Fue injusto y punto

No quise escribir en caliente sobre la aberrante teoría de Maddalen Iriarte según la cual el daño causado por ETA fue injusto o no dependiendo del relato. Lancé, es verdad, un par de tuits al aire, pero para extenderme más, preferí esperar una explicación de semejantes declaraciones a Vocento. Me refiero a algo que fuera más allá del socorrido “El perro me ha comido los deberes”, equivalente en este caso a “Han manipulado mis palabras”, que fue la decepcionante salida de Iriarte. Esa y, de propina, otro comodín de carril: “Mi compromiso con los derechos humanos está fuera de toda duda”. Pues no. Quizá lo estuviera hasta el instante mismo en que pronunció esas palabras, las vio publicadas y no corrió a aclarar que jamás quiso decir lo que apareció en el entrecomillado.

Una rectificación a tiempo es una victoria y en la cuestión de la que hablamos habría evitado la frustración de ver cómo la persona que representa la superación de los viejos tabúes de la izquierda soberanista acaba profiriendo una frase que hiela la sangre en el más rancio y descorazonador estilo de los irreductibles del matarile. ¿De verdad, señora portavoz parlamentaria de EH Bildu, los asesinatos de Brouard o Muguruza fueron justos o injustos en función del relato? Claro que no. Y lo mismo con los de Blanco, Buesa, Jauregi…

9 comentarios en «Fue injusto y punto»

  1. Yo si me creo que el grupo Vocento puede manipular o sacar de contexto las palabras de Maddalen. En todo caso, como la frase es muy desafortunada debiera matizarla y explicarla.
    Me parece muy interesante la primera parte del titular, la relativa a la «violencia reconocida» que menciona Maddalen. Reconocer una violencia es quizás el paso mas importante, porque lleva implícito el reconocimiento de un sufrimiento.
    El PP y el PSOE nunca han reconocido ningún tipo de violencia que no sea la de ETA. Cuando una violencia «no existe», no hay que rechazarla. Es la jugada perfecta.
    Si en lugar de violencia, lo que tienes es que «te ahogas en el rió» , unos casos aislados de mandos de agentes corruptos sin ningún tipo de conexión con los mandos politicos, te pegas en las escaleras de comisaria, te dicen que tienes un tratamiento penitenciario ordinario como cualquier recluso, que tus juicios son justos, los cierres de tus periódicos están ajustados a derecho, etc….si lo que te dicen es que eso te lo estas inventando o que sigue un manual, eso significa que no hay ninguna violencia que rechazar. Y a ella le están continuamente con las apelaciones éticas a una violencia reconocida…encima en ese grupo Vocento que nunca han dicho nada sobre las no reconocidas…pues la verdad, que le debe fastidiar un poco.
    Pero bueno, es lo que hay….va en el sueldo.

  2. Yo creo que el hecho de que Maddalen Iriarte “reconozca” el daño causado por ETA, lo único que añade al debate es que, indirectamente, está reconociendo que Sortu es el albacea político del legado de los “milis”. De otra forma ¿a qué viene ese reconocimiento? Y que conste que no es ningún intento de criminalización por mi parte, es reconocer la realidad ¿Justo o injusto? El que no haya tirado un jersey al aire en honor a un señor que “ voló” en Madrid en diciembre de 1973, que tire la primera piedra.
    Y bueno, yo insisto, como Caton: “ Ceterum censeo Carthaginem esse delendam” . Hoy aparece en la prensa que PfizerBioNTec aportará semanalmente 15600 dosis de su vacuna a Euskadi. Teniendo en cuenta que para,supuestamente, conseguir la inmunidad son necesarias dos dosis y que restan unas veintidós semanas hasta finales de junio (de este año, je,je), se podrían inmunizar un total de 171600 personas en la CAPV, de una población de 2200000 habitantes. ¡Fastuoso éxito! A ese ritmo se tardarían 175 SEMANAS en vacunar al 75% de la población de Euskadi. Más de TRES AÑOS. ¡Y nos preocupamos de si alguien se ha colado!

  3. No hay ningún asesinato justo, un homicidio puede tener una justificación dependiendo de lo hechos acontecidos.
    Los asesinatos de Brouard y Muguruza fueron igual de vil, que los de Blanco, Jauregi o Bruesa.
    Los asesinatos de los primeros, nunca fueron condenados por los gobiernos españoles ni reconocidos como víctimas, y personalmente me atrevo a decir que fueron hasta preparados y aplaudidos.
    Ahora Maddalen con la frasecita de marras deja entrever más de lo mismo pero en la otra dirección.
    Muy peligroso a estas alturas es intentar igualar la balanza de las injusticias con muertos inocentes por medio.
    Esto lo que hace pensar que la conciliación, perdón y olvido por ambas partes salvo excepciones, está muy lejos, y que las «coaliciones» que vemos en algunos casos, son tiritas para una operacion a corazon abierto en la que Maddalen está la más alejada para curarlo.

  4. Esto ya estaba a medio debatir en otro blog. Sigamos.
    Bambata. Haces un alegato de parte. Y desde esa posición de parte te parapetas en el «y tú más». Lo que hacen (o no hacen) los de la otra trinchera te sirve de justificación de lo que hacen (no hacen) los de la tuya.

    A ver qué van a exigir los que no reconocen ni siquiera los hechos o su autoría.
    Ya. Pero esa postura deja al margen la immensa mayoría de la sociedad vasca que también pide posicionamientos claros y que nada tiene que ver con las otras violencias, que le horrorizaron igualmente.
    Tú respuesta a las demandas del Estado…del pp…del psoe…etc…queda clara. «Y tú más y ni siquiera lo admites».
    Vale. ¿Es esa una respuesta válida para la sociedad vasca? «Es que los otros ni lo reconocen». Ya. ¿Y?
    Yo te pregunto a ti.
    Ojo. La respuesta es válida en cuanto que legítima. Cada uno responde lo que quiere. No se puede obligar a nadie a decir lo que queremos que diga.
    Vale.
    Pero los demás valoramos esa posición.
    Y esa valoración es la de que es falso eso tan cacareado de que han hecho autocrítica a ahora les toca a otros.
    Que también les toca a otros…sí.
    Que han hecho autocrítica o crítica…faleo. A eta y sus acciones ni un amago de la más mínima crítica. Al revés…homenajes…continuos elogios desde la prensa afín (esa que parece que no manipula nunca) a los mejores hijos del pueblo.
    Crítica…poca.
    Reconocer el daño causado…es una obviedad.
    Si se niega que ese daño haya sido injusto (o lo que es lo mismo…se dice que bien hecho y por si hay dudas se le rinden honores al causante de ese daño) ¿dónde está la crítica?
    ¿Que no os da la gana de hacer crítica hasta que la hagan otros? Vale. Pues no ponerse medallas.

    Es como si uno de la cuadrilla le da una paliza a su pareja y el resto de los amigos dice «vaya paliza le ha dado…la ha dejado muy mal…pero es que ella también lo ha llevado al límite por esto y lo otro y de eso nadie dice nada».
    Y cuando el maltratador sale de la cárcel…la cuadrilla le hace una cena de homenaje en el txoko.
    «Eh…pero…ya hemos dicho que fue una paliza dura…que la dejó hecha un cromo».
    Pues lo mismo.

  5. Antonio Machado puso en boca de su personaje Juan de Mairena que «la verdad es la verdad, lo diga Agamenón o su porquero».
    La verdadera normalización y el cierre de heridas consiste en apechugar cada uno con su parte de injusticia y no relativizarla. Lo injusto fue injusto. El relato puede incluir las causas, circunstancias o contextos de lo sucedido, pero la esencia moral del asunto es siempre una.
    Esta contaminación de mezclar calificación moral y relato justifica que el adversario puede utilizar lo mismo en sentido contrario. Es evidente que a la Sra. Iriarte le falta nivel político para evitar que le pillen en semejante resbalón.
    De todas formas, por la pinza que representan los intereses que defiende Vocento y EH Bildu no me extrañaría nada que el resbalón no haya sido tal.
    No hay que olvidar que los enemigos de mis enemigos pueden ser mis amigos. Eso si que depende de la categoría moral.

  6. ¿Es justo matar a algien, en el suelo, mientras suplica por su vida? Eso les pasó a Lasa y Zabal. Eso le pasó a Blanco.

    Pero hay que tenerlo en close, en la cosmovisoón fascista, sea ese fascismo de los de hispañistán o del borrokistán, es así. La mera existencia del otro justifica su tortura, su asesinato, etcétera. Ah, y cualquier reparación de las víctimas de la violencia que han ejercido «los buenos» debe ir acompañada de una reparación de la otra.

    De todas formas, que alguien que acaba de demostrar que podría tener un huequecito bien alto en Vox de llamarse Cayetana de Córdoba y haber nacido en Malasaña, me intente convencer de su superioridad moral a renglón seguido de decir semejante fascistada, mueve más bien a risa a que a otra cosa.

  7. Javier, siempre te he tenido respeto desde que hacías el cocidito madrileño. Creo que es conveniente reflejar la integridad de la entrevista (en directo) para que se pueda tener en cuenta también la intención de las palabras dentro de la conversación (más allá de que puedan resultar desafortunadas). De esa manera, se amplía la perspectiva del lector: Éste es el fragmento de la entrevista que nos interesa:

    «P.– ¿Bildu ha hecho ya todo su recorrido ético?

    R. – Absolutamente.

    P. – ¿Reconocerá Bildu y la izquierda abertzale el daño injusto causado por ETA?

    R. – El daño causado por ETA está reconocido.

    P. – ¿Y su carácter injusto?

    R. – Los términos justo o injusto… Aquí cada uno tendrá su relato que hacer. Si le digo que las declaraciones de Mendia sobre que el Estado español está sobre la media de torturas… ¿Eso era justo o injusto? No me importa. Pero ella implícitamente acepta que la tortura fue sistemática y que ha mirado a otro lado.»

    Y ahora, podéis valorar con mayor perspectiva y criticar todo aquello que entendáis que hay que criticar.

    Qué los que criticabas en el cocidito madrileño no sean objetivos y estén jugando con estas cosas tan sensibles para lograr ventajas políticas, vale, pero que Deia y el PNV lo haga, me parece lamentable. Como echo de menos a Arzallus, con él las cosas eran de otra manera. Por cierto, se cumplen 40 años de la muerte de Joxe Arregi, buen momento para contar la justicia y reparación que han recibido sus familiares. Por parte de Deia, el olvido, llo que me decepciona. Por parte de los que encarcelan catalanes por votar, lo esperado. Eso sí, qué malos son lo rusos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *