Mientras tanto, nada

Advierto a la sufrida concurrencia, por si se quieren evitar el mal rato, que las líneas que les vengo a llorar son una versión corregida y aumentada de las que destilé ayer mismo con el resultado de varios desayunos agriados y un par de whatsups de amigos seriamente preocupados por mi estado emocional. Algún día me apearé en marcha de este tobogán melancólico y, tirando de oficio y de ese tipo de cinismo tan esquinado que merece el nombre de hipocresía, seré capaz de jurar a los moribundos que tienen toda la vida por delante y convenceré al de los hermanos Calatrava de que la auténtica belleza va por dentro. Denme un decenio o dos y es pan comido, se lo prometo.

Pero hombre, Vizcaíno, déjese de pucheritos autocompasivos y mire lo que está pasando en la calle. ¿No se sulibella viendo cómo por fin las masas atienden la llamada de su destino manifiesto y salen a rodear a los mismos que han votado hace menos de un año para decirles que cuidadín-cuidadín? No me diga que no rejuveneció ayer al ver cómo esa Euskal Herria que usted pronuncia a garganta llena se poblaba de puños en alto clamando por el fin de la explotación laboral y, ya puestos, por la inminente independencia. De propina, nuestros hermanos catalanes allanándonos el camino hacia Ítaca con un remedo de aquel plan que el malvado centralismo opresor le estrelló en las narices a Ibarretxe. ¡Cabalgamos a lomos de la Historia!

Ya, sólo que si nos fijamos bien, las patas están atornilladas al suelo. Lo de Madrid es una confusa convocatoria convertida en semihazaña y Trending Topic gracias a la porra fácil de los guardianes de Rajoy. Igual igual que los robocops de Ares-Mendia dieron lustre a pelotazo limpio a una huelga que hasta sus convocantes saben que ha sido un error estratégico de libro. En Catalunya apenas veo a un campeón de la tijera jugando con una bomba de relojería cargada de sentimientos. Y mientras tanto, nada.

5 comentarios sobre “Mientras tanto, nada”

  1. ¿Qué pasa Vizcaíno? ¿Necesitas un abrazo? Toma, un par de muxus,muac,muac. ¿No eras tú el que escribió «por qué no nos vamos?»? (qué lío de comillas e interrogaciones). La Historia parece tener su propio ritmo y vida propia y nosotros pensamos que la hacemos….. La independencia de Cataluña y Euskadi llegará, la crisis-depresión pasará, el problema es que nuestra vida es muy finita y los problemas necesitan mucho tiempo para medio resolverse. Digo bien lo de medio porque a pesar de todo , seguiremos teniendo más crisis personales, económicas, de identidad, de pareja etc. No te desanimes sagutxu y sobre todo, no nos contagies!!!!!. Gora gu ta gutarrak.

  2. Hola.
    Discrepo amigablemente con el fondo del artículo. Sí que están pasando cosas… y muchas.
    Obviamente, el ritmo de quienes no pueden dedicarse full-time a la cosa (por estar ocupados en sobrevivir) no puede ser el mismo que el de la banda de subsidiados, chorizos y sinecuristas que cortan el bacalao; ni sus armas iguales… aunque en cantidad tengamos ventaja. Pero estimo que no por mansa o poco beligerante va a dejar esta marea de llevarse por delante toda la mierda que nos han estado echando encima durante años. Y a nada que dispongamos de un puñadito de auténticos líderes -que acabarán apareciendo, pues haberlos haylos-, se llegaría al nuevo estado de las cosas en un tiempo «históricamente corto». Así que dejemos a un lado pesimismos, derrotismos y cinismos, apretemos los dientes… y leña al mono.

    En otro orden de cosas, el otro día me informaron de que había salido una nueva publicación «on line» que iba a contar con tu colaboración (con la J. Vizcaíno), y como servidor tiene una serie de «articulistas favoritos» a quienes sigue por el cyberespacio (Vizcaino, Latxaga, Rosa, Sarasketa, Etxezarreta, Alvarez Solis…) me he decidido a visitarla, a pesar de que la persona que capitanea el proyecto tiene la virtud de traer a la parte trasera de mis orejas varias bandadas de moscas, pues se trata este de un señor que nunca ha pasado mi peculiar «prueba del algodón»… y eso que no soy muy severo, y sí muy tolerante.

    Hoy he estado echando un vistazo, y

    a- no te localizo.

    b- sí localizo al susodicho de las moscas, y a sujeto del jaez de Calleja.

    c- no se dice nada de la jornada de ayer en Euskadi.

    d- en las «breves de última hora» se hacen numerosas referencias al Ingeniero de Coscojales.

    En fin, lo que me temía.

    Pero como servidor es tolerante -lo he dicho antes- repetiré mi «prueba del algodón» por espacio de unos días más, al término de los cuales valoraré los resultados: si son buenos seguiré; si son malos… a otra cosa, mariposa.

  3. Uffff, menudo alivio me he llevado al leer tu post. Ya pensaba que era la única afectada por un ataque agudo de escepticismo. ¿Hay que pedir perdón por ello?

  4. Hay que ser prácticos, no se puede levantar el puño con el i-phone en la mano.
    Pero se puede saber lo que piensan los del sindicato del campo de la marcha a Madrid.
    Todo ha cambiado,pero los ideales y utopías siguen, mientras haya capitalistas que nos arruinan ya sin descaro por seguir contabilizando beneficios.
    Nunca antes se había visto, que no gobierna Rajoy, ni López, ni tan siquiera Merckel…gobiernan los bancos, la bolsa, ña prima de riesgo y el FMI.
    Y esto es un gran paso, el mayor.
    Tampoco creo que seamos, en años en dar ninguna vuelta a ninguna tortilla, pero el trabajo de ver dónde está el problema, cada vez estña más claro y eso es estupendo.
    Y aquí el que ETA no esté actuando , ha liberado un espacio en el que en unos años, comenzará el verdadero debate social en euskal-herría, y veremos qué tipo de plan económico queremos defender, el burgués nacionalista vasco/español, el burgués no nacionalista,etc…

    PD:
    Joder, empieza a hacer frío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *