Revuelta de patanes

Qué noche la de aquel miércoles, 6 de enero de 2021. La realidad se volvió indistinguible de una serie de Netflix. Desde nuestra calentita casa, en pijama y con bata de franela, pudimos clamar a través de Twitter contra el fascismo que, a un océano de distancia, había tomado la forma de una psicotrópica ocupación del Capitolio de Washington. Si no fuera porque el asunto era muy serio, tendría su punto de guasa ver cómo las arengas más encendidas provenían de los mismos especímenes que jalean grescas callejeras y, metiendo el dedo en la llaga que tanto jode, tienen amplia bibliografía presentada de instigaciones a asediar instituciones elegidas democráticamente. Es la lección que anoté de urgencia, también yo con mi chándal casero: violentar un parlamento constituido por sufragio universal es una intentona golpista.

¿Lo aprenderemos para el futuro? Ya sé que no. Fascistas siempre son los otros. Falta les hace a algunos un espejo en el que verse reflejados en los protagonistas de esta revuelta de peligrosos catetos recalcitrantes alentada por el más peligroso aun caudillo del pelo naranja. Me consta que hay quien teme que la carnavalada siniestra tendrá decenas de réplicas en las próximas semanas. Por una vez, soy optimista y creo que es el penúltimo estertor del tifus trumpista. O quiero creerlo.

11 comentarios en «Revuelta de patanes»

  1. Un cardenal del Siglo XXI con mentalidad del XIII dice que la derrota de Trump es una conjura globalista y masónica auspiciada por los chinos y amparada por el Papa Francisco como siervo del diablo.
    Esos mismos chinos son los que provocaron la renuncia de Benedicto XVI.
    No es un cardenal cualquiera. Se llama Vinaro y fue nuncio del Vaticano en USA siendo su papel más destacado el de hacerse el longuis con otro colega pedófilo al que protegió.
    No sé si acojona más el paleto borracho vestido de búfalo o el cardenal zumbado aposentado en el cogollo del catolicismo

  2. Con una policía bien preparada, tampoco estos patanes fascistas (sí, con nombre entero) podrían haber llegado a entrar. Si hubieran sido negros, seguramente habría estado preparada… como venían con lábel de Trump, pues…

    De todas formas, es curioso que se insista en que «no es lo mismo». Con lo que se llamara primero Ocupa el Congreso (sí, pasó a llamarse rodea el Congreso cuando quedó claro que la poli no se iba a quedar de brazos cruzados) se intentaba violentar los resultados de unas elecciones igual de democráticas que las que auparon luego al gobierno actual.

    Pasa como con los escraches. La supuesta superioridad en la que se quiere sustentar que gritarle a fachas en casa es mejor porque sí, al final se ha vuelto horriblemente en contra.

  3. No creo que lo más importante de este episodio sea la comparación con otros casos más domésticos que, al fin y al cabo se quedan en manifestación callejera. Que yo sepa ni Pablo Iglesias repartió armas entre los suyos, ni se sentó en el pupitre de la presidencia, ni se llevaron atriles, ni hubo cinco muertos, ni escalaron los muros arengados por el propio presidente, que es lo verdaderamente preocupante. Como lo fue la toma del hemiciclo por Tejero, que es a lo que se asemeja más a estas hazañas bélicas.
    Estando de acuerdo en que la paja y la viga es el cobarde ejercicio habitual de izquierdas y derechas, creo que nos deberíamos preocupar más del incipiente uso de las fake news, los big data y otros instrumentos sólo en manos del capital para influir en las decisiones que la democracia reserva al pueblo soberano.
    Antes, la ruptura de los procedimientos e instituciones democráticos como elementos de la convivencia se producía con un ejército desleal y levantado en armas. Hoy parece ser que es suficiente con un excéntrico paranoico con dinero, y por tanto acceso a los medios -de papel y electrónicos- que se aferre a su sillón y un electorado aburrido de los incumplimientos de los políticos «intachables» y de probada hoja de servicios democrática, pero que no dejan de traer muertos en guerras extrañas, no cierran Guantánamo, se retiran de los foros multilaterales, y desencantan a cualquier grupo ávido de igualdad, reducción de diferencias de riqueza, proceso social, etc.. Y si nos centramos en estos lares habría que ver las responsabilidades de los de pedigree democrático y constitucionalistas politizando la justicia politizada y judicializando la política no integrada en su sistema. O llevándose dinero a espuertas, entrando en la OTAN de entrada No pero luego SI, Gal, convolutos varios… Cuantas responsabilidades se pueden encontrar en ellos del surgimiento de esos movimientos 15-M y su contra-reacción. Todo tiene su causa, y fijarse solo en las consecuencias es correr el riesgo de no enterarnos nada más que de lo inevitable.

  4. Reza el dicho popular que las comparaciones son siempre odiosas y seguramente sea cierto pero no deja de ser un ejercicio curioso para valorar nuestros propios mecanismos mentales y nuestras varas de medir según nuestra posición e incluso nuestras filias y fobias.

    Tu último párrafo, Esnepel, habrá sido construído miles de veces, cambiando las referencias, por los trumpistas. Es más; ese tipo de argumentación les servirá para justificar la algarada (enumerarán toda una serie de tropelías del corrupto establishment demócrata, desde el clan Clinton hasta el Obama Care que por muy razonable que a nosotros nos parezca allí, con su mentalidad y cultura, levantó ampollas..por las cuales no tenían más remedio que hacer lo que han hecho).
    Estos días he escuchado a muchos líderes de Podemos rechazar indignados la comparación sus cercos al Congreso y acciones similares.
    Entiendo que no les haga gracia. Yo he votado alguna vez a Podemos (lo de la volatilidad de mi voto es caso aparte) y no me ilusiona que se me pueda comparar con Búfalo Bill.
    Escuché a un líder de Podemos (Mayoral…creo) decir indignado que no se puede comparar a quienes quieren atacar la democracia con quienes quieren defenderla (ellos, se supone).
    Eso es como no decir nada. El 100% de los asaltantes del Capitolio dirá que quería precisamente defender la democracia.
    Lo siento…pero el modo de actuar es el mismo y el tipo de argumentación para ello, la deslegitimación del sistema, también.
    El argumento de las armas es un poco tramposo. Eso tiene más que ver con la cultura de cada país al respecto.
    Y aquí en acontecimientos similares si no han llegado a entrar ha sido porque la presencia policial era mucho más nutrida y disuasoria (lo del otro día resulta difícilmente comprensible en ese aspecto).
    A ver…en el Parlament…Artut Más en su día creo recordar que tuvo que ser evacuado en helicóptero. En la sede la de Generalitat…la secretaria judicial tuvo que escapar por los tejados. Hubo intentos de asalto violento (las cosas por su nombre) a organismos oficiales y gravísimos altercados con incendios, vandalismo, saqueos…en Barcelona durante varias noches.
    Imaginemos eso en Washintong.

    A estas horas Trump ya ha reculado…imagino que ya alguien le habrá hecho ver que ya la estaba jugando mucho. Un paso más y podía ser juzgado por sedición (todavía es una opción que planea sobre su prominente cabeza).
    Imaginemos que ante tal perspectiva decide huir a Europa y «exiliarse» digamos que en Bélgica (con similares cabelleras pero una dorada y otra negra…él y Puigdemont serían como los zipi y zape de Waterloo). ¿Denegaría la Justicia belga la extradición de Trump a EEUU para ser juzgado?
    Vale…mezclamos muchas cosas. Aclaro que la estrategia o posición de España en el tema catalán (territorial en general) es cerril, demencial e insostenible pero no podemos sostener que hechos y modos de actuar muy similares sean antidemocráticos o la esencia de la democracia segúm nos venga o según cómo los justifiquemos.

  5. Para Larry …hechos y modos de actuar muy similares entre los eurodiputados catalanes exiliados en Bélgica y Trump?…permítame que le explique:
    Rasgo característico de la “DESOBEDIENCIA CIVIL” es su ejecución de forma “CONSCIENTE, PÚBLICA, PACÍFICA Y NO VIOLENTA”, manteniendo una actitud de protesta contra la autoridad con el fin de rectificar los errores que ésta haya cometido, a juicio de quienes protestan. Lo decisivo en esta forma de lucha no es la sangre; es el gesto y su intensidad, evitando al máximo causar dolor porque el dolor implica falta de humanidad. “Su OBJETIVO FINAL no es DESTRUIR un SISTEMA DEMOCRÁTICO…lo que busca es MODIFICARLO para impedir los actos injustos”
    La “VIOLENCIA POLÍTICA” ocurre cuando se destruye o atenta físicamente contra objetos, instituciones o personas con el propósito de modificar el comportamiento de los protagonistas recurriendo a una negociación mediante una “COERCIÓN”. Por lo general suele “CALIFICARSE” por parte del poder constituido en legitimidad como “DELITO de ASALTO o VANDALISMO”, pero sus fines (suponiendo que haya fines) son políticos, aunque sus medios sean violentos.
    Hay otras acciones como “SEDICIÓN, REBELIÓN, INSURRECCIÓN, etc, etc, que tienen otras características…y el tribunal belga difiere totalmente, con relación a lo ocurrido en Catalunya, de lo que opina el tribunal español al respeto…por lo tanto su opinión (¿con premeditación y alevosía?) haciendo la comparación del caso Puigdemont y Trump es incorrecta.

  6. Son patanes dirigidos por otros que les azuzan . Consecuencia de blanquear a gente como el zanahorio patriota Americano y pasará aquí si se sigue blanqueando a ciertos militares con reminiscencias franquistas y partidos claramente extremistas por parte de periodistas incendiarios con ideas reaccionarias . Es más que preocupante ver como echan gasolina . El pp diciendo que le dan más vacunas a Cataluña que a Madrid ,hay que tener la cara de cemento cuando son los que mas retrasados van poniendo la vacuna ,es un ejemplo de cómo azuzar el odio y hay muchos más ejemplos de irresponsabilidad cada día .

  7. Cuando Artur Mas tuvo que escapar en helicóptero del Parlament (por cierto ese intento de asalto al Parlament y de acoso a los miembros del mismo no fue una acción esencial o exclusivamente independentista) el comportamiento de la gente que participó de aquello fue clavadito al de los del Capitolio. En el Parlament se habían dispuesto más medios policiales y no pudieron entrar pero de encontrar la incomprensiblemente endeble dotación del otro día…habrían entrado.
    ¿Qué habría pasado si pueden acceder a los parlamentarios? No lo sabemos.
    Como tampoco lo sabemos en el caso del Capitolio. Hablas de sangre. No lo sabemos. Los congresistas y senadores fueron evacuados (he leído en algún sitio que tienen una especie de parada de Metro «secreta»). Así que lo que hicieron esos garrulos…fue el indio y el gamberro…selfies..etc. Insisto, no sabemos lo que habría pasado pero me parece prudente haberlos evacuados. Muy pacíficos no parecían.
    Imagino que los parlamentarios catalanes tampoco verían muy pacíficos a los que les rodeaban y acosaban. Imagino que Artur Más no vería a muchos Gandhis cuando decidió salir por patas (o por hélices).

    No digo que Junqueras sea un Trump. Ni de lejos. Pero marchar a un Parlanento, rodearlo, acosar a los parlamentarios…es lo que es…lo haga quien lo haga. Y también digo que las justificaciones son las mismas. Todos te dirán que lo suyo es una protesta en defensa de la democracia y que son pacíficos.
    La violencia no es solo ponerse a matar gente. Yo no vi a los del Capitolio muy pacíficos. Y tampoco les vi pacíficos a los de la Vía Laetana o los que quemaban contenedores, coches…buses…atacaron comercios y sucursales bancarias…etc.
    Si tú los viste pacíficos…
    Tampoco a quienes aporrearon a gente por querer ir a votar…muy cierto.

  8. Muy cierto .
    El odio solo genera violencia y da lo mismo de que ideología sea .. Arengan a las masas maleables , se les escapa de las manos y están fuera de control
    Por eso los culpables son los que echan la piedra y esconden la mano ..

  9. …para Larry: Existen dos maneras de ser engañados. Una es creer lo que no es verdad y la otra es negarse a aceptar lo que sí es verdad…pero el gran problema surge cuando el fanatismo gangrena el cerebro…ya que la enfermedad se vuelve incurable.
    La desobediencia civil está justificada frente a una ley injusta y cada uno tiene la responsabilidad moral de desobedecer las leyes injustas.(Martin Luther King)…porque la aceptación de la opresión por parte del oprimido acaba por ser complicidad…convirtiéndose de ese modo la cobardía en un consentimiento.

  10. Y esto ¿qué tiene que ver con lo que estamos hablando?
    Gandhi fue una de las grandes referencias de la desodediencia civil y jamás promovió ni defendió ni mucho menos participó en acciones de este tipo. Es más…cuando dentro del movimiento que lideraba se comenzaban acciones de este tipo él paraba todas las campañas y movilizaciones.
    Su concepto de desobediencia se basaba en la visivilidad de la misma (huelgas, negarse a cumplir, efectivamente, leyes injustas…) y además asumir las consecuencias de las mismas tb como parte de la estrategia. Decía a los jueces que le procesaban que se declarana culpable y que si esa era su ley debían imponerle la pena más severa.

    ¿Qué tiene eso que ver con rodear a intentar-se consiga o no-un parlamento de forma de los representantes electos tienen que huir escondidos o por los tejados?

    De eso hablamos en esta ocasión porque eso es lo que ha ocurrido y hay otros casos en los que ha ocurrido también.
    La justificación de los asaltantes del capitolio es muy poderosa. Mucho más que la desobediencia a una ley injusta. Lo han hecho porque creen que se han manipulado las elecciones…y eso, de ser cierto, sería efectivamente la violación de la propia democracia y van a defenderla o restituirla.
    Por supuesto que son paletos fanatizados manipulados por un sujeto profundamente amoral y con problemas mentales. Pero ellos así lo creen.
    Y el mecanismo de justificación es exactamente el mismo.

  11. Por cierto…tu primer párrafo no sé muy bien a qué viene.
    La forma más común de ser engañado es el autoengaño consistente en convencerse a uno mismo de aquello de lo que uno quiere convencerse, por interés, conveniencia y, las más de las veces, por sectarismo.
    Solo así se explica lo habitual que es que ante unos mismos hechos (un escrache, un asalto a un edificio institucional, un pacto o apoyo presupuestario determinado, etc) esté bien y justificado si lo protagonizan los afines o sea una tropelía si lo hacen los de la otra trinchera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *