Venezuela, lo malo y lo peor

Venezuela, qué difícil resulta opinar con un océano real y otro de prejuicios de por medio. Y aun así, no solo lo hacemos, sino que nos permitimos el desahogo de trepar hasta lo más alto de la parra y apuntarnos a una de las banderías, como si esto fuera cuestión de tripas y querencias. Desde este instante les advierto de que las siguientes líneas no van a estar, ¡ay!, libres del mal que acabo de describir. Puede, tampoco se lo niego, que pequen del vicio casi peor de la aparente equidistancia. Ocurre que, por vueltas y vueltas que le da uno a la torrentera de informaciones sesgadas que nos llegan, no acaba de decidirse por el cólera o la peste. Rizando el rizo, se llega a cambiar de antipatía en función de quién toma postura a favor o en contra de los gallos en liza. ¿Cómo estar con Trump o Bolsonaro junto a Guaidó? ¿Cómo estar con Putin o Erdogan al lado de Maduro?

La paradoja, que a la vez explica casi todo el embrollo, es que solo por haber preguntado lo anterior se convierte uno en sostenedor de un tirano o en imperialista del carajo de la vela. Cómo decir, cómo contar, que seguramente a falta de muchos datos, a pesar de tener una opinión difícilmente empeorable de Nicolás Maduro, me cuesta un mundo aceptar la legitimidad de un tío que se proclama mandarín en medio de una plaza a voz en grito. Con todo lo criticable que tenga el cutre poschavismo, sencillamente no son formas. Y si resultara que sí, que hay motivos para que la comunidad internacional se meta a desfacedora de entuertos y justiciera, cabría preguntar si en el ránking planetario de regímenes infectos no hay varios por delante de Venezuela.

8 comentarios en «Venezuela, lo malo y lo peor»

  1. Regímenes infectos los hay a montones, pero o no tienen petróleo o si lo tienen está bajo control imperial. Hasta hace unos años quedaban tres países que pretendían gestionar por sí mismos su petróleo: Irak, Irán y Venezuela. El primero ya cayó, el segundo parece a punto. Una vez conseguido irán a por el tercero. Y entonces el mundo se puede infestar aún más de regímenes infectos, que a nadie le importará un bledo porque los medios de «desinformación» (incluido este) se encargarán de ello.

  2. Una de las curiosidades del tema venezolano es ver cómo se cambian los papeles o cómo tanto para los unos como para los otros, un criterio aplica o no, en función de simpatías o fobias.

    Quienes , en relación con Catalunya, condenan la «rebelión» y encarcelan a quienes, amparándose en la soberanía del parlamento, se proclaman por encima de la legalidad y de los poderes establecidos, en el el caso de Venezuela, elogian y apoyan la «rebelión cívica» y dan toda la legitimidad a la soberanía de esa «asamblea».

    Y, en el otro lado, quienes en Catalunya han elevado las urnas a los altares y las urnas son las solución a todos los problemas, por encima de legalidades, y piden urnas, urnas y más urnas, parece que en esta ocasión tienen cierta resistencia a aceptar que sean las urnas las que diriman.

    Dicho lo cual…me pasa lo mismo. Tengo la misma nefasta opinión de Maduro. Me parece un personaje catastrófico y su régimen…un régimen corrupto e impresentable que está sumiendo al país en la miseria (aclarando…que le enfermedad venezolana va más allá de Maduro y el chavismo y tiene que ver en gran parte con lo que los economistas llaman, creo, la «enfermedad holandesa» que tiene que ver con el arma de doble filo que es tener un recurso, el petróleo, sobre el que gira todo y sujeto a las fluctuaciones del mercado; lo que pasa es que con Maduro…la cosa ha ido a peor, también, entiendo, por maniobras desde el exterior).
    Algún conocido venezolano de cuyo criterio y conocimiento me fío, me hablaba desde hace tiempo de una auténtica mafia alrededor de Maduro, con especial mención al tal Diosdado Cabello, a quien califica directamente de gangster.

    Lo que pasa es que esta jugada…canta tanto, ha sido tan burda. Un golpe de estado en toda regla, sin disimulos, promovido por el vecino del norte y con una cohorte de gregarios que tampoco han disimulado demasiado. Y si de verdad se quiere que se abra un proceso electoral, la mejor manera de evitarlo es plantearlo como un ultimatum desde el exterior que el mandatario, por chungo que sea, de un país soberano no puede aceptar nunca, por mera dignidad nacional.

    Ultimo apunte; muy significativo escuchar a Alfonso Guerra en su distinción de la dictatura de Pinochet, respecto a la de Maduro, porque al menos no hundió la economía. Hay dictaduras y dictaduras, Todas horribles pero en las de derechas, la economía va bien. Vino a decir; Alfonso Guerra, tú.

  3. Perdonen. Estoy asombrado de lo mal informado que están y por ende los desacertados comentarios. No soy erudito en la materia pero por favor constaten lo siguiente: En Venezuela existe una constitución del año 1999. Todos deberían acatarla. A la muerte de Chavez, por ley debía sustituirle el presidente de la asamblea. Pero incumpliendo la ley lo sustituyo Maduro que llegaba adoctrinado de Cuba por que así lo dispuso el difunto.(Primer ataque a la constitución) Al terminar el lapso de tiempo del difunto hubo elecciones. Supuestamente las gana Maduro, ya que hubo impugnación, el consejo supremo electoral iba a revisar, pero nunca lo hicieron ( segundo ataque). Posteriormente en los lapsos previstos se realiza otra elección para asamblea. Gana la oposición por paliza y el consejo electoral formada por 4 personas del partido de gobierno junto con un tribunal también del gobierno efectúan unas maniobras y desconocen a tres asambleistas que habían proclamado ganadores (tercer ataque).
    La asamblea es oponente por mayoría pero ya no absoluta. En esta situación espero comprendan el presidente debería gobernar con una cámara contraria, a la que tiene la obligación por ley de rendir cuentas y solicitar su aprobación para múltiples casos que no conozco. Como aparentemente no le aprobaban lo que quería que hicieron, amañaron una asamblea paralela del su partido(cuarto ataque) y actuaron a su parecer pero a mi entender fuera de la constitución. Por último, el lapso del mandato de presidente se venció el 10 de enero. En esta fecha debía reemplazarlo el ganador de unas elecciones que se debían haber efectuado en diciembre, y no se hicieron. El sr., Maduro se
    autoproclama ante su asamblea,(quinto ataque) y la asamblea legal le dice que es un usurpador, y que ante el vacío de cargo existente, le toca ocupar el puesto provisionalmente, al presidente de la asamblea
    previa aprobacion por parte de cabildos del pueblo. Se hicieron los cabildos, lo aprueban y en consecuencia se nombra presidente (ENCARGADO) mientras llama a ELECCIONES supervisadas por organismos internacionales. Esta es una información veraz, descrita por un bilbaíno venezolano, que lee
    vuestros periódicos y crónicas, y percibe que como que hay falta de conocimientos. Ustedes pueden indagar y profundizar sobre el tema, y obrar como estimen conveniente. Saludos

  4. Javier.Mantienes tu equidistancia sobre lo que ocurre en Venezuela.¿También con lo que le está ocurriendo a los periodistas vascos en Venezuela y a los pensionistas?.Olo que les pasa a los emigrantes que hay en Euskadi?.
    No parece una postura muy solidaria.Si quieres información te doy la que quieras.

  5. Te agradezco el ofrecimiento, Iñaki. Como imaginarás, es el mismo que me hacen los que respaldan a Maduro. Todo el mundo me ofrece la mejor información y la interpretación más correcta de la constitución de Venezuela. Me disgusta Maduro. Me disgusta la mayor parte de la oposición que conozco.

  6. Pues yo soy oposición desde 1998.No me gustan los militares en el poder ,igual a ti si.Ni que se cierren medios de comunicación ,ni que se persiga al disidente,ni que se le mate o encarcele.No me gusta Trump pero tampoco los 22.000 cubanos que están en el país monitoreándolo.No me gusta que cuatro millones de venezolanos se hayan tenido que marchar del país y,mucho menos ,que tu a los emigrantes los compares con los chavistas,que por cierto en Euskadi no hay emigrantes chavistas .Ese hueco chavista lo llena Bildu.Aqui los emigrantes sobreviven con lo puesto.Una de ellas se suicidó ayer.
    No me gusta digas que Guaidó se autoproclamó cuando solo cumplió un artículo de la propia Constitución bolivariana.No me gusta se crea que en Venezuela piensen que ha habido elecciones libres.He sido observador en dos oportunidades y hasta Franco era más demócrata.El voto electrónico es absolutamente manipulable.No me gusta que se diga que Chavez llegó para combatir la pobreza cuando tras Caldera había un 33% y ahora ronda el 70%
    Dices que no te gusta el chavismo,ni la oposición.Cuentas claras.Pues bien,yo soy oposición.Y codifico bien.Ya se que no te gusto y por eso no quieres aclaraciones.No te vuelvo a molestar.

  7. Vaya talante, el de Anasagastu. O estás con él o estás contra él. Me recuerda a alguien…

    Interesante lo del otro Jabier, aunque se ha dejado a Libia en la lista, otro paīs liberado de la tiranía por los demócratas globales.

    De hecho Anasagasti votó en las Cortes por su bombardeo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *