¿Nacionalizar qué?

Qué gran bravuconada, la del vicepresidente español, Pablo Iglesias. En un remedo aguachirlado del “¡Exprópiese!” de Chávez, el estadista de Galapagar ha porfiado que no le temblaría el pulso en nacionalizar farmacéuticas si eso garantizara el derecho a la salud. Como es obvio, los capos de las boticas al por mayor no están para chorradas, pero en el remoto caso de que la fanfarronería hubiera llegado a sus oídos, no es difícil imaginar la carcajada inyectada de desprecio. Puro principio de realidad: es mucho más fácil que una farmacéutica intervenga un Estado (presuntamente) soberano que la viceversa. Basta poner frente a frente los recursos financieros de cada cual para comprobar quién saldría ganando de un pulso.

Y como dolorosa prueba del nueve, ahí tenemos bien reciente la claudicación de toda una Comisión Europea frente al emporio AstraZeneca. Incluso con una actitud valerosa y digna de elogio, todo lo que ha conseguido la entidad que representa a 27 gobiernos es que los trileros de vacunas se avengan, ya si eso, a servir la mitad de las dosis inicialmente comprometidas hasta el mes de marzo. Una humillación, sí, pero el mal menor cuando en el zoco despiadado de la inmunización hay postores con mucho parné que decuplican el precio por vial que acordó la UE. Es el mercado, amigo Iglesias.

15 comentarios en «¿Nacionalizar qué?»

  1. Ardores revolucionarios de mentirijillas.
    Además con los precedentes que hay, si cayeran en manos del estado se forrarian otros y el problema no se solucionaría ni de coña.
    Y si no que se lo pregunten a los súbditos de Putin. Primero nacionalizar y luego venderlas a unos amiguetes.
    Está todo inventado ya.

  2. Buenos días, Javier.

    Cuando escuché las declaraciones de Pablo Iglesias en la tele, a respuesta del periodista lo que respondió fue que: «Si fuera necesario, nacionalizaría las farmaceuticas». Y luego el resto de la respuesta. Repito… Si fuera necesario (hay que dar a las palabras su justo valor).

    Eso me ha llevado a ojear el Título VII de la Constitución y a su artículo 128: Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general.
    Se reconoce la iniciativa pública en la actividad económica. Mediante ley se podrá reservar al sector público recursos o servicios esenciales, especialmente en caso de monopolio y asimismo acordar la intervención de empresas cuando así lo exigiere el interés general.
    Luego continúa con una sinopsis que por su extension, no voy a copiar.

    No hace más de un año también otros partidos hablaron como posibilidad la nacionalización de NISSAN o ALCOA. Nadie lo tomaba como desquiciado porque el target no era Pablo Iglesias.

    Nada, que continúe la cacería. Pero si no fuera por PODEMOS en el Gobierno, habría que ver las medidas económicas que habría tomado Sánchez sin ese freno.

    Un saludo

  3. Hombre, nacionalizar sí que es un poco pretender evitar incendios forestales con tala previa y masiva de árboles.
    Pero en el hipotético caso de que exista alguien con sentido público que quiera aprender de esta super crisis (sanitaria, social y económica), deberá arbitrar soluciones para no depender del mercado, sobre todo en servicios y bienes generales. ¿Hay algún inconveniente ético en que el Estado afronte una producción de fármacos vitales para la salud de todos? ¿Por qué la atención médica está en manos públicas, coexistiendo con el negocio privado, y la producción farmacéutica no? Por qué la educación está organizada con un sistema mixto publico privado, y la producción de medicinas y material sanitario no?
    Las guerras, y esta es una, sirven para establecer hitos en cuanto a funcionamiento de la sociedad y los estados. Yo me niego intelectualmente a admitir que mi salud dependa de las decisiones de una corporación privada.
    Y si la Unión Europea ha sido incapaz de poner firme a AstraZeneca, habría que preguntarse para qué sirve la Unión Europea. Una institución que es incapaz de defender a su población en algo tan básico como la salud, ¿a qué se dedica? En la crisis de 2008 sirvió para que los bancos se forraran comprando deuda de países en apuros, para chantajearles más tarde. En la del 2020 para que las farmacéuticas hagan su negocio, sin molestarles mucho. ¿Para cuando deja la Unión Europea la utilidad para la gente corriente?

  4. @Esnepel,

    El objetivo principal de la UE no fue el económico, sino crear un proyecto de paz después de ver a Europa desangrarse durante 2000 años en matanzas ininterrumpidas hasta 1945. Y en ese sentido ha sido todo un éxito. Decir que ‘para qué sirve la UE’ Y a ‘qué se dedica’ no deja de ser una simpleza dicha en esta feria de barra libre que son las redes sociales.

  5. Y algunos lo creerán, y no es para menos.
    El profeta Iglesias, asaltador y negociador de reinos celestes, ha logrado pasar de perroflauta, a vicepresidente segundo del reino bananero hispanistaní en tiempo record, a base de puñaladas traperas a sus socios de acampada.
    Eso le hace «creer» que es el salvador de los parias desde su trono de Galapagar.
    Le haría falta mucho más que el pase y apoyo de los Pedros, el de arriba, y el de abajo, para poder hacerse notar ante la potente Industria farmacéutica, antes de caer fulminado como un vulgar mosquito.
    Intervenga usted las Eléctricas españolas, como hablaba desde Vallecas en otros tiempos no tan lejanos.
    ¡Por qué no te callas, bocazas!

  6. Bueno, miremos la REALIDAD y no nuestras ENSOÑACIONES. Me dan escalofríos pensando que la investigación e implementación de la vacunación por la COVID-19 estuviese en manos PÚBLICAS. Aunque la financiación de las vacunas ha tenido una parte de financiación pública, ha estado prácticamente en su totalidad en manos de empresas privadas. Y como he comentado en otras entradas, la financiación privada ha sido muy importante. A expensas de poder dilucidar definitivamente la EFECTIVIDAD de las diversas vacunas, este proceso ha sido la historia de un ÉXITO sin precedentes. Vista la “eficiencia” en la gestión de la pandemia de los políticos y administraciones “competentes”, lo dicho, escalofríos me dan de pensar lo que hubiese sido el que hubiese estado directamente en sus manos la producción de las vacunas en cuestión. En última instancia la elección está entre el “malévolo” y “eficaz”mercado y los “benéficos” e “incompetentes” políticos o funcionarios.

  7. Pues en España no se que farmacéutica nacionalizarían si todavía no hemos sacado ninguna vacuna .Es un mercado Persa y España solo puede ponerse debajo del paraguas de Europa ,aguantar y pillar lo que y cuando le toque .Fuera de Europa estaríamos comprando la Rusa y con mucha suerte .
    Nosotros no somos Inglaterra .

  8. @Itzi

    Pues según publica la revista médica ‘Lancet’, y que aparece en los medios hoy mismo, la vacuna rusa ‘Sputnik’ tiene una eficacia del 92 % de acuerdo con una muestra de 20000 vacunados. O sea que menos prejuicios y mas y mejores datos antes de escribir alegremente.

  9. Eso, eso. Viva Rusia y sus matanzas de opositores. O su trato al feminismo, a los homosexuales… Menos prejuicios, ¿no?

  10. Siendo bien pensado, creo que Pablo Iglesias tiene un problema: no se da cuenta de que no es lo mismo hablar en la Puerta del Sol megáfono en mano, o en un aula a jóvenes estudiantes, que hacerlo ahora desde su posición de vice-presidente del Gobierno.
    Como suele decirse, una cosa es predicar y otra dar trigo. Las puras teorías, desde una oposición, pueden ser encendidas, pero desde un Gobierno de la Nación, que es donde él está ahora, no.
    Y si se da cuenta de estas diferencias y dice lo que dice, pues queda en muy mal lugar, y demuestra que no está bien donde está, pero allá él, y espero que el tiempo, y unas próximas elecciones, le pongan donde le corresponde, aunque tiene todo el derecho a aspirar a ser Presidente del Gobierno, pero para ello, tiene que demostrar que es capaz de cumplir lo que promete y lo que la ciudadanía esperan de él, cosa que hasta la fecha, en mi modesta opinión, no está consiguiendo.

  11. @Javier Vizcaino

    ¿ Qué tiene que ver la ciencia rusa con el hecho que Putin sea un ex-KGB y su regimen una dictadura de facto ?… madre mía !..

  12. Viva Rusia no pero si la vacuna tiene eficacia la vamos a rechazar? Al petróleo de Arabia Saudí o al gas de Argelia no le hacemos ascos.

  13. Para Taskuka witko… ¡EMPÁTALE! y luego le llamas perro flauta o le mandas callar por bocazas (a él o a cualquiera como él).

    Trayectoria en la universidad
    Siguiendo el ejemplo de sus padres, Pablo Iglesias estudió Derecho en la Universidad Complutense de Madrid (UCM), «LICENCIÁNDOSE» en 2001 con una calificación media de 7,3, para comenzar a estudiar el año siguiente Ciencias Políticas y de la Administración en la misma universidad.​ También en 2001 participó en el movimiento antiglobalización, donde defendió la desobediencia civil como forma de lucha.​
    En 2002 publicó su primer artículo en una revista académica.​ Dos años después, obtuvo la LICENCIATURA EN CIENCIA POLÍTICA, con PREMIO EXTRAORDINARIO A «MEJOR EXPEDIENTE DE SU PROMOCIÓN».​
    A partir de 2006 trabajó como INVESTIGADOR en la Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), la cual, según sus estatutos, se dedicaba «a la producción de pensamiento crítico y al trabajo cultural e intelectual para fomentar consensos de izquierdas».​ También empezó a colaborar como ARTICULISTA en diferentes medios de prensa escrita, como Diagonal,​ Rebelión​ y Kaosenlared.
    Gracias a una beca, Iglesias se mudó en 2007 a Cambridge para estudiar en el Centre of Latin American Studies.
    En 2008 obtuvo el «DOCTORADO», también en la Universidad Complutense de Madrid, con una tesis sobre la acción colectiva postnacional dirigida por Heriberto Cairo Carou con una calificación de «SOBRESALIENTE CUM LAUDE»,​ así como el DIPLOMA DE ESTUDIOS AVANZADOS en Ciencia Política y de la Administración y el certificado de docencia, con la calificación de «SOBRESALIENTE».

    Además, realizó un MASTER EN HUMANIDADES (2010) por la Universidad Carlos III con una tesis sobre análisis político del cine, y un MASTER OF ARTS IN COMMUNICATION (2011), título propio de la European Graduate School (Suiza), donde realizó cursos de filosofía de los medios de comunicación y estudió teoría política, cine y psicoanálisis.
    Fue «PROFESOR INVESTIGADOR» de Ciencias Políticas en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la UCM desde 2003 a 2014, año en el que dio el salto a la primera línea de la política.

    Chico o le empatas o, mátame camión!!! Hi, hi, hi.

    Un saludo y una disculpa, Javier.

  14. Odriozola:
    El proyecto europeo fue un proyecto económico: Primero unión económica del Benelux Bélgica Holanda y Luxemburgo), después la Europa del carbón y del Acero, con estos más Alemania, Francia e Italia, que además de Unión Económica -se llamaba el Mercado Común-(no cobrarse aranceles entre ellos) crearon la unión aduanera (cobrar a terceros países los mismos aranceles). Después llegaron distintos acuerdos, entre ellos el de Maastrich (movilidad de personas, libertad de contratación laboral, etc..), el de Lisboa. Y así los comerciantes nos lograban la paz, y también la deuda disparada con un euro caro para los exportadores y el crédito fácil para los más pobres. Pero los acuerdos políticos tardan en llegar y cuestan muchísimo por el poder de veto. No ha habido una política exterior ni de defensa común hasta hace poco…
    Que el objetivo era dejarse de guerras, por supuesto. Cualquier acción humana va encaminada a ello, hasta las mayores iniquidades se hacen en busca de la paz.
    Después de 2000 años (antes de Cristo ya había guerras por Europa), repito: ¿Para qué sirve la UE, (pregunta retórica) si no puede garantizar el suministro de vacunas suficiente a su población?, si no sirve para acordar una política común humanitaria con los inmigrantes que arriesgan su vida huyendo de la miseria, si es incapaz de establecer políticas fiscales que impidan que los buitres tecnológicos se aprovechen del nivel de consumo de su población mientras contribuyen con un nivel ridículo de impuestos?
    Yo a los estados, a las uniones de los estados y a todo el que tenga poder sobre mi le pido que me proteja, que me garantice servicios básicos, educación, seguridad y sanidad, que me libere de ciclos económicos, que me facilite una vida digna (el «me» es retórico, como comprenderás). Y esto, que no era el objetivo de la Unión Europea, debería serlo. Si debemos agradecer que no nos bombardee el vecino, se agradece, pero la simpleza consiste en ver solo la historia de hazañas bélicas que nos cuentan siempre, y no lo que de verdad nos atañe en nuestra salud, seguridad y progreso.
    Espero que mi comentario no sirva para que me desprecies otra vez por mi atrevimiento a soltar mis opiniones en las redes sociales, donde sólo deberías acceder tú para que suban un poco de nivel.

  15. Yo no rechazo ninguna
    Pero por el momento parece que las vacunas que han solicitado casi todos los países son las que se han comprado aquí
    Ojalá la Rusa tenga buenos resultados
    Así otra más ,
    Perjuicios parece que tiene el que me los achaca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.