¡Ay, Simón!

Esto se parece cada vez más a aquel truculento chiste de Gila: ¡Me habéis matado al hijo, pero lo que me he reído! O, traducido, se disparan los contagios y las muertes de día en día, pero hay que ver cómo comunica el heraldo sanitario del gobierno español, el bienqueridísimo Fernando Simón. Como aquel rey en pelotas, no hay comparecencia en la que no supere sus propios registros de arrogancia buenrollista o, directamente, de manifiesta cara dura, sin que sus entregados adoradores caigan en la cuenta de la tomadura de pelo.

Anoten la penúltima, de ayer mismo. Después de aventar otras brutales cifras —35.978 positivos y 201 muertes—, el compartidor de chistes machirulos con los hermanos Pou se descolgó con otra melonada antológica: “Se ha estabilizado el incremento”. Pues, hala, a dejar de preocuparse, ¿no? Total, solo tenemos un virus desbocado que se lleva paletadas de peña por delante y que tiene a los hospitales colapsados o a un cuarto de hora de hacerlo. Y por si faltaba algo, él, que hace un mes nos estaba diciendo que había que hacer concesiones a la Navidad, nos reprocha ahora severamente y por quintuplicado haberle hecho caso. Eso, después de haber asegurado sin rubor que la variante británica del bicho sería una anécdota. Exactamente lo que dijo el pasado febrero sobre el covid-19.

7 comentarios en «¡Ay, Simón!»

  1. Parto de la base que creo que lo está haciendo mal. Pasano ya a muy mal.

    Pero tambien creo que la manifiesta ojeriza que le tienes te lleva a utilizar dos varas de medir.

    Concesiones a la Navidad las he hecho todo el mundo. Todas las administraciones. Y creo recordar que fue bastante pródigo en las advertencias y peticiones de máxima prudencia.
    Muy recientemente has escrito varias entradas arremetiendo contra quienes braman contra las autoridades por cualquier cosa que establezcan y luego hacen lo que les dá la gana
    Creo recordar que has sido bastante duro con quienen exigían a las autoridades mayores exigencias y cierres. Los «todomalistas» que luego no son consucuentes en su vida personal. Y ello en el contexto de las medidas tomadas por el gobierno vasco y las críticas que recibían por ello.
    El Gobierno Vasco ha hecho exactamente lo mismo que estás hoy criticando. Clavado.
    Hacer concesiones a la Navidad aunque acompañadas de peticiones de prudencia, conociendo perfectamente las consecuencias que iban a tener esas concesiones. Abrir la mano entre el 10 de diciembre y el 11 de enero. Y aún así..supongo que dentro de algunos días veremos otra vuelta de tuerca.
    Y habiendo sido ese el plan, ha sido después Jonan Fernández quien nos ha reprendido severamente, bastante más que Simón, por cierto.

  2. La variante británica es más contagiosa pero susceptible a las vacunas ya generadas. Encuentro más preocupante las variantes sudafricana y una detectada en Japón pero que tiene toda la pinta de ser brasileña. Ambas tienen importantes mutaciones en las proteínas de la cápsula vírica. Tienen papeletas para que la vacuna no sea tan efectiva con ellas, en cuyo caso… de vuelta a cero.

    Bengoa dijo ayer que, dentro de lo malo que es el virus, al menos no mata a jóvenes. Lo que no nos dijo, y quizá se debería decir, es que mutaciones en la cápsula del virus pueden provocar que desencadene respuestas inmunológicas exageradas. En cuyo caso, matará a más jóvenes que viejos.

    Me gusta la metáfora del remo, a qué negarlo. Tengo la sensación de que podemos estar saltando al agua y dejando a los más débiles atrás, viendo una costa que, en realidad, no es más que un juego de luces en el mar abierto.

    En fin. La suerte está echada. Sabíamos los riesgos y lo hemos hecho. Pero, una cosa, la condición humana explica por qué estamos actuando así. No justifica nuestro atroz egoísmo…

  3. Pues sí, Javier, de acuerdo contigo; pero también de acuerdo con Larry, para contar toda la historia. Que un “técnico en autopistas alternativas” se permita “leer la cartilla” al populacho insumiso sin hacer una mínima autocrítica de su gestión, es cuando menos “bizarro”.
    Por lo demás, lo que comentaba ayer; hoy viene al hilo de tu comentario, pero de todas formas, cómo Cantón: “ Ceterum censeo Carthaginem esse delendam”. Titular en un periódico local hoy, muchísimo más modesto que el que celebra la victoria de ayer del Athletic, claro: EUSKADI ES YA LA QUE MENOS VACUNA ( entre todas las CCAA, se entiende). ¿El LABI ya está preparando el consabido arsenal de excusas para cuando llegue el momento y no hayamos cumplido con lo mínimamente exigible?

  4. Es que el hombre viaja en metro y tiene mucho tiempo para pensar.
    Me recuerda a Zapatero que veía brotes verdes por todas partes.
    Como los hosteleros que dicen que es momento de flexibilizar las cosas.
    Un retroceso no es más que un avance táctico.

  5. La presión que ejerce por un lado el desastre económico con las medidas más severas y por otro lado lo
    que recomiendan los profesionales sanitarios y lo que nos gustaría a todos, que es que no nos ocurriera lo que está ocurriendo mostrándonos como una sociedad infantilizada
    son incompatibles del todo .
    De manera que la solución perfecta no
    la ha encontrado ningún país .
    Y me temo que seguiremos poniéndonos tiritas pero no pararemos la hemorragia
    Si hay suerte y lo de las vacunas funciona iremos aliviándonos pero no antes .La verdad es que lo que diga o pueda decir del tema Simón tampoco me parece que pueda aportar nada novedoso .

  6. Si enumeramos todas las barbaridades cometidas desde febrero por las «dieciocho» administraciones políticas, los guionistas de «El Jueves» tendrían para varios números si la cosa no fuese tan trágica.
    Incomprensible ver como con el mismo problema, toman todas diferentes medidas.
    Por no hablar de los ayuntamientos cuando les compete el caso.
    Uno siente que esto les cae demasiado grande y empieza a creer que no tienen ni put… idea de cómo llevar este problemón.

  7. Hoy es el día en el que vemos imágenes de no sé qué provincia china que son clavaditas a las que veíamos, indiferentes, el año pasado por estas fechas: cientos de grúas construyendo a toda prisa hospitales (ahora les han llamado «centros de confinamiento») con casetas de estas modulares.
    Eso en China; un país autoritario y disciplinado que parecía haber casi vuelto a la normalidad. Y parece que empiezan a andar como el año pasado.
    En Madrid…se adelanta el toque de queda a las 23:00 y el cierre de los bares a las 22:00. O sea; nada.

    A lo mejor es que esto es lo que es y va a seguir su implacable curso hasta que cierre el ciclo de unos dos años o más que tienen estas cosas y eso no nos lo quita nadie (hoy toca estado de ánimo resignado-pesimista).
    Y estaremos algunos días más de regateo y parches tratando de evitar lo inevitable y en fechas parecidas a las del año pasado, quizás algo antes, a encerrarse de nuevo en casa todo hijo de vecino…aunque esperemos que no por tanto tiempo.

    Por eso…cuando escucho (o yo mismo lo digo) que, claro, es que en verano no relajamos demasiado…luego pienso, supongo que egoístamente, que…menos mal.

    Viendo cómo el virus sigue su ritmo y ahora le toca otra ofensiva, para los disciplinados y para los informales, sin apenas distinción, parece por muy bien que se haga…en cuanto coges aire y te tomas un respiro…ahí está para imponerse y que la única vía efectiva era el confinamiento continuo. Pero…¿durante un año o año y medio?
    ¿es eso posible?
    Tengo la impresión de que si entre junio y octubre hubiésemos sido super disciplinados (con el coste económico, social, mental incluso que ello supone)…hoy estaríamos…exactamente igual, como les empieza a pasar de nuevo a los chinos.

    Es un pseudo análisis muy genérico y asumo que egoísta en cuanto que olvida algo esencial: las vidas que se hubieran salvado de ser más estrictos, el desgaste de los sanitarios por no haberlo sido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *