Los nuevos jacobinos

Noticias frescas: el figurín Albert Rivera está a favor de eliminar el Concierto vasco y el Convenio navarro. Manda pelotas que una obviedad de cajón de madera de alcornoque se destaque en los titulares como si fuera el descubrimiento de un nuevo sistema solar. ¿Tan floja memoria tenemos que no recordamos que la hoy segunda formación emergente fue parida en la disolvente Catalunya para enarbolar la bandera de la indivisibilidad de la patria y que una de sus martingalas de cuna es la denuncia de los supuestos privilegios de los que llaman (insultando) reinos de taifas? Lo sorprendente habría sido que el nuevo niño mimado —ya veremos por cuánto tiempo— del Poniente y el Levante mediático español saliera cantando las bondades de la foralidad y los derechos históricos.

Si somos honestos, no hay nada que reprochar a Ciudadanos en esta cuestión, pues en ningún momento han ocultado sus cartas. Al contrario, quizá debamos agradecer a los pujantes naranjas que su coherencia esté provocando que Podemos, que venía jugando a sí, a no y a ya veremos, se esté retratando como el partido centralista y jacobino que sospechábamos los peor pensados. Ahora que se ha visto claro que los de los círculos compiten por el mismo electorado —oh, sí, así de triste— que los de Rivera, los del politburó sacan a paseo los discursos más rancios. Tras Monedero hablando de sueños irreales, disparates y aventuras comunes de 500 años, Iñigo Errejón acaba de rematar alertando contra la “fragmentación y regionalización extrema” y anunciando una ofensiva para “romper la dinámica cantonalista”. A ver quién les paga la próxima Fanta.

9 comentarios sobre “Los nuevos jacobinos”

  1. o o centralismo es una opción legítima e incluso válida. Y tan democrática, si es refrendada en votación directa o bien establecida por los representantes electos, como el federalismo o cualquier otro tipo de descentralización.

    Es más; yo para España creo que sería una opción muy recomendable, una recentralización; un Estado centralizado. Y no lo digo por un tema de principios sino en base a la experiencia y tampoco lo digo en el sentido de una-grande-libre ni para hacer de madrid de nuevo único corazón patrio y villa y corte sino por temas prácticos y en el sentido de la imperiosa necesidad de eliminar gobiernos y gobernantes, administraciones y administradores, etc.
    A más gobiernos autonómicos, a más estructuras administrativas, a más organismos públicos, a más medios públicos, a más parlamentos autonómicos, etc, etc….más golfo con oportunidad de meter mano a la caja, más incompetente (en el mejor de los casos) manejando fondos públicos, más peña apalancada en sillones o consejos de administración y más desplifarro.
    Y no estoy en esencia en contra de la descentralización ni mucho menos de lo público pero en España creo que es de cajón que no funciona. Que es una fiesta.
    En otros sitios, seguro que sí. Aquí no.

    Así que como planteamiento me parece válido y legítimo. Sólo que a ver quién es el guapo que desmonta ahora los chiringuitos, con la de peña que hay agarrada a la teta autonómica. Y además..en la gente también se han generado unos sentimientos que a ver ahora cómo se hacen de menos.

    Pero cuando desde el nacionalismo se critica el «café para todos» de alguna forma se aboga por un estado jacobino con dos o tres comunidades o nacionalidades históricas con unos regímenes especiales.

    Yo estoy de acuerdo en eso. Creo que sería lo mejor pero…entiendo que sea algo sobre lo que tengan que decidir todos los españoles. Creo que los españoles en su conjunto deberían tener derecho a decidir si hay o no territorios con regímenes especiales.
    Creo legítimo proponer un régimen común e igual para todos.

    Con un importante matiz: vascos y/o catalanes…deben tener derecho a decidir si quieren o no permanecer en este Estado con esas reglas o formar Estado propio.

    Es decir; creo que tenemos derecho a decidir irnos y quedarnos. Dentro de ello, mi opción sería la de quedarme con un régimen especial y de Concierto como el actual pero entendería que el conjunto de los españoles me dijeran que no. Que si me quedo, me quedo en las mismas condiciones que los otros territorios. No digo que sea lo acertado pero creo que tendrían derecho a decidir el régimen territorial del Estado, dejando la opción, repito, de irse al que no quiera formar parte de ello.

  2. No acabo de ver claro a quien tilda de «nuevos jacobinos». ¿A C’s y Podemos o solo a Podemos? Si es también a C’s, diría que son más bien liberales moderados, sobre todo en su defensa del Estado centralista y del capitalismo puro. En resumen, que no reconocen a los ciudadanos mas derechos que los que nos podamos pagar. Coincido en que, en honor a la verdad, nunca han pretendido otra cosa.
    Respecto a Podemos, no me parece tan evidente que sean jacobinos además de centralistas. Lo último sí, tanto como partido – todo se decide unilateralmente desde Pozuelo de Alarcón – como respecto a su modelo de Estado. Pero dada su capacidad polimórfica, no cuento con que sean también lo primero; sobre todo a la vista de los últimos acontecimientos. A no ser, claro, que sean viejos jacobinos; pero viejos de verdad: de los de antes de 1791.

  3. Centralizar más, para evitar más golfos ?
    No lo veo, por la sencilla razón, que esos golfos, serían invisibles a nuestros ojos.Los golfos de aquí, por lo menos, ya los empezamos a reconocer y podemos denunciar propuestas y proyectos.
    ¿Centralizar para eliminar, gobiernos,gobernantes…..?Vaya, la centralización lleva a la anarquía ¿seguro?
    Esa propaganda del ahorro, quitando derechos, sea en Osakidetza, sea en Sanidad en Madrid o Guadalajara, sea en Educación…es falso.
    Quitar derechos, no puede ser más que para favorecer injusticias, desigualdades, y hechos del mismo pelo.
    Ciudadanos, la cara amable del capitalismo, qué va a decir, pues eso, y legalizar la prostitución y con ellos, nos íbamos a convertir en Suiza en un periquete, de tanto ahorrar y ganar dinero…no se lo creen ni ellos.
    Podemos, es más enjundioso, y camina ,si no son listos, en terrenos pantanosos, pero me da la nariz, que quizá lo tengan más claro en el resto de la Iberia, que en Catalunya y EHerria.
    PS
    BBB, ya tenemos otra cosa en común, yo también emigré y cuando volví me sentí extranjera, un lío, del que aún ,no he salido.

  4. veo por qué reducir gobiernos, parlamentos, organismos autónomos territoriales, etc….tiene que suponer recorte de derechos en educación, sanidad, etc, etc.

    Eso es algo que depende, digo, yo de cual sea el perfil del gobierno o gobiernos existentes.

    Una organización centralizada puede tener un gobierno central cuya prioridad sea la prestación de servicios sociales en todo el territorio (de forma, además, que todos los ciudadanos del estado tengan los mismos derechos), mientras que la descentralización puede derivar en tropecientos gobiernos de corte neoliberal que recorten derechos y que cada perro lama su cipote (y distintos derechos según donde viva uno).
    O viceversa, claro.

    Pero insisto en que es un tema de experiencia. Quizás en otros sitios lo gestionen mejor pero en españa…tropecientos parlamentos, tropecientos gobiernos con sus consejerías de cada ramo, secretarios, subsecretarios, asesores, etc, etc. lleva a la ineficiencia, el despilfarro y la corrupción.
    Por supuesto que no es algo implícito a la descentralización en sí. Que lo mismo puede pasar, si ese es el percal, en un estado centralizado pero con más administraciones creo que el riesgo se multiplica.
    Un día hablando con un japonés flipaba porque en Tokio tenían un gobierno local para 15 millones de tíos (bueno, los que sean) y aquí tenemos «gobiernos» o entidades institucionales para 50 o 60 personas. Uno cada 20 km.

    Sobre Podemos; creo que hay que distinguir cual es modelo de estado y sí parece que apuntan a un centralismo, lo que, insisto me parece legítimo y coherente con una postura de izquierdas de mismos derechos para todos los ciudadanos, vivan donde vivan y su postura sobre el derecho de las naciones a decidir separarse de españa…sobre la cual no sé muy bien lo que dicen no son claros, yo les he oído de todo.

  5. Que la centralización va a evitar la proliferación de estructuras políticas contrarias a la igualdad y el hecho de dar por sentado que la descentralización «aquí» no funciona, es una interesada invención de los que quieren un estado centralizado y regido por una plutocracia política y económica que controle sus intereses en todo el territorio del que, en la práctica, es soberana . No hay mayor mentira que la igualdad de políticas para todos los administrados como objetivo para el bien común. Las políticas no pueden ser iguales porque ni las condiciones ni las necesidades son iguales. Que desde el centro vayan a decidir lo que cada parte necesita, es precisamente la fuente de todas las desigualdades porque convierte al Gobierno central en un sumidero donde van a parar todas las relaciones de clientela que han paralizado el desarrollo del Estado durante los dos últimos siglos, siendo además muy fácil de conquistar por una minoría dominante mínimamente organizada para ello.
    La multiplicidad de organismos y de niveles de administración no conlleva necesariamente disfunciones. Yo no pago a cinco administraciones fiscales distintas, que son las que hay. Yo pago sólo a una, la que me corresponde, y además es la más cercana a mí. Y este sistema es el único que asegura, además, que parte de mis impuestos, vía cupo, van a sufragar la parte proporcional que corresponde de los gastos comunes del Estado (la aportación es siempre positiva), cosa que no se puede asegurar en otras comunidades autónomas que han centralizado la gestión sus impuestos buscando la igualdad de deberes y derechos para todos (?)
    Por otro lado, si necesito solicitar algo relacionado con educación o sanidad no debo ir a varias instituciones distintas, sino a la que me corresponde; lo mismo que no debo tratar con los 8.114 ayuntamientos de España para realizar un trámite municipal, sino el que me corresponda. Ninguno de ellos se solapa.
    No veo, además, que los que reclaman una administración centralizada como solución a problemas de desigualdad reclamen un salario igual para las distintas zonas de España, o unos precios iguales en todo el territorio estatal, o unos alquileres iguales, ni tan siquiera unos «privilegios» iguales para todos los españoles, por ejemplo el RGI que existe en Euskadi, o los conciertos para todas la comunidades o provincias. ¿Se trata de igualarnos en el sometimiento?. ¿No hay posibilidad técnica igualarnos en las ventajas, que por otro lado han demostrado históricamente su carácter benéfico en el campo económico, educativo, sanitario… ?
    El centralismo ha existido desde el antiguo Régimen, después en el régimen liberal caciquil y también durante el sanguinario integrismo militar autoritario, y no son ninguno de ellos precisamente los que puede presumir de desarrollo igualitario de los individuos, ni de las regiones.
    Podemos y Ciudadanos no son más que dos muletas que le han salido a las dos opciones mayoritarias que ya existen para servir de apoyo en su decrepitud, y por tanto están planteando todo lo que éstas quieren plantear y no se atreven, para poder seguir en el machito.
    La democracia no sólo consiste en reconocer la soberanía de los individuos ante el Estado sino la de la capacidad de esos individuos de organizarse en entes intermedios diferentes al Estado y que acorten el poder delegado en instituciones de más cercano control. Cuanto más preocupación por lo comunitario tengan los individuos más proclives serán a ejercer la Administración en centros de poder cercano y, por contra, cuanto más lejano esté el poder delegado por la sociedad de los individuos que se lo han cedido y a quienes gobierna, más pervertida estará la democracia, por dejadez de los gobernados, y mayor probabilidad habrá de que una minoría avispada reproduzca las tendencias del tirano.
    Pero esto ya es del siglo XVIII. (Mejoras evidentes de la Revolución Norteamericana con respecto a la Revolución Francesa, en la que se basa). Yo creía que habíamos aprendido algo.

  6. Guardo en mi archivo de «Artículos y fotos favoritos» el anterior comentario de Julián. De manera impecable, breve y rotunda expone/clarifica parte de la situación y desenmascara a esa legión de personas que deambulan por la vida engañando con un falso progresismo, invertebradas frente a posturas comprometidas que supongan sacrificios, y, en última instancia, mamporreros el Poder central, algunos de cuyos elementos frecuentan este Blog

  7. Comparto al 100% la argumentación de Julian. Con lo vago que soy para escribir no sabes lo que te agradezco tu intervención.

  8. Por, supongo, alusiones (ya que yo me he mostrado favorable a una recentralización; lo cual no supone, por cierto, menoscabo de derechos de vascos y catalanes; ya lo he explicado).

    J. Palmer. Me alegro de que te guste la argumentación de Julián.

    La verdad es que es bastante, buena; de eso se trata.

    El da su opinión y la argumenta bien; fantástico.

    Yo hago lo propio, dar mi opinión, aunque supongo que la argumento mucho peor.

    En todo caso, es lo que hago; decir lo que opino en un foro de opinión, entiendo que abierto y en el que se podrán exponer todas las opiniones; siempre que se haga con respeto, lo que creo que hago siempre (o casi siempre).

    Y mi opinión puede estar equivocada, lógicamente (y admito, además, que en este caso tengo muchas dudas) pero no sé por qué eso me convierte en alguien que «engaña con falso progresismo» o en «mamporrero del poder central».

  9. Larry:
    Me refería a tu escrito, en los derechos, y luego ampliado a Osakidetza y Educación, en relación al derecho foral (respetado y aceptado , pero a saber…).
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *