Bogando por la red: Reacciones a los homenajes de presos de ETA

Reacciones a los homenajes de presos de ETA

El homenaje a los etarras Xabier Ugarte y José Javier Zabaleta, tras su liberación, han levantado una importante polvareda política. El diputado de Ciudadanos, Marcos de Quinto, pide que pasen «532 días en un zulo sin garantías», los mismos que estuvo secuestrado Ortega Lara. Mientras, el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, recuerda que “el daño ético que causó ETA sigue teniendo consecuencias. La Izquierda Abertzale sigue sin asumir que la democracia empieza por respetar los derechos humanos”. Las respuestas dan idea del nivel político de cada uno.

Las ocultas cuentas de Espinosa de los Monteros

El único diputado que no ha presentado la obligatoria declaración de bienes es el ultraderechista, Iván Espinosa de los Monteros. El pasado mes, fuentes de su formación informaron que aguardaría a finalizar el plazo de entrega de su declaración de la renta. Sin embargo, pasada esa fecha, seguimos esperando conocer su situación financiera. Recientemente se publicó que sus empresas inmobiliarias habían triplicado su facturación el pasado ejercicio, con lo que los medios, y el resto de los mortales, esperamos con curiosidad conocer el estado de sus cuentas.

El PSOE va a la reválida de septiembre

La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, emplaza al mes de septiembre la fecha para «explorar otras vías» para formar gobierno. Es curioso que se tomen ese tiempo de asueto y reflexión, más si cabe, cuando nos encontramos con un país con evidente parálisis institucional. Apostilla a continuación que el Gobierno «este año no tendrá vacaciones», olvida la coletilla en funcionesque debería acompañar a la nomenclatura del ejecutivo, lo que limita sus acciones de forma notoria. La escasa capacidad para llegar a acuerdos no se soluciona con un periodo de meditación.

La banca teme a los gigantes digitales

Los grandes bancos han iniciado una campaña para prevenir sobre el uso de nuestros datos personales por parte de las grandes compañías digitales, como Facebook, Google, Apple y Amazon. La razón la encontramos en la anunciada irrupción de estas multinacionales del mundo online en el negocio financiero, lo que preocupa en grado sumo a la banca tradicional. La justificación de que nuestra información personal sólo está perfectamente custodiada por ellos se antoja baladí, ya que, por desgracia, nuestra vida ya es transparente para los gigantes de Internet.

La deshumanización del trabajo

La historia es terrible, ocurrió al otro lado del Atlántico, en Buenos Aires, pero sospechamos que la globalización hace que hubiera podido suceder en cualquier esquina cercana. Tal y como narra una periodista local, que vivió el suceso en primera persona, un repartidor de pizzas, tras ser atropellado por un vehículo, avisa a través de de su móvil a su empresa del grave percance. La deshumanizada respuesta es preocuparse por el estado del pedido e incluso solicitar una fotografía del mismo, todo ello con el trabajador postrado en el suelo derramando sangre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *