Unidad a la fuerza

Leo, oigo y veo que el aniversario del 11-M se ha conmemorado en un encomiable espíritu de unidad. Para mi sorpresa, esta versión sacarinada no es solo la del ultramonte oficial siguiendo los deseos del Gobierno español, que este año quería vender la moto de la balsa de aceite y el pelillos a la mar. Qué va, también han tragado con el potito otros que habitualmente hacen gala de una pituitaria más fina y acostumbran a buscar tres pies al gato para que no se la metan doblada. Intuyo que en estos casos se ha tratado de un ejercicio de contención por no echar más sal en una herida que, digan lo que digan, permanece abierta. Aprecio el gesto, pero creo que es un error participar de la sugestión colectiva.

Como poco, habría que anotar que la presunta unidad lo fue a la fuerza y casi por decreto. Fue un abuso de la buena voluntad de las víctimas tradicionalmente ninguneadas y hasta insultadas, a las que se arrastró, casi como si fueran piezas decorativas, a unos actos de homenaje de cartón piedra para la galería. De saque, les montan un funeral ¡católico! de Estado, sabiendo que muchas de ellas profesan otras creencias o simplemente no tienen ninguna. Luego, deben soportar que el oficiante de la homilía, el ya cesante Rouco, les casque ante sus narices la patraña conspiranoica que tanto daño les ha hecho. Lo siguiente es ver cómo se concede el protagonismo a la AVT, cuya presidenta aprovecha el viaje para arrimar el ascua a su eterna sardina. Como remate, en los saludos protocolarios, el Borbón y su señora le hacen un feo del quince a Pilar Manjón. Y a eso le llaman unidad. Pues hay que jorobarse.

2 comentarios sobre “Unidad a la fuerza”

  1. hecho en falta el recuerdo, explicaciones, condenas, justicia y resarcimiento para con Kontxi Sanchiz, muerta por la ertzaintza, que en aquellas fecha estaba bajo mando operativo y político del gobierno Ibarretxe-PNV, cuando protestaba por el asesinato de Angel en Iruñea a manos de un policía escolta del hombre fuerte del PP en Navarra, Del Burgo, hijo de un terrorista del nacional catolicismo implicado -dicen- en la matanza y saqueo que Mola, como muy bien aplaudiera el diario de navarra, inicio. ¿nadie del gobierno vasco, del PNV de la ertzaintza tiene nada que decir al respecto? ¿Sigue o siguen siendo policía o policías los asesinos de Kontxi y por qué?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *