Vistatriste

Nada envejece tan rápido como la nueva política. La que se autodenomina como tal, quiero decir. Qué tiempos, aquellos de todo el poder para los círculos, cuando bastaba cerrar los ojos y apretar los puños muy fuerte para que se cumpliera cualquier deseo. ¡Sí se puede!, gritaban las gargantas y llovían del cielo las soluciones a todos los problemas, envueltas en ajonjolí, fraternidad y buen rollito sin fin. Organización, aparato, estructura, burocracia. ¿Quién necesitaba todas esas rémoras facciosas en el paraíso de la horizontalidad infusa y el liderazgo socializado? Panda de rancios reaccionarios casposos y castosos, los que venían a pinchar el globo con sus vainas sobre los mínimos andamiajes para sostener un partido político.

Apenas se han cumplido tres años del nacimiento de lo que la realidad ha demostrado, no sin impiedad, la quimera que veía cualquiera con medio gramo de conocimiento sobre el mecanismo del sonajero. En la víspera de su enésima refundación, la que dicen definitiva, Podemos es el partido más vertical de los que cotizan en el CIS. Muchos de los más entusiastas fundadores huyen con el alma en los zapatos ante el bochornoso espectáculo de banderías enfrentadas a muerte. Se les gastó el amor de tanto usarlo, o de usarlo tan mal. Y ya no cuela el viejo truco de culpar de lo que sea a Inda, Marhuenda y demás fachundia habitual. Los navajazos, los esputos y los exabruptos rebozados en bilis se transmiten en tiempo real para gozo y alivio inmensos de quienes se van sintiendo menos amenazados por el fenómeno morado. Solo aspiran a su trocito del pastel. Vistalegre es Vistatriste.

Un comentario sobre “Vistatriste”

  1. Buen articulo, has definido con precisión la incoherencia de la «nueva política», por ahí andan a navajazos los de los círculos salvadores de la casta, en cuanto han olido lo que ofrece ésta, sus círculos se les han puesto cuadrados.
    Con el follón de Podemos y el del PSOE ¿sera la izquierda esa mano tonta que tenemos el 90% de los humanos? lástima de mas de 11.000.000 millones de votos llenos de esperanza, toca esperar mejores tiempos ¿los veremos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *