El dilema del 155

Siempre he sostenido, y cada vez lo hago con más hechos probatorios a mi favor, que ninguna buena acción queda sin castigo. Las mejores intenciones, además de alicatar hasta el techo el infierno, suelen conducir impepinablemente a la melancolía y el desconcierto. Algo, vamos, como lo que debe de reinar en Sabin Etxea en estos minutos en que ni cenamos ni se muere padre. O sea, en que no decae el 155 mientras avanza inexorable el reloj hacia el instante en que deben votarse los presupuestos generales del Estado.

A 24 horas del momento de la verdad, el PNV está entre la espada de su propia promesa y la pared de un acuerdo que considera muy positivo, y que objetivamente lo es. Hace solo una semana, parecía que los astros se habían conjurado para servir una de miel sobre hojuelas. El 155 se extinguía naturalmente justo antes de apretar los cinco botones verdes en el Congreso de los Diputados. Pero en esas llegó Torra, es decir, Puigdemont, y mandó parar. De un modo, además, al que resulta peliagudo ponerle peros. ¿Cómo dar la impresión de que se apoya la conculcación de derechos de los designados consellers estando presos o fugados? Jodida está la cosa, incluso aunque en el fuero interno se sepa que la vaina no va de dignidad sino de estrategia política y que la coherencia y los principios debieron demostrarse, por ejemplo, no participando en unas elecciones impuestas.

¿Cómo se sale de esta? Abogo por hacer de la necesidad virtud. Personalmente, votaría no a los presupuestos. Se mantiene la palabra y se queda liberado de ese acuerdo sobre las pensiones que, por lo visto (ejem), tanto ha disgustado.

7 comentarios sobre “El dilema del 155”

  1. El tema es complicado muy complicado

    El estado ha comenzado la recentralizacion
    Un sector español desea que el pnv no acceda al pacto y esto crearia dos hipotesis:

    1) susana le prestase 5 diputados ( ya ha pactado silencio con el pp para reducir sus casos de corrupcion
    2) Nuevas elecciones

    Las dos serian horrorosas para el pnv, perderia influencia, perderia lo ganado mediante el pacto, cuando estos dias se han escuchado opciones de negociacion de transferencias dadas por imposibles comola ss o prisiones y perderia el mini escudo frente a la bestia española si el psoe apoya a rajoy

    No obstante apoyar estos presupuestos cuando españa esta en una espiral tan recentralizadora, con una nueva cruzada como en la epoca del apor ellos, cuando estan creciditos humillando a cataluña y mandando un aviso a baskos y navarros para k nos rindamos les demos la cartera y renunciemos a defender nuestros fueros,es una opcion muy muy difificil de tragar incluso para un partido tanpragmatico y segurola omo el pnv

    Es tristisimo k un trilero comorivera k comenzo siendo un partido fascista en las europeas un tipo sin curriculum ( no comparar con el presidente frances al que desea imitar que es de risa) hecho de retales, con 4 propuestas y muchos millones en propaganda pueda crear una ola aunque siempre las encuiestas le COMPRAN mas votos de los reales.

    Solonos queda luchar por nuestro pais si no queremos ser aplastados.. el como es mas complicado pero el principio seria un pacto abertzale sincero tipo lizarra para comenzar a hacer de muro protector ante el nuevo soufle españolista

  2. Yo no tengo claro lo que decidirán, pero no creo que la cosa cambie durante las próximas horas, por lo que en mi opinión deberían votar en contra de los presupuestos por estas razones:

    -Ahora mismo la responsabilidad de que el 155 siga en vigor es, en mayor medida que de los independentistas, del Gobierno de España. Si fuera al revés entendería un cambio de postura respecto a la condición de aprobar los presupuestos, pero creo que no es el caso.

    -Los presupuestos, aunque hayan conseguido cosas buenas para Euskadi y los pensionistas, creo que no son los que hubieran conseguido en unas condiciones normales. Más que nada porque ha habido (o al menos eso dicen) una mínima negociación, no como el año pasado que pactaron con más tranquilidad y acordaron lo del cupo. Ahora lo “único” que han conseguido es el acuerdo de las pensiones, algo que nos presentaron como condición para empezar a negociar, y algunas inversiones de infraestructuras. Y las protestas de los pensionistas no han parado, es más, se han enfadado con el PNV. Obviamente no esperaba que negociaran competencias como prisiones o la seguridad social, pero si algo más que infraestructuras, por ejemplo el control de los aeropuertos.

    -La prensa madrileña ha presentado estos presupuestos como una cuestión de Estado, se da por hecho que Rajoy adelantará las elecciones si no salen adelante. Yo lo pongo muy en duda, y aunque así ocurriera, creo que a Rivera no le resultará tan fácil ganar.

    -El PNV está en una posición complicada, pero si aprueba los presupuestos los adversarios le acusarán de romper su palabra. Tanto como si hay adelanto electoral o no, creo que sale ganando si cumple su palabra: si hay elecciones podrá decir que ha intentado lo que ha podido en cuanto a las pensiones y que se ha mantenido fiel a su palabra, si no las hay estará en mejores condiciones para conseguir un acuerdo satisfactorio el año que viene y encarar las siguientes elecciones con eso.

    Joan Tardá (ERC) ha escrito un tuit que me lleva a pensar lo contrario (“No sabemos cual será la decisión del PNV, pero sea cual sea la respetaremos”), pero por todo lo mencionado creo que no deberían apoyar los presupuestos.

  3. Todo es indiferente a estas alturas, es imparable ese volver de banderas victoriosas, ese nuevo amanecer…
    Llamadme sentimental pero a mí me empieza a ilusionar ese proyecto común (el proyecto que nos une) de la España ciudadana de falangito Primo de Rivera en el que lo único que se ven son Españoles por todos lados y punto. Única bandera, única lengua y única patria(la que nos une). Y esa Marta Sanchez emocionándonos…….
    Reír por no llorar y el PNV que haga lo que quiera porque haga lo que haga le van a zumbar.

  4. Pues a mí me parece claro qué es lo que debe hacer el PNV.

    Se vota que NO y se mantienen así las obras del AVE a Madrid y la reparación de la barandilla de La Concha, amén de la construcción del bidegorri Getxo-Deustua, que es lo que importa.

  5. Acabo de enterarme de que Alemania le ha dado otro sopapo al “poder judicial” hispano y que ha dicho a Puigdemont, o sea, Torra, puede continuar con el juego.

    Vértigo en el PNV. No puede decir que no a Primo de Rivera ni al AVE!

  6. Siempre se ha dicho, que una de las señas de identidad de los vascos es que cumplen con su palabra. En éste caso está claro, no se levanta el 155 pues se vota no a los presupuestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *