Podemos Euskadi no puede

Recuerdo perfectamente, porque no ha pasado ni un año, cuando nos contaban que Podemos, entonces naciente, sería la recaraba en pepitoria de la horizontalidad y la participación. A diferencia de las rancias, caducas, decrépitas, trasnochadas (y me llevo una) formaciones del régimendelsetentayocho, que se organizan cual mazmorras verticales donde los de arriba sostienen el látigo y los de abajo dicen amén Jesús, la nueva criatura política aportaría un modo de funcionamiento por ósmosis. No habría jefes ni indios. O mejor: cada integrante del invento sería, según le placiera, conviniera o le diera por ahí, mandante y/o mandado en una suerte de armonía total basada en la perfección —¡Omm, ommm!— que simboliza el sagrado círculo.

Ha sido necesario muy poco tiempo para comprobar en qué han devenido aquellas fantásticas (y fantasiosas) intenciones. No hay un partido en la casta castosa, casposa y pastosa con una estructura jerárquica ni la mitad de férrea que el que encabezan —y la palabra no es casual— Iglesias, Errejón, Monedero, y cada uno en un escalón descendente, el resto de los componentes del organigrama. Salvo un puñado de accidentes en alguna autonomía, municipio o pedanía, la disciplina dactilar de la cúpula se ha ido imponiendo con precisión de cirujano. Y si la voluntad del gurú no se cumple de saque, lo hace en segundas nupcias. Como ejemplo cercano, la sucursal en la demarcación autonómica vasca. Salieron los que no tocaban. Pero muy pronto, en su primera decisión soberana, la de concurrir a las elecciones forales, Madrid (sí, ¡Madrid!) les ha explicado quién es Tarzán y quién es Chita.

4 comentarios sobre “Podemos Euskadi no puede”

  1. ¿Qué jodío eres cuando quieres! mardito roedó. Esta vez no te puedo más que aplaudir. tanto decir que el dercho a decidir es super interesante y ni siquiera los suyos pueden decidir si se presentan o no, peor que la jerarquía en las iglesias, peor que la disciplina carcelaria entre rejones, más cerrados que los monederos de los poderosos… como vuelvan a decir que el derecho a decidir es muyyyyyyy interesante, les voy a espetar que Podemos es muyyyyyyyyy interesante pero que les va a votar su madre cuando coño quiera que se presenten.
    A mí Uriarte me parecía una buena persona.

  2. Pensar que votar Podemos es votar a sus representantes es que no hemos entendido nada. Es como decir que los del 15-M son solo los que se plantaron en la plaza. Se vota El Cabreo. Aquí se empezó igual con la IA pero afortunadamente ya hay líderes cada vez más capaces.

  3. No, no es jodío er Javierete, es listo, las ve venir porque hemos visto ya muchas iglesias, catedrales y billeteros que de tantos humos acaban intoxicando.

    Aunque no me sorprenda me da rabia la necesidad de tanta gente maja de tener gurus y disculparlos a toda costa siempre comparando con los que son aún más horribles.

    Es lo que hay, de tanto hartazgo no se quiere ver que la alternativa es muy poco alternativa y aunque hubo quien nos pusimos en guardia desde el primer momento, otra gente tendrá el bajón cuando pase un tiempito y se les vea aún más el plumero . O no…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *