Podemos tiene aparato

Es lo que tiene inventar la gaseosa, que la presunta novedad dura lo justo y un simple titular actúa de delator. “La candidatura de Pablo Iglesias obtiene el 86,9 por ciento para dirigir Podemos”. Muy currado el porcentaje, para que no parezca ni que ha sido a la búlgara ni que hay una contestación interna preocupante ya de saque, pero en esencia, el mensaje del enunciado es inapelable: ha ganado el aparato. ¿No es eso lo que diríamos de cualquier otro nombre y otras siglas con una cifra semejante? ¿Por qué no ha de valer en este caso? Ah, ya, porque se trata de una formación diferente donde la participación se estructura de un modo que escapa a la ley de la gravedad y los pajarillos cantan, las nubes se levantan… Vístanlo como quieran, que lo del sábado en la Complutense seguirá siendo un congreso tan convencional como el que más, y si nos ponemos tiquismiquis, hasta con un toque rancio de asamblea universitaria de los setenta. Probablemente, algunos no lo sospechaban (y jamás lo admitirán), pero los famosos círculos son tan redondos como el aro por el que hay que pasar incluso para derribar el sistema, voltearlo, o darle una mano de pintura.

Tampoco deberían tomárselo a la tremenda. No hay nada de vergonzante en tener un aparato y una disciplina. Tales cosas existen, más o menos visibles, en todos los partidos y allá donde fallan, catacrac. Pase que se haga de nuevas cualquiera de los miles de seguidores entusiastas. Los de la cúpula, empezando por el gurú, tienen doctorados en la materia. Saben perfectamente que en una organización política la horizontalidad es vertical. También en esta.

13 comentarios en «Podemos tiene aparato»

  1. Javier, te has acercado a observar el funcionamiento de alguno de los círculos?. Por tus palabras puedo sospechar que no.

    La metodología de los círculos no será perfecta, pero es mucho más democrática y transparente que cualquier otra que se haya probado antes. Quizás algunos tengan intención de manejar Podemos con los métodos de la vieja política (los hay), pero eso sólo sucederá si desde los círculos se les ha permitido hacerlo.

    Este intento de tomar decisiones sin consultar antes ha sido muy criticado desde la base y ha dejado el aviso de que nada se podrá hacer sin que se debata y se refrende por los círculos.

    Tu interpretación sobre el funcionamiento de Podemos también suena a viejo análisis político. Aún muchos no habéis entendido que esta organización es completamente abierta a la aportación de cualquiera, ya haya llegado un minuto antes o esté ahí desde el principio.

    Te lo dice un observador cercano, que ni siquiera votó por Podemos en las Europeas.

  2. Mortymer: No he visto «en vivo» los círculos, pero en internet hay unas cuantas grabaciones de diferentes círculos. Se dicen cosas seguramente interesantes que van a… No sé a dónde van.
    Hay un problema de base: el discurso público de Podemos lo monopolizan tres personas (Pablo, Monedero y Errejón). Hablan sobre asuntos que probablemente no hayan pasado por los tales círculos. Su opinión se convierte en la oficial de Podemos. Eso es aparato puro y duro, con el añadido de que la propia génesisi y desarrollo del proyecto hacen muy difícil que eso cambie. Podemos nació como proyecto de un grupo determinado de personas. Ha arrastrado a muchas miles… que podrían hacer que el ideario original variase. Eso implicaría que los impulsores quedasen desplazados, algo que sería muy paradójico.

  3. En todas las apariciones mediáticas que he visto u oído de estas tres personas dicen cosas que coinciden bastante con el programa electoral de Podemos a las europeas (debatido, creado y votado de manera colectiva). Sí estoy de acuerdo en que el discurso está demasiado monopolizado, pero quizás es algo que responde a la dinámica de los medias.

    Estoy seguro que si hubiera una opinión mayoritaria de que sus opiniones no se corresponden con el ideario de Podemos la cosa trascendería. Pero lo fundamental es que existen los mecanismos para bajar a los portavoces si se decide que han dejado de representar a la mayoría.

  4. Javier: Al hilo de ésto, unas declaraciones de Teresa Rodríguez, eurodiputada de Podemos:

    […“el proceso” de construcción de Podemos “no es sólo de quienes empezamos, sino de todo el mundo, y hay que empezar a construir y a articular las vías por las cuales la gente tiene capacidad de decisión desde abajo”…]

    http://www.andalucesdiario.es/politica/la-eurodiputada-gaditana-apuesta-por-que-podemos-este-fuertemente-controlada-por-la-mayoria-social-a-la-que-defiende/

  5. Me pregunto yo si Mortymer habrá probado todas y cada una de las diferentes metodologías con sus diferentes matices que se usan en todos y cada uno de los partidos «tradicionales». Supongo que sí, de no ser así no me explico como puede afirmar tan categóricamente que los círculos son mucho más democráticos y transparentes que cualquier otra cosa que se haya inventado antes, excepto el agua embotellada.

    Ya lo ha dejado claro Monedero, el «descastado», en tres frases: «Se puede ser radicalmente democrático y resultar radicalmente inoperante»; «Los círculos no son democráticos» y «La idea de las listas no nos parece muy sensata pero hay gente conspirando para quedarse con Podemos y no nos da la gana».
    Hablando claro, que Podemos es su proyecto, su bebé, y ninguna democracia se lo va a quitar.

    Que cada uno puede creer en lo que quiera, los elfos del bosque o la pureza de Podemos -sin pecado concebido-, pero la realidad es tozuda.

  6. Hay una cosa que sí debemos tener presente: Podemos representa el fenómeno político más interesante de los últimos meses. Tampoco es cuestiçon (mi intención no era esa) de despreciarlo de un plumazo. Solo apunto que ha habido mil millones de inventos… y todos han derivado en la necesidad de un aparato y una disciplina. Que luego el aparato pueda ser más abierto, eso es cirto. Pero el de Podemos, por su pura génesis, no lo es HASTA AHORA. Habrá miles de personas detrás, pero el discurso es el de tres. ¿Que el resto lo acepta mayoritariamente? Vale, eso también está inventado: se llama centralismo democrático, y era el modo en el que funcionó el PCE hasta las 80.

  7. Joan o como te llames de verdad: Incumplo la máxima «No des de comer al trol» y publico la memez que has escrito solo para darme el gusto de decirte que eres muy tonto. Pero mucho, chaval, ¿eh? Si ese es el nivel del debate, me pongo a tu altura. Por la sombra, gañán.

  8. No creo que los únicos portavoces sean Iglesias, Monedero y Errejón. Lo son a nivel de estado, pero también lo son las personas electas como eurodiputadas, Teresa Rodríguez y Pablo Echenique, y el que fuera candidato Miguel Urbán. En Euskal Herria disponemos además de una serie de voces propias muy interesantes, empezando por quienes ya nos representaron en la candidatura europea, Joan Josep Bosch en Nafarroa, Maitane Huarte en Gipuzkoa, Xabier Benito e Itxaso Cabrera en Bizkaia, y siguiendo por otro grupo numeroso de personas que estamos compareciendo en distintas ocasiones ante los medios de comunicación. Algunas a página entera en este mismo periódico.

  9. A mi me han ilusionado los de Podemos, la verdad. No sé si funcionan en círculos, en cuadrados, a la búlgara o a la fenicia. Que digo yo que pecata minuta comparado con si luego son honrados y no roban, que los ciudadanos estamos hartos de corruptos. Se hablan mucho de Podemos, de si funcionan así o asá, sí su programa es utópico, si no se puede llevar a cabo. Nos quejamos de cómo son las cosas y luego ponemos trabas al cambio. Creo que mucha gente vive bastante bien con la situación actual, ha encontrado su lugar bajo el sol y le importa poco si es una alcantarilla. A continuación, un diálogo de la pelicula Contact. Saludos.

    – Ojala el mundo el mundo fuera un lugar donde reinara siempre la justicia, donde el idealismo que has demostrado se recompensara, en vez de penalizarse, desgraciadamente no vivimos en ese mundo.

    – Es curioso, siempre he pensado que el mundo es como nosotros lo hacemos.

  10. Te ha dado fuerte con Podemos…¿Por qué no les das tiempo para ver lo que hacen? Ya se sabe que del dicho al hecho va un trecho y entonces se les podrá criticar mejor, acuérdate que se unieron a Gure esku dago cuando tú decías que era un punto chiquitín en su programa lo del derecho a decidir (Doy fé que no todos lo que estuvimos allí éramos independentistas porque oí conversaciones y eran gentes de izquierdas, viejos rockeros, igual no de Podemos, pero sí de los que creen que el pueblo -cualquiera-debe ser consultado).
    Yo estoy encantada con que algo se mueva y que estos mamones que están todo el día hablando del Estado de Derecho, de la Justicia etc, que son los que se alternan en el poder, ahora tú, ahora yo, los que ponen y quitan jueces, los que dan indultos (la madre que los c… con el indulto del guardia civil hijo de pepero que grabó una agresión sexual), vamos,los que han prostituido la democracia hasta dejarla irreconocible, se vean peligrar su modus vivendi…En fin, yo no sé qué harán estos cuando lleguen al poder pero algo hacen ya, algo se está moviendo, después de años y años de estreñimiento, la mierda está saliendo. Sí, ya sé, está muy alto también mi nivel pero es difícil argumentar cuando lo que quisiera es ser como Michael Douglas en un día de furia.

  11. Salud de nuevo. Quiero insistir, y no sé cuántas veces lo he hecho, en que considero Podemos como el fenómeno más interesante y estimulante desde hace mucho tiempo. No creo que vaya a ser flor de un día, aunque tampoco soy capaz de vaticinar de si tendrá una larga vida o perderá fuelle dentro de unos años. Tenemos ejemplos de todo tipo.
    Simpatizo con buena parte de la gente que ha constituido círculos. Conozco a varios que son ejemplo de coherencia y lucha. Con algunos discrepo en cuatro o cinco cosas (clásicos de la izquierda), pero los respeto profundamente.
    No me gusta en absoluto el modelo basado en el liderazgo carismático. Creo que que debe haber referentes, pero reniego de la personalización de los movimientos. Pablo Iglesias está ejerciendo consciente e intencionadamente tal liderazgo, extendido a su guardia de corps (Monedero, Errejón, Echenique y puede que alguien más). No disimula que aplica sus amplísimos conocimientos en ciencia política, empezando por el puro marketing. El vídeo en el que elogia a UPyD es una espectacular demostración de cinismo. Y hay algo que definitivamente me disgusta: es un polemista puro y duro. No trata de convencer sino de vencer a través de la dialéctica, que domina perfectamente, TENGA O NO TENGA RAZÓN. En ese sentido, no es muy diferente, por ejemplo, a Federico Jiménez Losantos.
    Finalmente, desde que surgió el fenómemo hay algo que también han dejado claro Pablo y no pocos de los seguidores de Podemos: la absoluta refracción a la crítica. Exigen un trato exclusivo. A los demás se les puede vapulear, pero a ellos no se les puede tocar un pelo. El que lo hace se expone a ser hostiado. Por fortuna, y como queda claro en varios de los comentarios, no todo el mundo actúa así; también hay argumentos y contraargumentos… que agradezco muchísimo. Creo que no es tan difícil distinguir entre las críticas (aunque sean punzantes) como las mías y las soplapolleces cavernarias.
    Menudo chapón. Lo siento. 😉

  12. Viendo subir por las escaleras a los políticos y sindicalistas que iban a asisitir a la firma del paso de poder de padre a hijo borbónico, viendo subir a esos personajes de la política española, sí que dan ganas de tener otra esperanza, otra ilusión, en política y sí que se ve que no son castas, es una sóla casta: el poder que se situa de espaldas a la realidad, o a una realidad actual, de 6.000.000 de parados.
    No creo en la democracia de la internet, no creo que se pueda cambiar un país colgado de un i phone, tampoco en las castas del buen rollismo, que las hay.
    El marxismo es el que es, y ponerlo en práctica en una sociedad liberal , imposible.
    No sé hasta que punto Podemos, hace el juego al sistema.
    Nada es imparcial.
    Más o menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *