Revival cubano

Ciertamente, no soy un gran experto en política internacional, pero me llega, creo que como a todo al mundo, para comprender el carácter histórico del anunciado deshielo de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos… o viceversa. No estoy tan seguro, sin embargo, de que la cuestión se pueda vender como una grandiosa victoria del pequeño y corajudo caimán sobre el monstruo imperialista de siete cabezas. Quizá sí sobre la gusanera de Miami, entendiendo por tal, no a todos y cada uno de los exiliados, sino a los elementos de extremísima derecha que, igual que hace cada colectivo que vive de la bronca, andan ladrando su cabreo por este principio de entendimiento. Tampoco digo, ojo, que se pueda atribuir el triunfo a Washington, porque fue el mismo Obama quien reconoció que  el líder del mundo libre llevaba 55 años haciendo un pan con unas hostias. ¿Y si lo dejamos en un éxito tardío del sentido común combinado, seguramente, con un puñado de intereses que no se dejarán fotografiar?

Siendo, según coincidencia bastante general, el episodio que pondría fin a la guerra fría, resulta sorprendente (o tal vez, ilustrativo) que haya despertado actitudes y proclamas propias de la época que supuestamente se entierra. Desde que los teletipos atronaron con la noticia, se ha desatado un peculiar revival de furibundos anticastristas y procastristas desorejados, los unos con su sulfuro con hedor a fascistela, y los otros, con la proverbial ceguera voluntaria hacia las incontables imperfecciones (sí, es eufemismo) de un régimen que ha demostrado no ser el que muchos soñamos. La verdad, suena todo muy antiguo.

2 comentarios sobre “Revival cubano”

  1. Pues yo me alegro por los cubanos, sometidos al bloqueo de EEUU y al de su régimen, donde te venían a buscar a casa si no ibas al médico para hacerte unas pruebas, había que estar sano por cojones, para presumir del sistema sanitario cubano, donde los vecinos informaban al CDR si tenías visita o hacías comentarios raros y sobre todo, cuando cayó la URSS y ya no les subvencionaban nada y tenían que comprar la leche a Nueva Zelanda por el bloqueo, la gente se iba a la cama a media tarde con un vaso de agua con azúcar para no sentir el hambre. Sí que son corajudos, sí, pero tampoco tenían mucha alternativa (casarse con una mierda de extranjero, claro, para salir de allí, eso si no eras maestro o médico porque entonces…).

    A buenas horas te has dado cuenta Obama de que sois todos americanos….Aún así zorionak, me encanta que Goliath no haya podido con David, aunque David no fuera un héroe.

    PASAD BUENA NOCHE TODOS!!!!.

  2. Yo he leído por ahí que hay un movimiento tanto en Cuba como en Puerto Rico para reincorporarse como comunidades autónomas a España. Lo de Cuba quizá sea más difícil, pero lo de Puerto Rico quizá no lo sea tanto… En todo caso, sería bonito. Plátano de Canarias, café de Puerto Rico y cocos de Cuba. Todo del mismo país 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *