es sin embargo insuperable manejando partidos y cortando cabezas levantiscas sin que nadie llegue a intuir la catana. La ahora ex-lideresa le estaba dando más guerra que los ya cadáveres políticos Cascos, Rato, Zaplana o San Gil —por citar solo unos pocos—, pero la paciencia pontevedresa terminó, como siempre, dando frutos. Confiesan los esperanzólogos en sus portadas de luto que la doña llevaba un año largo rumiando el portazo. No seré yo, sin datos, quien les enmiende la plana.

De hecho, como anotaba al principio, me importan medio higo las causas y los azares de la condesa en calcetines. Si no fuera por su capacidad para hacer daño, jamás la hubiera tomado en serio. Váyase, pues, por la sombra. Y no vuelva.

3 comentarios en «No vuelva»

  1. A buenas horas mangas verdes. Me refiero a la marcha de doña Esperanza, me refiero tb a la columna que va tarde ( a ver si deja la gente de dimitir, morirse etc, que no das a basto habibi y vas tarde, hoy debería haber estado el artículo dedicado a don Santiago) y me refiero a mí que no sabía que esta tía era la sobrina del poeta Gil de Biedma (menudo paralelismo con Lorca, ¿no tenía aquel tb un familiar facha, el que le traicionó?).

    En fin, seguro que ésta y San Gil hacen una asociación de víctimas marianas.

  2. Lo que más rabia me da es que ineptos de la gestión se vayan a casa con oleadas de reconocimientos. Creo que una persona que ha tenido mucho que ver con la deuda/gestión de Caja Madrid-Bankia, de TeleMadrid, de los 3.000 millones de € en el cajón en el déficit del 2011, etc. etc. no se puede ir a casa con la sensación del deber cumplido. No. Yo lo único que espero es que vaya a la cárcel, si este fuera un país serio (europeo del norte) así debería ser y la Justicia debería estar ya repartiendo estopa a diestro y siniestro

  3. Malaz, tu lo has dicho La Justicia, pero es que esa no existe en España. Tenemos leyes, demasiadas, que nada tienen que ver con la justicia. Y sobre el comentario de Vizcaíno, personalmente, tengo el champan en la nevera, a la espera de tu primera parte del articulo…y sobre la última….. AMEN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *