Titiriteros o así

Se agradece que en medio de la aburridera indecible de los cortejos para una investidura que seguramente no se consumará, aparezcan episodios que distraigan la atención siquiera por un rato. Verbigratia, la mentecatez de los (presuntos) titiriteros detenidos por (también presunta, aunque esto ya saben que suele ser menos) apología del terrorismo. Decían los primeros titulares escandalosos que los faranduleros habían desplegado ante unas criaturas una pancarta en la que se leía Gora ETA, y había que ir a la letra pequeña para enterarse de que el lema literal en cuestión era Gora Alka Eta. No sabría decirles si eso es peor, parecido o mejor que lo otro, pero sí que, aparte de ser una melonada sin puta la gracia, llevarse a alguien al cuartelillo y cascarle una denuncia por un delito muy grave por eso resulta una exageración notable y, desde luego, una injusticia monda y lironda.

Ahora, igual que les digo lo anterior, añado que hay que ser muy cretino para plantarse frente a una audiencia infantil, no ya con la soplapollez de la pancarta, sino con el resto de ingredientes que trufaban la (otra vez presunta) representación. Anoten: el ahorcamiento de un juez, el acuchillamiento de una mujer (monja según unos; bruja, según otros) embarazada, y como chorrada menor, una arenga a los pequeños espectadores para ocupar pisos vacíos.

Quizá es porque soy un facha del copón de la baraja, amén de un palurdo incapaz de captar la transgresión artística en grado supremo, pero todo lo descrito me parece una pasada de frenada sin matices. Y me alivia que las actuales autoridades municipales de Madrid, que no son precisamente del Opus, opinen lo mismo.

22 comentarios sobre “Titiriteros o así”

  1. 1. La obra no era para niños tal como indicaban los propios titiroteros en su blog. Fue el Ayuntamiento el que decidió programar la función de teatro a media tarde, en la calle.

    2. La obra está inspirada en «El Retablillo de Don Cristóbal», de Federico García Lorca, quién algo de «pasarse de frenada ya sabría». De hecho, le fusilaron.

    3. La mini pancarta, en su contexto teatral, precisamente denuncia la manipulación del «todo es ETA» y su utilización como comodín.

    4. La obra de títeres (muñecos, ficción) en cuestión, es una peli de risas comparada con cualquier Informativo en horario infantil.

    Saludos.

  2. Mireusté, señor Papus, me argumente, pero sin falacias de manual, por favor.

    1. Si la obra no es para niños y el público está compuesto por niños, no se representa. Punto.
    2. ¿A qué saca a colación a Lorca? ¿»Inspirado»? En qué parte de la obra del autor viene lo del juez, la monja embarazada asesinada, los de ocupar pisos. O preguntado en menos finos: ¿Qué tiene que ver las gónadas con la ingestión de trigo?
    3. Venga ya. Y de la pancarta creo que he dicho algo muy claro.
    4. Falacia de la privaciuón, así se llama esa pobreza argumental que consiste en decir que hay cosas iguales peores. Eso vale para el toro de la Vega, la homofobia, el racismo… Siewmpre hay un compartamiento peor. Eso sí, cómodo es un rato. Ley del embudo.

  3. Si la obra no es para niños y se esta representando en la mitad de la calle, en cuanto ves el percal te llevas a los niños de ahí. De cajón.

    Por si no entiende lo de la inspiración:
    inspirar(se): Según RAE
    1. Cuando significa ‘hacer nacer en alguien [sentimientos o ideas]’
    2. Cuando significa ‘sugerir [a alguien] ideas, especialmente para la composición de una obra artística’
    3. Como intransitivo pronominal, con el sentido de ‘tomar inspiración en algo o tener como modelo algo’
    Hay que explicarle porque lo de inspirar no supone copiar lo hecho por otro o que?

    En la obra esta la pancarta de gora Alka-eta la pone un policía al lado de una chica a la que previamente ha dejado inconsciente para incriminarle por ello… Lo mismo que denunciaban les ha pasado.

    Que para tu gusto esa sátira sea fuerte en contenidos me parece hasta lógico, tu serás más sensible que otros, o menos, de acuerdo; entonces está claro que estamos ante una discusión sobre un tema de gustos, de algo subjetivo, pero es que de ahí a leer la basura de auto de un juez de la AN por la que falta a la verdad y subjetivamente interpreta y da un sentido a una pequeña pancarta para poder acusar de enaltecimiento a unos titiriteros y además se pase 60 pueblos mandándolos a la cárcel dictando prisión incondicional, va un trecho enorme.
    Y ya, lo que es incomprensible, es que un periodista como tu, en lugar de fijarse en lo que de verdad es grave en este suceso, te dediques a escribir cosas como esta que has escrito y ni se te haya pasado por la cabeza que lo que aquí de verdad está en juego es la libertad de expresión.
    O quizá no sea tan incomprensible.

  4. Uf… Lo primero, creo que en el primer párrafo dejo bien claro lo que oipno de la apología, etc, etc. Otra cosa es que cada uno lea lo que quiera leer. Igual que también es otra cosa que cada cual entienda que «lo importante es lo que digo yo». Ante eso, imposible argumentar.
    Sobre sensibilidades, me hace gracia (de la de llorar un río) que los argumentos sean los de Sostres, Antonio Burgos, Dragó, etc. O sea, lo de «si no aguntas una broma, te marchas del pueblo». ¿Hacemos igual con la violencia machista, el racismo…? A mi me repatean los relativismo, o sea, la ley del embudo.
    Y al final todo se reduce a Aznar diciendo que quién eres tú para conducir por mi, y que si yo puedo beber lo que me dé la gana, y al que le moleste, que se quite…

  5. 1. Es el Ayuntamiento y NO la compañía de Títeres quiénes decidieron el horario a media tarde. La obra se había representado en Granada en un recinto cerrado. Problema del programador, no de la Compañía. No mate usted al mensajero. Pásese por la web de la Compañía y tiene perfectamente clasificadas las obras para «Público Infantil» y otras categorías. No es el caso en cuestión. Infórmese, por favor.

    2. El guión resumido de la obra para su información:

    En esencia, “La Bruja y don Cristóbal” procura representar, bajo las figuras recurrentes de cuentos y teatros, la “caza de brujas” al movimiento libertario que ha sufrido en los últimos años, con los montajes policiales estilo “Operación Pandora”. La obra está protagonizada por una bruja, que representa a las personas de mala fama pública, y que se ve en la situación de enfrentarse a los cuatro poderes que rige la sociedad, esto es: la Propiedad, la Religión, la Fuerza del Estado y la Ley. La protagonista está en su casa, y, en primer lugar, su vida es interrumpida por la aparición del “Propietario”, que resulta ser el legítimo poseedor legal de la casa donde vive. No existen monjas violadas; bajo la forma de los muñecos, los adultos podemos comprobar que el propietario decide aprovecharse de la situación para violar a la bruja; en el forjeceo, la bruja mata al propietario. Pero queda embarazada, y nace un niño. Es entonces cuando aparece la segunda figura: una monja, que encarna la Religión. La monja quiere llevarse al niño, pero encuentra resistencia en la bruja, y en el enfrentamiento, la monja muere. Es entonces cuando aparece el Policía, que representa la Fuerza del Estado, y golpea a la bruja hasta dejarla inconsciente, y tras ello, construye un montaje policial para acusarla ante la Ley, colocando una pancarta de “Gora Alka-ETA” sobre su cuerpo, que intenta mantener en pie para realizar la foto, como prueba. A partir de este montaje policial, surge la cuarta figura, que es la del Juez, que acusa, y condena a muerte, a la protagonista, sacando una horca. La bruja se las arregla para engañar al juez, que mete la cabeza en su propia soga, y la aprovecha para ahorcarle, para salvar su propia vida. El relato continúa algo más, pero esta es la esencia de lo que transcurre, y donde se encuentra toda la polémica.

    3. Léase usted el guión del punto 2 justo cuándo entra en escena el Policía y la razón de la pancarta.

    4. Opinar de una obra y de sus intérpretes sin siquiera haberse leído el guión previamente, no es muy, digamos, que profesional.

  6. Das más importancia a dar tu opinión subjetiva sobre la obra que a denunciar algo tan grave como es lo que ha hecho el juez Ismael Moreno con estos dos chavales, y tu hablas de que te la repatea el relativismo? Qué es lo grave aquí? Quien lo relativiza en su comentario?
    Y el argumento ese de Sostres y demás… Infumable y más mezclándolo con la violencia machista y el racismo.
    Si la obra era en mitad de la calle y no es para niños nadie te obliga a verla. Si o no? Eso nada tiene que ver con la comparación tan poco acertada que tu haces.
    Y dime, de lo que ha pasado, qué crees que es lo más grave? (por evitar el relativismo y tal..)

  7. De lo que ha pasado, lo más grave, sin parangón, es el encarcelamiento y el encausamiento. Dicho lo cual, dedico el espacio que queda a lo otro, porque también me parece importante.

  8. Si esto va de quién es más prolijo, me rindo.
    Ahora, punto 2, guión (o «guion», según la RAE), menuda chufa panfletaria y cutre. Te3ngo casdi 50 tacos. Lo de la transgresión me pilla muy mayor… porque es viejo como el hilo negro.
    Y como he dico a otro amable comentarista, lo más grave es, efectivamente, el encarcelamiento y el encausamiento.
    Menuda faltada lo de la profesionalidad. Pero aporta mucho al contexto el que lo haya hecho. Por cierto, me habñía leido el tal guion las exégesis de la peña… con el resultado de reafirmarme.

  9. Como supongo que no estabas viendo la representación de los titiriteros con tus niños, tus conocimientos del caso vienen de lo que has leído.
    Mis conocimientos sobre el tema son del mismo fundamento, pero creo que leyendo de distintas fuentes y no de distintos medios sino de fuentes opuestas.
    El 99% de dichas fuentes son lo mismo, «leña a los titiriteros» lo que indica la pluralidad de los medios españoles.
    Usted tiene toda la libertad para criticar la obra o como le quiera llamar, pero que la libertad de expresión se ha vulnerado en este caso, es de copón……
    Prohibirán los carnavales y la culpa será de los niños que serán tontos para algunos.

  10. «El 99%»… Venga ya. Menos lloros, que, como mucho, estamos al 50.
    Por cierto, el año pasado, quñé guay lo del conejal pepero de Durango vestido de nazi… Ah, que no, que eso no es transgresión.

  11. Sin tantas sutilezas, ni dobles o triples mensajes, la bruja averías , de la bola, en mi tiempo decía:! Viva el mal, viva el capital!.
    Claro, contundente y sencillo.
    Punto.
    Pena, que no haya marionetas como aquellas.

  12. Pena, Quecaro, que luego la peña que escribía esas cosas no fuera consecuente… Pero molar, molaba un rato, era requetechupi.

  13. Llorar?
    Osea que los medios de comunicación españoles, teles, radios, diarios y revistas repartidos entre la izquierda y la derecha están a un 50-50?
    Buen ojo, que santalucia te conserve la vista

  14. No va de número. Va de influencia real. Mire un poco los fenómenos recientes.
    Ahora, si no me concede que algo sé de esto, pues nada. Solo llevo 25 años en mi oficio y más de 15 estudiando específicamente medios. Pero usted sabe más.

  15. Más que los que lo escribían, algunos les sigo la pista y siguen dando la barrila , quienes lo veíamos. Caló hasta los tuétanos Walt Disney, que le vamos a hacer, así hemos salido todos.
    En fin, libertad de expresión, pero oye fácil de entender, decir las cosas claras, no que tenga uno que entender el simbolismo de la bruja, la monja embarazada por la forclusión del nombre del padre, o del gran Otro lacaniano.
    Que si la proclama es el terrorismo global, si las focas beben whysqui……Teatro sin aspirinas y libertad a los titiriteros.

  16. Vale, Quecaro, te doy la razón. Libertad de expresión para que Sostres, Burgos y Dragó… En fin. Paso.

  17. Pues si como dice Papus, la intención del guión era evidenciar la caza de brujas por parte de Propiedad (Aytmto), Religión, (Dignidad y J), Estado y Ley (AN), lo han clavado.

  18. También el porno es libertad de expresión (siempre que los actores se presten libremente a ello), pero eso no quiere decir que puedas montar un espectáculo público alegremente.

    Coincido con Javier: a los titiriteros de marras no debería habérseles aplicado la ley antiterrorista, y opino que el juez debería levantar inmediatamente los cargos. Pero creo que hay alguna ley de protección a la infancia que sí aplicaría aquí.

    No me vale la excusa del contexto. Por la propia naturaleza de la representación, donde la gente puede incorporarse a medio, tienes que contar con que el sentido de tu obra puede malinterpretarse; con que, incluso asumiendo que el guiñol siempre tiende a la violencia grotesca, una violación o un ahorcamiento se pasan un poco de rosca; y con que lo de la pancartita iba a traer cola. En resumen, que si tú mismo dices que la obra no es para niños, no la representes donde los niños puedan verla.

  19. No.
    Pero por favor, cuando salgan de chirona, que Ayuntamientos varios les contraten en las fiestas y así lo vemos…eso sí avisando con un cartel gigantesco , del tamaño de la bandera de Aznar, que es para Alka-adultos.
    Que luego pasa lo que pasa, y eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *