Pícaros que se vacunan

El día que en la demarcación autonómica volvemos a estar por encima del millar de contagios, la descomunal cifra queda eclipsada por las dimisiones —¿quizá destituciones?— de los directores de los hospitales de Basurto y Santa Marina por haberse vacunado cuando no les tocaba. Y la cuestión es que no cabe nada que objetar. En términos de lógica periodística, la actitud de los ya ex responsables de los citados centros médicos merece la prioridad informativa y, desde luego, la censura moral más contundente. No hay reservas suficientes de vergüenza ajena para hacer frente a unos comportamientos que, por otra parte, ya vemos que no son excepcionales. Abrieron la espita unos cuantos alcaldes del Mediterráneo, y tras ellos, se abonaron al pufo diferentes mandamases y enchufados, incluyendo al consejero de Sanidad de Murcia, que antes de renunciar al cargo tuvo el cuajo de sostener que no había hecho nada malo pero que pedía perdón “porque yo soy así”.

Más allá de la indignación por la brutal insolidaridad de los ventajistas con mando en plaza, mi gran duda es sobre los procesos mentales que los llevaron a pasarse los protocolos por el arco del triunfo. Ya no hablo de ética sino de conocimiento sobre el mecanismo del sonajero. ¿Acaso pensaban que nadie se daría cuenta? Tal vez, en su soberbia, fue así.

10 comentarios en «Pícaros que se vacunan»

  1. Ahí voy.
    Es que al margen del aspecto moral…es profundamente estúpido.
    Hay un muy torpe cálculo de beneficio-riesgo.
    Te juegas la poltrona o el despachito, la propia imagen…por el beneficio…¿de? ¿De evitar un contagio que si andas con cuidado puedes evitar y que incluso si te pilla, sin ser grupo de riesgo, es probable que superes sin excesivos disgustos?

  2. El endiosamiento tras muchos años de pisar moqueta provoca la consabida reacción de sentirse por encima de los demás.
    Su dimisión tiene el mismo valor del
    «lo siento, me he equivocado, no volverá a ocurrir» del campechano tras lo de Bostwana.
    Lo que desconozco es si este par de elementos eran así ya cuando estaban en el Ayuntamiento de Bilbao.
    Y sin asomo de servir de excusa, en España se está vacunando a militares….y a Urdangarin.
    Asco.

  3. Ya lo cantó el gran músico valenciano Nino Bravo en «Quién eres tú» (1969, actualizada en 1981):

    «No te canses
    De decir
    Que no debo ser así

    Vivo mi vida
    A mí manera
    Y nunca cambiaré

    No me digas nunca más
    Si lo hago bien o mal
    Porque me cansas
    Y aunque no quiera
    Te puedo aborrecer

    YO SOY ASÍ qué voy a hacer
    No cambiaré
    Si te molesta, márchate
    Y por favor

    Quién eres tú para decir
    Qué debo hacer

    Tú serás tú
    Y yo soy yo
    Olvídame»

  4. Se creen por encima del bien y del mal y viven en mundos paralelos de la plebe.
    A no ser que se las haya inoculado ellos mismos, como pueden pensar que no iba a trascender si la actual política está repleta de Makinavajas.
    La Marca España se agranda.

  5. Os traigo una pequeña historia de terror…

    El mecanismo por el que el sistema inmunológico se vuelve majara con una infección y reacciona a lo bestia no es muy conocido, pero tiene la pinta de que es un bucle de retroalimentación entre la detección de un agente patógeno y la producción masiva de anticuerpos para eliminarlo.

    Si el agente es capaz de escapar a los anticuerpos… se producen más anticuerpos y más factores de inflamación. Total, el organismo se autodestruye.

    E484K, «Erik», es una mutación que reduce la capacidad de los anticuerpos para aferrarse al Covid-19. ¿Entendéis lo que podría traer si el virus sigue mutando en esa dirección? Debemos vacunar cuanto antes para que no tenga la oportunidad de ganar el premio gordo.

  6. No se puede ser ni más egoístas ni
    más torpes .. Parece ser que algunos piensan que tienen patente de corso además de exceso de prepotencia
    Hacen mucho daño a las instituciones y también a la imagen de país .
    Vamos que me imagino que algunos de su propio partido les correrían a boinazos y con mucha razón .. Además de enfado me producen mucha vergüenza ajena

  7. Pícaros, jetas, caraduras , egoístas , …?
    Quién ha colocado a estos figuras en sus cargos ?
    Qué oposición han superado?
    Qué experiencia tienen para sus cargos?
    Para ser el último mono de Osakidetza tienes que pasar unas pruebas , experiencia, euskera ,….
    Alucino , en vez de estar agradecidos de la puerta giratoria , se ríen de nosotros.

  8. También me uno a los comentarios anteriores.
    Me ha dado verguenza propia y eso que aún puede salir algún que otro carguete igual de solidario que estos pisamoquetas.
    Lo que me sorprende es lo que señala Larry: se pensaban que en un país en el que miran con lupa hasta los parpardeos de cualquier cargo político/digital no iba a saltar la polémica?.
    De verdad en su entorno no les avisó nadie de la tormenta política que se vendría encima ( con toda la razón del mundo) y que las consecuencias las iban a pagar directamente con su futuro profesional en la cosa pública?
    Por curiosidad malsana me gustaría saber quién ha dimitido motu propio y quién ha sido cesado, porque incluso ahí hay clases.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *